CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Odontología preventiva: ¿en qué se basa?

Odontología preventiva: ¿en qué se basa?

Publicado por Anabel Propdental el 3 junio 2016 en Odontologia

La odontología preventiva es aquella especialidad que evita el desarrollo de las enfermedades dentales. Sabemos que, en cualquier campo médico, la prevención es fundamental. Antes de recurrir a un buen tratamiento, lo mejor que puedes hacer es tomar las medidas necesarias para evitarlo a toda costa. La odontología preventiva debe aplicarse desde edades tempranas, esto es, desde la misma infancia: cuando el niño tiene un año de edad, ya deben programarse las primeras visitas. Hay diferentes procedimientos insignia de esta especialidad, pero la prevención se consigue básicamente con la higiene oral en casa y las visitas regulares a la clínica dental. Los dentistas de Propdental insisten fervientemente en las revisiones bucales y las limpiezas profesionales para eludir patologías como la enfermedad periodontal, la principal causa de pérdida de dientes en la actualidad.

¿Cómo debe ser una correcta higiene oral en casa? El paciente debería cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día, usar el hilo dental, limpiar la lengua y utilizar el irrigador bucal. Si el odontólogo se lo recomienda, es posible que sea necesario enjuagarse la boca con un colutorio. Pero, para prevenir enfermedades de forma eficaz y segura, estos hábitos deben ir acompañados de otras prácticas complementarias: las limpiezas dentales profesionales, que deben hacerse al menos dos veces al año, y las revisiones periódicas. El higienista dental y el dentista general son los encargados de llevarlas a cabo. El primer conseguirá eliminar toda la placa bacteriana acumulada en la boca, y el segundo detectar indicios de posibles problemas. Tener a estos profesionales cerca es una total garantía de salud.

Los tratamientos básicos de la odontología preventiva

Además de los hábitos y prácticas que hemos señalado, hay diferentes tratamientos de prevención que están diseñados para tratar enfermedades o afecciones determinadas. Es el caso del tratamiento preventivo del mal aliento, de la enfermedad de las encías, de la caries dental y del cáncer oral. En la mayoría de los casos, las medidas preventivas dependen del paciente y no incluyen ni fármacos ni procedimientos complicados. Veamos qué se puede hacer para evitar estas patologías:

  • Tratamiento contra el mal aliento: el mal aliento o halitosis es un problema muy común y existen muchas causas que lo provocan. No obstante, hay algunas que son evidentes. El tabaco, los alimentos picantes o fuertes, el alcohol, trastornos nasales o estomacales… Evitar malos hábitos, moderar el consumo de alimentos de gusto potente y tener controlada la salud general son pasos que forman parte del tratamiento contra el mal aliento. Pero, para eliminar el olor desagradable, lo más importante es cepillarse bien los dientes y utilizar un colutorio especializado que el dentista te proporcionará.
  • Tratamiento contra la enfermedad periodontal: la enfermedad de las encías, conocida como gingivitis, también puede prevenirse. Es una inflamación de las encías que aparece por la acumulación de placa bacteriana. ¿Cuáles son sus manifestaciones? Sangrado de encías, tejidos enrojecidos, dolor, encías hinchadas… Si no se trata adecuadamente, puede evolucionar hacia periodontitis y afectar no sólo el tejido gingival, también el hueso de soporte de los dientes. El dentista te recomendará una limpieza dental profesional, antibióticos y colutorios de clorexhidina. En principio, con estas medidas podrás controlar la gingivitis y prevenir la periodontitis.
  • Tratamiento contra la caries dental: la odontología preventiva también apuesta por evitar la caries dental, una de las afecciones más comunes durante la infancia. La prevención no pasa por ninguna medida médica, más bien por concienciar y responsabilizar a los padres de la salud bucal de sus hijos. Es importante que éstos diseñen una buena dieta para el niño (libre de azúcares y con consumo moderado de refrescos) y empiecen a introducirle en el terreno de la higiene oral.
  • Tratamiento contra el cáncer oral: sabemos que el cáncer oral es un tumor maligno que puede aparecer en cualquier parte de la boca, incluyendo la lengua, los labios y la garganta. La tasa de mortalidad de esta enfermedad es de más del 50% a pesar del tratamiento. Esta alta cifra es debida a un retraso en la detección de la patología; por eso son necesarias las visitas regulares al dentista. Aunque la detección precoz también es un método de prevención, aquí lo que más importa es dejar de fumar. El tabaco es el principal factor de riesgo del cáncer oral, y la mayor parte de pacientes afectados son o han sido fumadores.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Odontología preventiva: ¿en qué se basa?"

    Deja tu comentario