CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Odontología preventiva: cuidado hoy, salud y ahorro mañana

Odontología preventiva: cuidado hoy, salud y ahorro mañana

Publicado por Dr. Dario Vieira el 25 junio 2014 en Odontologia

Si no cuidas tus dientes y no te preocupas por tu salud oral, lo más probable es que tengas que afrontar tratamientos en el futuro que son caros e invasivos. Si por el contrario, sigues los consejos de la odontología preventiva te ahorrarás dinero y mantendrás una mejor salud oral.

La odontología preventiva enfatiza la importancia de los procedimientos dentales regulares y la rutina dental diaria para prevenir la caries dental y otras enfermedades y patologías. Es decir, combina el cuidado en casa con la el trato por parte del dentista.


Prevención temprana

La mejor manera de introducirse a la odontología preventiva es transmitir la importancia de la higiene oral a los más pequeños. Limpiar los dientes de nuestros hijos desde que erupciona la primera pieza dental y visitar el dentista cuando esto sucede es la manera ideal de establecer un programa de prevención que se debe seguir a lo largo de la vida.

Estrategias de la odontología preventiva

La odontología preventiva incluye varias estrategias que tienen lugar tanto en casa como en la clínica dental:

  • Higiene oral casera: las técnicas de prevención más importantes son el cepillado dental y el uso del hilo dental, al menos dos veces al día para eliminar la placa que se acumula en los dientes y la línea de la encía. De no removerse, la placa se endurece y facilita la formación de caries y la aparición de enfermedad periodontal.
  • El uso del flúor: el flúor fortalece los dientes y previene la caries dental. Se encuentra en la mayoría de pastas dentífricas además de estar en pequeñas cantidades en el abastecimiento de agua pública.
  • Dieta: una dieta equilibrada es esencial para la salud dental. Los alimentos con azúcares y carbohidratos alimentan las bacterias que produce la placa dental, mientras que las dietas pobres en calcio incrementan las posibilidades de desarrollar enfermedad periodontal y deterioración ósea.
  • Visitas dentales regulares: debido a que la mayoría de afectaciones dentales son indoloras en sus inicios, las visitas regulares son la única forma de descubrir problemas dentales antes que causen un daño importante a tus dientes. Por este motivo es de gran ayuda acudir al dentista por lo menos una vez al año, o más regularmente según el consejo del odontólogo.
  • Limpiezas dentales: las limpiezas dentales regulares (de 6 a 12 meses) son necesarias para eliminar el sarro acumulado y remover las manchas dentales.
  • Radiografías: son útiles para detectar problemas en los dientes que no se pueden ver a simple vista, como las caries entre los dientes.
  • Ortodoncia: un problema de mordida o maloclusión puede empeorar la masticación e incluso el hable, mientras que una mala alineación de los dientes perjudica tu imagen y dificulta una correcta higiene. Así pues, la ortodoncia mediante brackets tradicionales o Invisalign permite corregir los problemas funcionales y estéticos, además de facilitar el mantenimiento de una correcta higiene dental.
  • Selladores: son revestimientos delgados que se colocan en la superficie masticatoria de los dientes para prevenir las caries dentales. Suelen utilizarse en odontopediatría.
  • Reducción del consumo de alcohol y tabaco: estos malos hábitos perjudican tu salud oral. Además de boca seca, decoloración y acumulación de placa, pueden comportar enfermedad periodontal, pérdida de dientes e incluso cáncer oral.
  • Educación del paciente: los pacientes que entienden el resultado de una mala salud dental siguen correctamente los procesos preventivos, lo que facilita el mantenimiento de su salud oral.

La importancia del asesoramiento en el riesgo de caries

Tu dentista prepara un programa de prevención de caries basándose en tu perfil y las características siguientes:

  • El número de lesiones cariosas existentes.
  • La exposición al flúor.
  • La secreción de saliva.
  • La dieta.
  • El uso de mediación. Algunas medicinas pueden contribuir a la caries por culpa de su alto contenido de azúcar.
  • La edad: cada grupo de edad desarrolla unos riesgos concretos.
  • La educación y la actitud ante la salud oral.
  • Variables clínicas como el número de dientes restaurados o perdidos.
  • Factores como el nivel de calcio en la saliva.

Beneficios de la odontología preventiva

Como ya saber, la salud oral está relacionada con la salud general de las personas, lo que da más importancia si cabe a la odontología preventiva. Las enfermedades orales pueden interferir al habla, alimentación, al día a día y a la autoestima. Por todos estos motivos, vale la pena seguir un programa de prevención con la ayuda de nuestros dentistas.

Y esto debe hacerse desde pequeños ya que en los niños, las caries dentales pueden afectar su desarrollo y crecimiento. En cambio, la odontología preventiva permite someterse a tratamientos menos invasivos y más económicos que, además, te permitirán mantener tus dientes propios durante toda la vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Odontología preventiva: cuidado hoy, salud y ahorro mañana"

Deja tu comentario