PIDE CITA GRATIS AQUÍ
PRIMERA VISITA GRATIS 932 656 722 Barcelona - 914 467 354 Madrid

Muela muy rota a nivel de la encía

Una  muela rota es una de las urgencias más comunes en la consulta dental, más en los tiempos actuales de estrés y pandemia. Y es que el estrés, causa principal del bruxismo, la caries dental, las contusiones,… son algunas de las causas que pueden provocar que un diente se rompa o fracture.

A continuación te explicaremos que es una fractura dental o lo que es lo mismo, que un diente se rompa y también cuales pueden ser sus principales causas y tratamientos. ¿Cuáles son las causas de las fracturas o roturas dentales? ¿Qué debes hacer si se te rompe un diente? Preguntas más frecuentes sobre muelas muy rotas.

¿Qué es una fractura o una rotura dental?

Una fractura dental es una rotura o quebrantamiento de la estructura dental a causa de una contusión o golpe, caries,… Podemos distinguir diferentes tipos de fracturas dentales en función de las estructuras que esta afecta. 

Así pues tenemos:

  • Fracturas o fisuras del esmalte dental (Grietas en el esmalte).  Este tipo de fracturas o roturas dentales son superficiales.
  • Fractura de la corona dental sin afectación pulpar.  Este tipo de fractura afectará al esmalte dental y a la dentina, pero no a la cámara pulpar del diente (pulpa) o nervio.
  • La fractura de la corona dental o coronaria con afectación pulpar. En este caso, este tipo de fractura afectará al esmalte, a la dentina y a la cámara pulpar del diente o nervio. 
  • Y la Fractura radicular intra-alveolar. En este caso la fractura es supra-gingival y hay presencia de movilidad dental (de la corona del diente al tocarla).
  • Fractura corono-radicular. En esta situación la  fractura es a nivel sub-gingival y afecta a la raíz del diente.

Debes saber que dependiendo del tipo de fractura dental o de rotura del diente que se presente se podrá establecer un plan de tratamiento u otro. En el caso de una fractura corono-radicular desgraciadamente, únicamente se podrá planificar la extracción de la pieza dental ya que no será posible su tratamiento. Un diente roto o fracturado no es un tema baladí y siempre se deberá valorar y tratar con celeridad en la clínica dental.

¿Cuáles son los síntomas y signos de un diente fracturado o roto?

Los principales síntomas y signos de un diente fracturado o roto son los siguientes:

  • Presencia de un dolor moderado a agudo o fuerte al morder u ocluir con el diente afectado que aparece y desparece rápidamente. También puede suceder que este, “a priori” no presente dolor. (Ej: un diente endodonciado).
  • Dolor esporádico sin estimulación.
  • Hipersensibilidad o molestia/dolor dental al frío y al calor.
  • Sensibilidad a la palpación.
  • Posible movilidad de la pieza afectada (dependiendo del tipo de fractura que está presente).
  • Pérdida parcial o completa de la anatomía dental.

Si presentas una fractura dental o uno de tus dientes se ha roto deberías acudir a una clínica dental sin demora. El pronóstico de este diente dependerá de la celeridad en que este sea valorado y tratado correctamente por un profesional.

¿Cuáles son las principales causas de las fracturas o roturas dentales?

Un diente puede fracturarse o romperse por diferentes causas a parte de por recibir un golpe o una contusión. Algunas de estas causas pueden ser:

Rotura de dientes por caries

La caries dental es una patología multifactorial, infecciosa y contagiosa que se caracteriza por la destrucción irreversible de los tejidos dentales resultado de su des-mineralización provocada por los ácidos que origina la placa bacteriana.

Una caries dental no tratada a tiempo correctamente podrá provocar la rotura del diente, un absceso dental,… y asimismo, la pérdida prematura del diente.

Este es sin duda la principal causas de que los dientes se rompan. Prevenir la caries dental es posible manteniendo unos correctos hábitos de higiene buco-dental, llevando una correcta alimentación y realizando periódicamente revisiones en una consulta dental.

Fractura dental por bruxismo

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin un propósito funcional y es otra posible causa de las fracturas dentales.  Afecta tanto a niños como a adultos y no hay discriminación entre hombres y mujeres. Existen dos tipos de bruxismo dependiendo la forma de mover los dientes:

  • Bruxismo céntrico. Se produce cuando la persona aprieta los dientes con fuerza. Este tipo de bruxismo provoca dolores maxilares, cefaleas y dolor cervical. Este tipo de bruxismo además provoca atracciones cervicales (retracción gingival) sobretodo en la zona de los premolares.
  • Bruxismo excéntrico. Se produce cuando se rechinan los dientes. Provoca el desgaste dental, dolor dental y maxilar,… Asimismo, podemos encontrar dependiendo del momento en que se realice esta para-función:
  1. Bruxismo nocturno. Es el más habitual y se produce de forma inconsciente mientras se duerme.
  2. Bruxismo diurno. Se produce durante el día aunque en ocasiones la persona no es consciente que está en tensión apretando los dientes.

