CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Mucormicosis

Mucormicosis

Publicado por Dr. Dario Vieira el 15 enero 2013 en Odontologia

Mucormicosis puede manifestarse en la boca como ulceración y necrosis del paladar. La ulcera se observa con bordes necróticos con el hueso expuesto y la encía que lo rodea esta espesa.

Mucormicosis

Los agentes causales más frecuentes de la mucormicosis son las especies Rhizopus, Rhizomucor y Cunninghamella, pero las especies Apophysomyces, Saksenaea, Mucor y Absidia también dan lugar, en ocasiones, a esta infección.

Zigomicosis es un término que engloba a la mucormicosis y a la entomoftoramicosis. Esta última es una infección tropical del tejido subcutáneo o de los senos paranasales que producen las especies Basidiobolus y Conidiobolus.

Las especies Rhizopus y Rhizomucor son ubicuas; aparecen en los vegetales en descomposición, el estiércol y los alimentos con azúcar abundante.

Infección por Mucormicosis

La infección que se inicia en los senos paranasales y en la nariz, afecta preferentemente a los pacientes diabéticos mal controlados, pacientes quemados, los que tienen un proceso hematológico maligno, malnutrición, uremia, cirrosis hepática, pacientes infectados por VIH, los que han recibido transplante de órganos, así como también, los que reciben quimioterapia por cáncer y los tratados con terapia inmunosupresiva.

La infección se adquiere en la naturaleza, pues no se contagia entre personas

En todas las formas de mucormicosis, el hecho más destacado es la invasión de los vasos por las hifas. El principal hallazgo histológico es la necrosis sistémica o hemorrágica.

Manifestaciones de la Mucormicosis

La mucormicosis se manifiesta con fiebre ligera, cefalea, dolor sordo sinusal y a veces congestión nasal, o con una exudación nasal fluida y sanguinolenta que, al cabo de unos días, es seguida de diplopia, aumento de la fiebre y obnubilación. La exploración revela una disminución generalizada unilateral de los movimientos del ojo, quemosis y proptosis.

La necrosis que se produce en el tejido del seno nasal y paranasal puede acabar perforando el paladar. La ulceración y la necrosis del paladar son las características clínicas bucales más comunes.

La úlcera está claramente demarcada por un borde necrótico, el hueso se presenta expuesto y la mucosa que rodea la úlcera usualmente es espesa. Una complicación común es la invasión orbitaria e intracraneal.

La mucormicosis pulmonar se manifiesta por una neumonía grave progresiva que se acompaña de fiebre alta y postración. El centro necrótico de los infiltrados grandes se puede cavitar. Con frecuencia hay diseminación hematógena del agente causal a otras áreas del pulmón, así como al cerebro y otros órganos. Es raro que el paciente sobreviva más de 2 semanas. La invasión gastrointestinal se manifiesta por la aparición de una o más úlceras con tendencia a la perforación.

La diseminación hematógena puede partir del tubo digestivo, el pulmón o los senos paranasales, aunque en ocasiones no se encuentra la puerta de entrada.

Diagnóstico de la Mucormicosis

Para el diagnóstico son muy útiles las pruebas de imagen como la Tomografía Computarizada y la Resonancia Magnética para determinar la extensión de la destrucción ósea y la extensión de la sinusitis antes del tratamiento quirúrgico, además de permitir evaluar posteriormente al paciente.

Las lesiones pulmonares y de las estructuras craneofaciales se diagnostican mejor por biopsia y cortes histológicos, poniendo en evidencia las hifas. Los cultivos de sangre y LCR son negativos. Los frotis o el cultivo del esputo pueden ser positivos cuando hay una lesión pulmonar cavitada.

La corrección de los factores predisponentes, como el control de la diabetes mellitus y la reducción de los fármacos inmunosupresores, facilitan el tratamiento de la mucormicosis. Con un tratamiento correcto se obtiene la curación en aproximadamente la mitad de las infecciones craneofaciales. La supervivencia de los pacientes con mucormicosis pulmonar, digestiva o diseminada es rara.

Comentarios

2 comentarios para "Mucormicosis"

  • El 06.06.2016 , Irene jimenez velazquez ha comentado:

    Hola,
    Mi esposo tubo mucormicosis de paladar hace 2 años y. Desde su alta a estado padeciendo de infecciones todo el tiempo, mi preocupación es que cada dia aumenta la cefalea y últimamente empieza con los mismos síntomas antes que supiéramos de su enfermedad y tenemos miedo a que vuelva a activarse el hongo y lo malo es que el maxilo-facial dice que es normal y que cada dia va a empeorar; Nos pueden ayudar?

    • El 06.06.2016 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      Si se repite el cuadro clínico que ya padeció su marido deberá llevar un control médico, por lo tanto, le recomiendo que no demore su visita con el especialista.
      Un saludo.

Deja tu comentario