Nuestro enemigo el mal aliento
Inicio » Nuestro enemigo el mal aliento

Nuestro enemigo el mal aliento

Publicado por Dr. Dario Vieira el 26 junio 2016 en Odontologia

El aliento desagradable, también conocido como halitosis, es consecuencia de factores fisiológicos o patológicos de origen bucal o sistémico. Tener mal aliento es contrario al deseo que tenemos de resultar atractivos para los demás, ya que el que lo sufre en gran medida es el entorno del paciente. Si a este hecho le sumamos la proliferación en el mercado de productos para mejorar el aliento, nos encontramos con una creciente preocupación de los ciudadanos por este tema. El mal aliento es considerado socialmente inaceptable, pero es importante saber que se trata de un trastorno funcional que puede aparecer en cualquier periodo de la vida y que tiene solución.

En primer lugar, será necesario determinar si se trata de halitosis y de qué tipo, ya que hay tres categorías: halitosis verdadera, pseudohalitosis y halitofobia. A partir de aquí ya se podrán buscar sus causas y tratamiento.

¿Es normal tener mal aliento?

El aliento es un aspecto muy personal, ya que posee características cambiantes y es individual. Así, éste puede cambiar de forma considerable dependiendo de la edad y del sexo de cada persona. Además, la hora del día y el hecho que la persona haya ingerido alimentos o no también pueden ser factores que hagan variar el aliento. La mayoría de las personas que sufren mal aliento lo hacen a primera hora de la mañana, una cosa muy normal debido a que los mecanismos de autolimpieza de la boca cesan durante el sueño. Otras causas de halitosis transitoria que padecen gran parte de las personas pueden ser la falta de ingesta de alimentos o el estancamiento de restos de alimentos.

Es cierto que los olores desagradables pueden provenir de partes distintas del cuerpo humano, pero la boca es la principal fuente de compuestos volátiles de sulfuro responsables del mal aliento. Lo que genera olores fétidos y, en consecuencia, halitosis, es la presencia de ciertas afecciones o entidades dentro de la cavidad bucal y el acúmulo de biofilm oral. Por ejemplo, lesiones cariosas avanzadas, flujo salival reducido y prótesis defectuosas, entre otros.

El miedo al mal aliento

Otros casos muy comunes son los de aquellos pacientes que no tienen mal aliento, pero que muestran un gran miedo a padecerlo. Se trata de halitofobia, y la sufren aquellas personas que piensan que su aliento es desagradable, aunque el dentista no puede detectarlo.

Si deseas averiguar si sufres o no de mal aliento, lo más efectivo es preguntar a un familiar o persona cercana sobre este aspecto. Si el individuo te dice que padeces mal aliento y quieres conocer las causas, te recomendamos acudir a una consulta especializada. En ésta, un profesional podrá realizar un test organoléptico, así como identificar y medir los compuestos presentes en el aliento.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Nuestro enemigo el mal aliento"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

_ga, _gid, _gat, fr, IDE