El bruxismo puede deberse a causas muy diversas, físicas o psicológicas, entre las cuales podemos encontrar:

  • Problemas de mal-oclusión y/o de mal-posición dental.
  • Malos hábitos a la hora de dormir (dormir en una posición incorrecta).
  • Estrés/depresión.
  • Ansiedad.
  • Patología periodontal o piorrea.

El bruxismo se tratará en la mayoría de los casos mediante la utilización de una férula de descarga rígida que se realizará y ajustará periódicamente en la consulta dental.

Desmineralización del esmalte dental

Se conoce como hipoplasia dental a la patología o enfermedad que se produce cuando el esmalte dental no se ha formado correctamente. Esta es una alteración que se origina normalmente en la fase de la formación de las piezas dentales, concretamente en el proceso de formación del esmalte dental. Es decir, antes de que los dientes erupcionen.

El esmalte dental en casos de hipoplasia es más débil, delgado y normalmente irregular lo que puede inducir a que las piezas dentales son más susceptibles a romperse. Pero el esmalte dental también puede desmineralizarse por una alimentación inadecuada (consumo de muchos ácidos como cítricos, colas,…)

Así como no se podrá intervenir sobre la mayoría de hipoplasias dentales sí lo podemos hacer sobre la alimentación evitando el consumo excesivo de ácidos, utilizando dentífricos y enjuagues con un alto contenido en flúor,…

Contusiones o golpes dentales

Un fuerte golpe o contusión en la boca podrá provocar lesiones en las piezas dentales y en los tejidos blandos de la cavidad oral (encías, mucosas, labios,…).

Un golpe o traumatismo dental normalmente está originado a la práctica de deportes de contacto, un accidente o a una caída.

Un traumatismo podrá provocar la fractura o rotura del diente afectado, su desplazamiento e incluso su avulsión. Es muy importante para intentar preservar en salud el diente afectado por un golpe o una contusión dental, acudir inmediatamente a una clínica dental.

Mal-posición dental

Una mal-posición dental podrá provocarte problemas en tu salud buco-dental más allá de la estética de tu sonrisa, como caries por un difícil acceso a una correcta higiene o cepillado que podrá conllevar la fractura de dientes por caries.

Una mal-posición dental, un apiñamiento, se podrá corregir generalmente mediante un tratamiento de ortodoncia. La primera visita con un ortodoncista se debería realizar a los seis años de edad pero ello no significa que haya una fecha límite para realizar este tratamiento. Nunca es tarde para tener una bonita y sana sonrisa.

¿Qué debes hacer si se te rompe un diente?

Si se te fractura un diente deberás acudir de urgencia, inmediatamente a una clínica dental para que te valoren correctamente y se pueda establecer un plan de tratamiento. Además, dependiendo de la causa de la fractura o rotura dental, se podrá:

Si la causa de la fractura o rotura dental es una contusión o un golpe

Si has recibido un golpe y un diente se te ha fracturado, primero de todo, debes guardar la calma, temple. 

Es posible que sientas dolor y sangres y lo primero que deberás hacer es recoger el fragmento dental (si lo encuentras) y controlar la hemorragia mordiendo un pañuelo limpio, una gasa,… También puedes enjuagar una vez, muy suavemente, con agua templada y aplicar frío externo a la zona contusionada.

El tiempo será importante, por ello, deberás acudir de urgencia a una consulta dental sin demora, donde se valorará el estado del diente y de las estructuras afectadas en el golpe. Si el golpe o contusión ha provocado la pérdida total del diente estaremos frente una avulsión dental.

Avulsión dental

En el caso de que padezcas una avulsión dental deberás recoger el diente salido por el golpe y guardarlo en suero, leche o saliva, sin manipularlo demasiado. Deberás controlar el sangrado como en el caso anterior, mordiendo una gasa o un pañuelo limpios. No deberás enjuagar fuerte ni escupir (ello favorecería que no cesara la hemorragia).

Inmediatamente después de una avulsión deberás se deberá ir a una consulta dental, donde se valorará y procederá a la recolocación en el alvéolo de la pieza salida si ello es posible.

Si la causa de la fractura o rotura es una caries o una desmineralización del esmalte dental

La caries es una patología dental infecciosa y contagiosa que si no es tratada a tiempo  provocará la destrucción irreversible de la estructura dental. Una caries puede provoca que tu diente se fracture o rompa y con ello, la pérdida prematura de este.

