CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Odontofobia: ¿Cómo puedo solucionar mi miedo al dentista?

Odontofobia: ¿Cómo puedo solucionar mi miedo al dentista?

Publicado por Imma Roca el 14 noviembre 2017 en Odontologia

Seguro que sabes de qué se trata: ¿notas una sensación de angustia cuando llega el momento de acudir a la clínica dental? ¿Sientes la ansiedad cuando llega la hora de abrir la boca en la consulta? No te preocupes, porque no estás solo. Una buena parte de la población también sufre de odontofobia.

Al ser este problema tan frecuente entre la población, todos los especialistas saben que tarde o temprano, llegará alguno a su consulta.

El miedo al dentista se relaciona directamente con el sentimiento de que vamos a sufrir dolor por acudir a la consulta. También es muy frecuente que las personas, por mero desconocimiento, también tengan este temor.

Es muy habitual que sintamos miedo debido a lo que generalmente se escucha de la clínica del dentista: ‘te va a doler’, ‘a mí me hicieron daño’, ‘mejor pide anestesia’ son algunas de las lindezas con las que el paciente odontofóbico tiene que llegar a lidiar, algo que no le va precisamente bien dada su condición de ansiedad.

Si bien quizás para el que está diciendo este tipo de comentarios no es más que una anécdota, para el paciente odontofóbico esto se convierte en una realidad palpable contra la que tiene que luchar, y se convierte en un hándicap más a la hora de pedir cita en la clínica.

Algunos pacientes no llegan a acudir al dentista durante años debido a esta fobia. ¿Cómo podemos ayudar a estos pacientes?

Odontofobia: Ayudando al paciente odontofóbico

No acudir a la clínica dental cuando sentimos dolor en la boca no sólo es una muy mala idea, sino que además debemos saber que con toda probabilidad, esta problemática no sólo no remitirá sino que terminará por hacerse más grave.

Muchas enfermedades orales no muestran signos de sintomatología hasta que no están en un estado muy avanzado, momento en el que no nos servirá realizar un simple empaste dental para pararlo.

Otro problema que suele tener el paciente odontofóbico es que tiende a automedicarse para aguantar el dolor, posponiendo así la irremediable visita al dentista.

En muchas ocasiones sufren dolores fortísimos con tal de evitar acudir a la consulta, pero hay que tener en cuenta que el hecho de no acudir al dentista hace que estas enfermedades no sólo no se frenen, sino que además pueden reproducirse y actuar con mayor virulencia.

Lo que queremos dejar claro en este articulo es que no hay nada que temer en el dentista, sino todo lo contrario: son tus mayores aliados para mantener una sonrisa sana.

Gracias a las herramientas de la que hoy en día disponemos , acudir a la clínica ya no es un sinónimo de la palabra ‘dolor’. Conseguimos que estas visitas sean indoloras mediante tratamientos cada vez menos invasivos para el paciente.

Gracias al uso de la anestesia en los tratamientos, generalmente en apenas una hora los tratamientos más sencillos estarán listos, y el paciente disfrutando de una sonrisa sana y libre de enfermedades.

¿Cómo conseguimos alejar el temor al dentista de nuestra cabeza? Bueno, lo primero de todo será encontrar a un dentista que esté acostumbrado a tratar este tipo de casos.

Lo primero es explicarle sin miedo o vergüenza qué es lo que te ocurre. No tienes de qué preocuparte, seguro que él ya ha pasado por casos similares al tuyo y tendrá la clave para tratarte correctamente.

Para que el factor confianza se maximice, puedes preguntarle a tus amigos, familiares o seres queridos en general qué dentista es el que ellos te recomiendan. Naturalmente, un dentista en el que confíes es fundamental para superar la fobia. Estar en buenas manos siempre es un alivio.

El profesional que sepa de tu caso te explicará de forma detallada todas las etapas que tendrás que seguir durante el proceso, tratando de evitar cualquier tecnicismo y haciéndolo comprensible para que no tengas nada que temer.

Odontofobia: Llegando a la clínica dental

Antes de pedir hora por teléfono, es posible que te sientas más cómodo acercándote a la clínica personalmente. Allí podrás charlar con el dentista y explicarle tu situación y tus temores. Si se trata de un buen profesional te atenderá a la que tenga un momento, para poder solventar cualquier duda o despejar todo temor que pudieras tener.

Hay que tener en cuenta que un dentista en la clínica suele estar ocupado, así que tampoco podemos estar pendientes de que nos atienda al instante. Pero con un poco de paciencia, responderá a todas nuestras dudas.

Cuando te sientas con fuerzas como para realizar la primera visita será recomendable que lo hagas por la mañana: evitar las visitas por la tarde hará que no tengamos todo el día para pensar -y sufrir pensando- por lo que cuanto antes, mejor.

En la primera visita, en caso de tener que someternos a un tratamiento, generalmente se realiza tan sólo un chequeo para diagnosticar correctamente la problemática y hacer un pequeño reconocimiento al paciente, por lo que no tendrás que preocuparte, nadie va a someterte a cirugía o algo así.

Asimismo también puedes comenzar realizando una técnica de limpieza dental profesional, para ir acostumbrándote al uso de instrumental en tu boca.

Una vez que te hayan realizado esta técnica será mucho más simple que aceptes cualquier otra, después de ver que no has sentido dolor ni has tenido problemas.

A día de hoy no hay nada que temer frente a una hipotética cirugía, ya que encontramos diferentes tipos de anestesia según el caso que debamos tratar. Según las necesidades del paciente podremos elegir una u otra técnica.

Colabora con el dentista para superar la odontofobia

Juntos podréis encontrar la forma en la que evitar que sufras más de lo necesario en el dentista. ¿Te da miedo venir solo? ¡Ven acompañado! Llevarte a tu amigo, a tu pareja o a un familiar puede ser una buena opción para que se te pasen los nervios.

Da igual lo que hagas y cómo lo hagas, al final aquí, lo importante siempre será que consigas la sonrisa que tanto tiempo habías buscado.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Odontofobia: ¿Cómo puedo solucionar mi miedo al dentista?"

    Deja tu comentario