CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El papel del hilo dental dentro de la higiene oral

El papel del hilo dental dentro de la higiene oral

Publicado por Imma Roca el 27 Junio 2017 en Odontologia

No es novedad para ninguno de nosotros que una de las tareas clave para mantener nuestros dientes libres de caries y en perfecto estado es una buena limpieza oral. Esta deber ser llevada a cabo a diario sin excepciones.

A todos nos sonará el típico “deberemos cepillarnos los dientes dos veces al día” y es cierto, gracias a estos dos cepillados podemos asegurar el mantener nuestra boca higiénica, libre de placa bacteriana y restos de comida. Por otra parte, somos humanos y a veces cometemos fallos, los cuales pueden ir desde olvidarnos de limpiar bien a fondo una parte en concreto de nuestra boca o simplemente no hacernos la limpieza deseada con nuestro cepillo. Es por esto que los profesionales en Propdental recomendamos complementar nuestra rutina de higiene diaria con el colutorio y el hilo dental.

Nuestra prioridad a la hora de cepillarnos los dientes, enjuagarnos bien la boca o hacer el correspondiente uso del hilo dental, es llevar a cabo con éxito la tarea de eliminar por completo la placa bacteriana. Para este fin encontramos multitud de herramientas pensadas para cada caso en particular.

En el campo de la higiene oral el número dos es recurrente, pues si antes hablábamos sobre el número recomendado de cepillados que debemos realizar en un día este es el mismo con la cantidad de minutos que deberemos estar higienizando nuestra sonrisa. Dos minutos es lo mínimo que deberíamos tardar a la hora de coger el cepillo y limpiarnos bien los dientes. Más allá del tiempo tenemos también que asegurar que las herramientas que tenemos a nuestra disposición son las adecuadas : por ejemplo, la pasta de dientes que utilicemos debe ser de buena calidad y tener flúor, el cual es un factor clave para mantener un esmalte fuerte.

Algo que deberíamos poner en práctica, pero muchos no hacen por la falta de conocimientos sobre este tema es el cepillado en la parte posterior de los dientes, en las cuales se puede llegar a acumular una gran cantidad de placa, y en caso de no eliminarla esta pasará de ser un pequeño despiste a un problema de mayor calibre. Otro de los consejos que los dentistas recomiendan es que cambiemos de cepillo cada de 3 meses para evitar problemas. Hay que tener presente que un cepillo desgastado y en mal estado eliminará menor cantidad de placa, limpiará de forma irregular y en definitiva, no podremos realizar una buena técnica de higiene oral.

Otro tema a tener en cuenta y que la mayoría de nosotros pasa por alto es la cantidad de bacterias que se puede quedar en nuestra lengua. Para disminuir las probabilidades de sufrir patologías orales encontramos frecuentemente cómo los pacientes hacen uso del enjuague bucal. Este como es obvio, siempre se usará después del cepillado. Si tienes dudas sobre cuál puede ser el más indicado para ti sólo pregunta a tu dentista de confianza, y él te asesorará en base a tus necesidades.

Aprende a utilizar el hilo dental correctamente

Como ya hemos mencionado más arriba, hay una gran variedad entre los tratamientos que existen para mejorar salud oral. Entre ellos encontramos el conocido hilo dental, una herramienta imprescindible a la hora de aumentar la calidad de nuestro mantenimiento rutinario frente al espejo. El hilo dental es el único aliado que tenemos a nuestra disposición para pasar por esas partes de los dientes a las cuales no llega ningún otro tipo de elemento: los espacios entre los dientes y las líneas de las encías.

El proceso de utilización del hilo dental es muy simple y fácil de hacer: deberemos tener enroscados ambos extremos del hilo alrededor del dedo de cada mano. Una vez hecho esto tendremos que doblar el fino hilo alrededor del borde lateral de nuestros dientes, de esta manera cubriremos los espacios interdentarios.

Tendremos que estar delante de un espejo mientras llevamos a cabo la limpieza, pues deberemos comprobar que lo estamos haciendo de la forma correcta. Además, tenemos que estar atentos a las reacciones que nuestra boca puede experimentar al usar el hilo dental. Un ejemplo muy característico en estos casos es que nuestra encía comience a sangrar, si esto ocurre debemos detener la aplicación y seguir con nuestra limpieza oral rutinaria, pero es recomendable acudir al odontólogo cuanto antes para que nos diga si tenemos algún problema. Para saber si las encías están sanas solo tenemos que fijarnos en el color en el que estas se pondrán al pasar el hilo, el cual será un tono rosado. Si está inflamado e incluso enrojecido, puede significar que estamos padeciendo alguna enfermedad de las encías.

El hilo dental es una herramienta que no nos puede faltar a la hora de mantener nuestra salud oral al día, dado que si lo utilizamos de forma continuada este favorecerá un buen mantenimiento de nuestra higiene bucal. Pese a que muchos muchos pacientes no usen el hilo de forma asidua, este es un hábito que se va implementando cada día más, gracias a su eficacia y su poder para eliminar la placa, así que ya lo sabes: si quieres disfrutar de una sonrisa bonita comienza a incluir el hilo dental en tu día a día.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El papel del hilo dental dentro de la higiene oral"

    Deja tu comentario