Por ello es sumamente importante tratar con celeridad las caries dentales en la consulta dental. Si una caries ha provocado la fractura de tu diente, aunque este no cause por el momento dolor, deberás acudir de urgencia a una consulta dental.

Una desmineralización del esmalte dental puede hacer más susceptible al diente afectado a fracturarse y ello se deberá controlar clínicamente. Asimismo, para evitar la fractura de dientes desmineralizados puedes utilizar dentífricos, enjuagues,… con un alto contenido en flúor. 

¿Cómo se tratará una diente roto?

Existen diferentes opciones de tratamiento dependiendo de la causa que haya provocado la fractura o rotura dental. Para establecer un correcto plan de tratamiento se deberás acudir a la consulta dental y valorar directamente el diente afectado.

Si la fractura dental es pequeña se podrá reconstruir la pieza dental mediante un empaste, la realización de una carilla dental, una incrustación (overlay/inlay),… Si existe una afectación pulpar o del nervio dental será precisa la realización de una endodoncia o de un tratamiento de conductos.

Posteriormente  a la realización de la endodoncia se procederá a empastar el diente y si procede a realizar una prótesis fija en el mismo para protegerlo. Si la fractura dental es muy grande o importante puede que no sea posible un tratamiento clínico y en este caso se deberá proceder a la extracción del diente roto y  posteriormente a la rehabilitación de su espacio edéntulo.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes sobre los dientes o muelas muy rotas o fracturadas a nivel de la encía?

Tengo una muela muy rota y con caries, solo me quedan dos pedazos de la misma. Mi dentista dice que la única solución es la extracción (me salió un flemón en la misma); Me dio para tomar un antibiótico. ¿Habría otra opción de tratamiento a la extracción?

Si este diente presenta una caries que ya ha afectado a nivel periodontal (por el absceso o flemón que comentas) y no puede ser tratada con garantías de éxito y de durabilidad, se deberá extraer. Además, entiendo que tu dentista te ha revisado y si este es su diagnóstico y su plan de tratamiento mi consejo es que lo sigas.

Esta extracción dental se debería llevar a cabo cuando el antibiótico que estás tomando reduzca el proceso infeccioso que presentas (al final de la pauta prescrita por tu dentista). Mi consejo es que no demores este tratamiento más allá en el tiempo.

Tras realizar la extracción y trascurrida la cicatrización ósea del área de este diente se deberá establecer o decidir un tratamiento de rehabilitación; Para ello mi consejo es que consultes con un cirujano oral y/o un prostodoncista. En este caso la mejor opción de tratamiento por su durabilidad, estética, comodidad,… será la colocación de un implante dental.

A mí se me rompió por completo una muela y no he ido a un dentista. ¿Qué consecuencias puede traer el mantener el diente así, sin visitar a un dentista? ¿Y si me saco el diente y no me hago nada más?

Un diente fracturado o roto (seguramente por caries) no extraído a su tiempo provocará un gran proceso infeccioso que no solo podrá afectar a tu salud oral sino que asimismo a tu salud general (ej: Endocarditis infecciosa). Por ello, mi consejo es que acudas a un dentista sin más demora.

Se deberá valorar tu diente en la consulta dental para poder establecer un correcto plan de tratamiento que, dependiendo del estado del mismo, si su destrucción es muy importante y hasta nivel radicular, podrá ser su extracción.
La pérdida o extracción de un diente y la no re-habilitación de su espacio edéntulo podrá provocar:
– Inclinación y movimiento de los dientes adyacentes y antagonista. Aparición de espacios o diastemas.
– Retracción gingival-hipersensibilidad dental.
– Caires por ausencia en los dientes adyacentes.
– Pérdida de hueso.
– Mal-oclusión.
Etc.
La rehabilitación del espacio que un diente puede dejar en el maxilar, es decir, del espacio edéntulo, es capital para salvaguardar la salud dental y oral.

La verdad es que tengo a mi higiene dental en muy mal estado, se me han roto parte de mis muelas y presentan en el interior un color marrón. No me duelen pero soy consciente ahora mismo de que debo ir al dentista. Hace 6 años que no voy, tengo miedo y vergüenza por ello y también me deprime mucho tener mis dientes así.

Nunca es tarde para tener una buena salud oral que, indudablemente, repercute también en la salud general. Partiendo de esto, la principal causa que provoca las fracturas dentales o que los dientes se rompan son las caries.

Asimismo, la principal causa de que se originen caries en nuestros dientes es una deficiente higiene o cuidado buco-dental. Así pues, primero de todo, empieza por incorporar/mantener unos correctos hábitos de higiene buco-dental, es decir:

  • Cepilla tus dientes tras cada comida o al menos dos veces al día, con un cepillo dental adecuado, durante tres minutos.
  • Tras el cepillado utiliza el hilo o la seda dental, los cepillos interdentales, un irrigador,… para limpiar los espacios entre los dientes.
  • También puedes utilizar un enjuague adecuado (consulta a tu dentista).

