CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Necesito usar un irrigador bucal?

¿Necesito usar un irrigador bucal?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 enero 2017 en Odontologia

Para mantener la boca sana es fundamental cepillarse los dientes a diario, después de cada comida. Si bien la base de una buena rutina de higiene oral es el cepillado, no es suficiente para limpiar toda la cavidad oral con profundidad. Por ello es importante complementar el cepillado con otros productos, como el irrigador bucal.

El irrigador bucal es un aparato que aplica un chorro de agua a presión. En la actualidad los irrigadores bucales permiten controlar la cantidad de agua, elegir qué tipo de movimiento e incluso cronometrar su tiempo de uso. Este chorro permite eliminar los restos de comida y bacterias de las zonas más difíciles de la cavidad oral. Hablamos de los espacios interdentales y de la línea de las encías. Estas zonas tienden a acumular biofilm oral o placa bacteriana, lo que se traduce en el desarrollo de patologías como la caries dental.

El irrigador bucal es especialmente recomendado para aquellos pacientes que llevan ortodoncia. Los aparatos generan zonas de retención de placa, que con el tiempo se endurece y es difícil de eliminar. En este sentido el irrigador ayuda a eliminar esta placa, así como las manchas que pueden aparecer en la superficie dental.

Pero además del irrigador bucal, también conviene complementar el cepillado con otras técnicas. Los profesionales de PropDental recomiendan usar el hilo dental y enjuagarse la boca como mínimo una vez al día, después del cepillado.

¿Cuándo necesito usar un irrigador bucal?

Hay diversas situaciones que requieren el uso del irrigador bucal:

  • Enfermedades periodontales. Se trata de las principales enfermedades en las encías, la gingivitis y la periodontitis. Estas patologías pueden ser más manejables gracias al irrigador bucal, que también ayuda a su prevención al eliminar placa de entre las encías.
  • Sensibilidad dental. La sensibilidad provoca un dolor agudo en los dientes y las encías ante ciertos estímulos. Pasar el hilo en unos dientes sensibles puede causar dolor. Una alternativa es el irrigador bucal, aunque conviene moderar el chorro de agua para que no sea demasiado agresivo.
  • Mal aliento. También conocido como halitosis, consiste en el olor desagradable que procede de la cavidad oral. El irrigador bucal ayuda a combatir el mal aliento, porque consigue llegar a las partes más profundas de la cavidad oral. De este modo se consigue un aliento más fresco durante más tiempo.
  • Estética. Un irrigador bucal ayuda a eliminar las manchas en la superficie de los dientes, por lo que se consigue una sonrisa más radiante.Los irrigadores bucales son un buen complemento para el cepillado diario. Ayudan a mantener la boca sana y protegida del desarrollo de las principales enfermedades bucodentales. No obstante, es recomendable consultar con el odontólogo para elegir qué irrigador bucal es el más adecuado para tu sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Necesito usar un irrigador bucal?"

    Deja tu comentario