CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿No sabes cómo cuidar de la salud oral de tus hijos?

¿No sabes cómo cuidar de la salud oral de tus hijos?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 20 mayo 2016 en Odontologia

Desde que nacen nuestros hijos, sabemos que debemos cuidar de su salud hasta que sean lo suficientemente mayores como para hacerlo ellos mismos. Pero no sólo hay que prestar atención a la salud general. La salud oral es, a veces, la gran olvidada, y la verdad es que cuidar los dientes y las encías es fundamental para evitar problemas de alcance bucal, pero también de alcance general. La boca está directamente conectada con el resto del cuerpo y es la que más en contacto se encuentra con bacterias y gérmenes. Para evitar enfermedades varias, es esencial cuidarla desde edades tempranas.

Los dentistas de Clínicas Propdental insisten en la prevención, que se consigue con medidas de higiene dental diarias. Son sencillas de aplicar y es durante la infancia cuando son más eficaces. Ya no sólo para mantener su cavidad oral libre de bacterias, sino para asegurarle al niño una salud oral óptima a lo largo de su vida. Cuánto antes empecemos, antes comprenderá que es una práctica de vital importancia. Si sigues las recomendaciones de tu odontólogo, le harás un gran favor.

Consejos útiles sobre salud oral para padres y madres

Hemos dicho que la salud oral de los más pequeños se conserva gracias al compromiso y el cuidado que de ella hacen sus padres y madres. La implicación de las familias es, entonces, un pilar fundamental para evitar enfermedades que, a largo plazo, pueden evolucionar y convertirse en problemas graves. Recuerda que la caries dental es altamente frecuente en la infancia y que, si no se trata, puede convertirse en caries radicular y afectar a más estructuras de la boca, no sólo el diente. Las medidas más sencillas y eficaces para mantener una boca sana son bien conocidas: una correcta higiene dental en casa, seguir una dieta saludable y equilibrada y programar visitas periódicas a la clínica dental. ¿Cómo conseguimos que estas medidas sean efectivas?

  1. Una correcta higiene dental en casa: la piedra angular de la higiene dental en el domicilio es el cepillado de dientes, una medida fundamental para eliminar la placa bacteriana y los restos de alimentos causantes de la caries. Para que la técnica sea la correcta, hay que tener en cuenta varios factores. En primer lugar, los dientes y las encías deben cepillarse después de cada comida, especialmente una vez terminada la cena, antes de que el niño se acueste. Además, el cepillado debe durar como mínimo dos minutos. En segundo lugar, es preciso que la pasta dental tenga flúor para reforzar el esmalte de los dientes y aumentar así su resistencia. En tercer lugar, debes recordar que, cuando el cepillo se degasta, tiene que renovarse. La mayoría de dentistas recomiendan hacerlo cada tres meses. En cuarto lugar, ten e cuenta que los niños necesitan un cepillo adaptado a sus medidas y necesidades. Por lo general, se utiliza un cepillo de cabezal pequeño y con cerdas suaves. Finalmente, debes procurar introducir la seda dental en la higiene diaria poco a poco, cuando el niño ya empieza a llegar a la adolescencia. Éste será el complemento fundamental del cepillado a partir del momento.
  2. Una dieta saludable y equilibrada: la alimentación es esencial para preservar la salud oral de tu hijo. Que sea variada y equilibrada son las principales premisas que debes tener en mente. Es especialmente importante reducir el consumo de alimentos que contengan azúcar (como los dulces, los caramelos, los refrescos…) y, cuando se consumen, es preciso hacerlo durante las comidas y no olvidarse del cepillado una vez el niño ha acabado. Para el almuerzo y la merienda, lo mejor es tomar bocadillos, frutas o frutos secos, también productos lácteos.
  3. Visitas periódicas a la clínica dental: lo más aconsejable es que se programen visitas a la clínica dental cada seis meses desde que el niño cumple el año de edad. Recuerda que no debemos acudir al dentista sólo cuando existe dolor, herida, traumatismo o inflamación en los dientes y las encías. En cada visita, el odontopediatra realizará una revisión exhaustiva de la cavidad oral del niño y realizará las indicaciones necesarias. Esto permite detectar problemas que a menudo no tienen una manifestación física y no son fáciles de detectar.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿No sabes cómo cuidar de la salud oral de tus hijos?"

Deja tu comentario