Y acude a una consulta dental sin demora para que te revisen, te realicen una tartrectomía o una higiene dental y un plan de tratamiento. Tratar y preservar (si es posible) tus dientes rotos o no dependerá de tus hábitos de higiene y de la celeridad en que se realicen los tratamientos clínicos que precises, por ello, no demores tu consulta.

Estoy muy preocupado, se me partió una parte de una muela que tenía muy cariada y me quedo un hueco.  ¿Cómo harían para quitarla si no se ve la raíz casi? Mañana consultaré urgente al dentista.

Tranquilo, el diente o la fracción de diente que queda en boca se podrá extraer sin problema en la consulta dental. 

Dado el estado de este diente es muy importante, por tu salud oral y general, que no demores tu visita con un dentista y el tratamiento que este estime (que por lo que comentas, seguramente, será su extracción).

Mantén una escrupulosa higiene oral, sobre todo de la zona de este diente, mediante el cepillado dental después de cada comida, el uso del hilo o de la seda dental, un enjuague adecuado…

Hoy, después de 9 meses de una extracción de muela por el maxilo-facial, me he dado cuenta que me está saliendo un cacho blanco, al parecer muela en la misma zona y se mueve. ¿Puede ser alguna raíz o algo?  En cualquier caso, ¿Cómo debo proceder?  ¿Debo ir al dentista para que lo extraiga? En caso de ser así; ¿Deberá abrirme la encía otra vez y ponerme puntos o con tirar de él saldrá y se me cerrará el hueco en la encía al no tener ya ese trozo?

Seguramente se trate de una espícula de hueso, es decir, de un fragmento de hueso remanente de la extracción que te realizaron y que, con el paso del tiempo, la encía ha ido expulsando lentamente, poco a poco. Mi consejo es que realices una visita de revisión con tu dentista para cerciorarte de que todo está bien y que se trata de esto.

Las espículas de hueso si molestan, causan inflamación y/o impiden comer con normalidad se podrán extraer en la consulta dental de forma fácil (sin necesidad de realizar incisión ni colocar sutura). Si no causan dolor, con el paso de las semanas la propia encía la expulsará y posteriormente la encía cerrará. Cepilla muy bien esta zona tras cada comida y puedes utilizar un gel de Clorhexidina, tras el cepillado, tres veces al día durante un máximo de quince días.

Tengo una muela bastante rota y el problema es que me duele muchísimo con solo tocarla. El otro día quise sacarla pero la anestesia no me quitaba el dolor y como no lo soporté no pudieron quitármela.  ¿Hay alguna manera de sacarla sin que me duela demasiado? ¿Qué puedo hacer?

El dolor que presentas se debe a que este diente presenta una gran infección y previa a la extracción se deberá tratar esta, reducirla al máximo. Para ello debes seguir una pauta de medicación que deberá prescribir tu dentista o cirujano oral; Consulta con este si no tienes ninguna. Tras seguir esta pauta de medicación este diente se deberá extraer con celeridad.

Tengo una muela que se me rompió y al pasar el tiempo la encía fue cubriendo toda la muela y la raíz está adentro. ¿Qué peligro o consecuencia puedo presentar?
Pero no me duele ni me molesta.

El mantener un diente destruido, roto o fracturado por caries originará un proceso infeccioso que puede no molestar o doler (al principio) pero que tendrá un efecto seguro e importante en la salud oral y general. Esta infección latente afectará no solo a este diente, sino que puede afectar a los dientes adyacentes, al hueso alveolar que los sustenta (la infección puede provocar la pérdida de los dientes y la imposibilidad de rehabilitación posterior),…

Por todo lo anteriormente comentado es muy importante que acudas, por tu salud oral y general, a un dentista sin demora.  Este diente se deberá poder tratar si ello es posible o extraer, pero no puede permanecer en boca en este estado.

Sobre el autor:

Dr. Daniel Abad
Daniel Abad es un reconocido implantólogo especialista en la implantes dentales con más de 20 años de experiencia.

A lo largo de su excelente trayectoria se ha especializado en la implantología dental y la cirugía bucal.

Licenciado en Odontología y Estomatología por la Universidad de Barcelona (1994)

Máster en Cirugía e Implantología Bucofacial por la Universidad de Barcelona (1997)

Máster Europeo de láser en Odontoestomatología EMDOLA (2010-2012)

Profesor del Máster de Cirugía e Implantología Bucofacial en la Universidad de Barcelona (1998-2012)

Profesor del Máster de Integrada de Adultos de la Universidad de Barcelona (2012-2014)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *