CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Necesito un cepillo de dientes eléctrico?

¿Necesito un cepillo de dientes eléctrico?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 noviembre 2014 en Odontologia

La tecnología del cepillo de dientes ha avanzado mucho. En menos de un siglo, hemos pasado de utilizar cepillos que cerdas hechas con pelo animal (caballo y cerdo) a aparatos motorizados que pueden limpiar los dientes por ellos mismos. Incluso los modelos más baratos son de una calidad mucho mayor que los que se producían hace unos años. Entonces, ¿es realmente necesario un cepillo de dientes eléctrico? ¿Vale la pena invertir el mayor coste que éstos tienen?

Cepillo de dientes eléctrico vs. Cepillo tradicional

El cuidado oral no se puede estandarizar. Del mismo modo que hay personas que utilizan pasta fluorada y otras pasta contra la sensibilidad, habrá quién necesite un cepillo eléctrico y quién deba utilizar un cepillo tradicional. Así pues, lo mejor que puedes hacer es preguntarle a tu dentista cual es la mejor opción para ti, ya que nadie conoce tu boca tan bien como tu odontólogo (siempre y cuando sigas las visitas periódicas que te indica).

Pros y contras del cepillo de dientes eléctrico

  • Los mangos de estos cepillos son un poco más largos y más cómodos de agarrar, lo que aporta un mejor control durante el proceso de cepillado.
  • Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes durante dos minutos, motivo por el cual la mayoría de cepillos de dientes eléctricos añaden una función que te avisa al pasar este tiempo.
  • El cabezal del cepillo de dientes eléctrico hace un movimiento rotatorio, adelante y atrás, que es exactamente como te debes cepillar los dientes. Esto hace que sea una buena herramienta para los niños y otras personas que no utilizan la técnica ideal.
  • Menos esfuerzo. Al aplicar el cepillo la rotación que deberías hacer tú con el cepillo manual, no es necesario mover continuamente el cepillo, de modo que lo único que debes hacer es aguantarlo y pasarlo por todas las superficies de los dientes.
  • La mayor desventaja de este tipo de cepillos dentales es su precio, aunque cada día hay cepillos eléctricos más asequibles.
  • Los cepillos eléctricos gastan electricidad y necesitan ser cargados, algo que no requieren los tradicionales.

Así pues, si quieres que el cepillo haga la mayor parte del trabajo por ti y que te avise que te has cepillado los dientes durante el tiempo necesario, elige el cepillo eléctrico. Si por el contrario estás satisfecho con tu cepillo tradicional, te sirve para mantener unos dientes limpios y no quieres gastarte lo que vale un cepillo eléctrico, quédate con el que tienes.

Eso sí, elijas el que elijas, no olvides que se debe cambiar cada 3 meses. En el caso del cepillo eléctrico, evidentemente, solo es necesario cambiar el cabezal.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Necesito un cepillo de dientes eléctrico?"

    Deja tu comentario