CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Odontología preventiva: La base de la sonrisa sana

Odontología preventiva: La base de la sonrisa sana

Publicado por Imma Roca el 10 noviembre 2017 en Odontologia

La caries dental es tan frecuente como el resfriado, lo cual quieres decir que esta es realmente común. Si bien es cierto que un resfriado se puede curar apenas tomándonos un mucolítico y guardando un poquito de cama, lo cierto es que la caries es bastante más complicada de tratar. Es por eso que la odontología preventiva cobra especial peso.

No tratar la caries conlleva no sólo el riesgo de perder el diente, sino también de sufrir dolores tremendos que nos harán acordarnos de un par de generaciones de las bacterias que la provocaron durante bastante tiempo debido al dolor que ocasiona.

No sólo la caries, las bacterias son multidisciplinares y también gustan de atacar a nuestra boca con patologías como la enfermedad periodontal. Lo cierto es que si bien estamos ante un problema que puede llegar a ser muy doloroso y de costoso tratamiento, podemos evitarlo haciendo caso de las pautas que nos ofrece la odontología preventiva.

Odontología preventiva: La prevención comienza en casa

A grandes rasgos, la odontología preventiva consiste en el cuidado continuado que debemos realizar para prevenir el sufrir enfermedades como la caries dental u otro tipo de problemas orales.

Muchos son los organismos que fomentan la odontología preventiva para conseguir que los problemas orales más comunes terminen pro hacernos mella, y es que evitando este tipo de patologías también nos ahorraremos muchos disgustos en forma de gasto de tiempo, dinero y dolores.

Los buenos hábitos orales son la clave

El cuidado preventivo, al final, es el que uno mismo hace en su casa. Para reducir la posibilidad de sufrir problemas orales tenemos que cuidar nuestra salud oral al máximo. Los puntos básicos para tener una buena salud oral son los siguientes:

  • Higiene oral: un cepillado dental tras cada comida es fundamental. Asimismo, el uso del hilo dental una vez al día también es un complemento estupendo para eliminar los restos de placa bacteriana y comida en las zonas de difícil acceso. Si no eliminamos las bacterias alojadas veremos como esta se van acumulando y terminan creando el sarro. Una vez esta capa se endurece seguirá destruyendo tejido y además causará gingivitis, que de no ser tratada terminará derivando en la temida periodontitis, una patología oral grave y de carácter irreversible que puede ocasionar pérdida dental y destrucción del hueso maxilar.
  • Dieta equilibrada: Seguir una dieta equilibrada es fundamental. Alimentarnos de forma correcta es vital para que podamos asegurarnos de que nuestra boca no corre ningún riesgo más allá de los que ya sufrimos de por sí. Con ‘riesgo extra’ nos referimos al consumo indiscriminado de dulces, chucherías o bebidas carbonatadas, que son uno de los mayores enemigos de nuestra boca. Eliminar en medida de lo posible estos excesos hará que aquellas bacterias que se alimentan de estos restos no puedan proliferar. Asimismo, aumentando nuestro consumo de calcio aumentaremos sensiblemente las probabilidades de evitar la enfermedad periodontal.
  • Alcohol y tabaco: En aquellos casos donde consumas alcohol y tabaco deberás ser consciente del flaco favor que le estás haciendo a tu boca.

Más allá de las manchas en los dientes que deja el tabaco, de que el síndrome de la boca seca puede hacer acto de presencia o que aportemos un extra de placa bacteriana, también tenemos que saber que el tabaco facilita la perdida dental, aumenta el riesgo de enfermedad periodontal y en ultima instancia también podemos sufrir cáncer oral, una peligrosísima patología que hace que aproximadamente la mitad de los pacientes que lo contraen terminen con el fatal deceso en un periodo de cinco años.

Además de los cuidados que podamos tener en casa, también debemos seguir con la odontología preventiva llevada a cabo en la clínica. Realizar las visitas periódicas al dentista para someternos a limpiezas dentales profesionales son la mejor forma para evitar el acúmulo de sarro en la boca, por lo que gracias a una sencilla técnica que no nos llevará apenas tiempo conseguiremos estar libres de toda amenaza relacionada con el acúmulo de sarro.

Hay que tener en cuenta que al final, lo que busca el dentista es que puedas sonreír sin problemas y no tengas patologías orales que puedas evitar gracias a la prevención. Una enfermedad cogida a tiempo siempre supone un sustancial ahorro tanto económico como de tiempo, más allá de los dolores que puedan ocasionarnos (que no son pocos).

Con todas las herramientas e información que tenemos a nuestra disposición, no cuidar nuestros dientes no sale a cuenta.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Odontología preventiva: La base de la sonrisa sana"

    Deja tu comentario