Inicio > Blog > Paracoccidioidomicosis

Paracoccidioidomicosis

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 15 enero 2013 en Artículos sobre Odontologia general

Las lesiones bucales de la paracoccidioidomicosis se presentan como una úlcera crónica irregular con una superficie granulomatosa o vegetante. Las lesiones se propagan y llegar a perforar el paladar duro.

Paracoccidioidomicosis

La paracoccidioidomicosis, también llamada blastomicosis sudamericana, es una infección producida por el hongo Paracoccidioides brasiliens

La infección se adquiere al inhalar las esporas del ambiente, posiblemente del suelo. Al principio, la infección pulmonar produce pocos síntomas y más adelante la diseminación por vía hematógena involucra la mucosa bucal y la nasal, los ganglios linfáticos y otros puntos que hacen al paciente acudir al médico. En los casos mortales, la infección se propaga a las glándulas suprarrenales, el tubo digestivo y otras muchas vísceras. Se reconocen tres formas de esta enfermedad: la pulmonar, la diseminada y la mucocutánea.

Clínica de la paracoccidioidomicosis

Clínicamente la paracoccidioidomicosis se caracteriza por inducir fiebre, disnea, tos productiva, pérdida de peso, disnea, adenomegalias, lesiones supurativas cutáneas y en el área genital, úlceras induradas en la boca, naríz, bucofaringe y laringe. Con mucha frecuencia la radiografía de tórax muestra una neumonía con focos dispersos bilaterales.

Manifestaciones bucales de paracoccidioidomicosis

Las lesiones bucales de la paracoccidioidomicosis, usualmente, se presentan como una úlcera crónica irregular con una superficie granulomatosa o vegetante.

Las lesiones se propagan lentamente causando una extensa destrucción local. En casos severos puede extenderse al hueso y llegar a perforar el paladar duro.

Las lesiones descritas interesan con frecuencia el paladar, encía, lengua, labios, mucosa yugal, orofaringe y zona retromolar.

La infiltración en los tejidos bucales, en especial los labios y la mucosa yugal, reduce severamente la movilidad facial e impide radicalmente el movimiento mandibular.

La cara puede hincharse extremadamente, permaneciendo la boca abierta con escape de la saliva.

El cultivo del esputo, del pus y de las lesiones de las mucosas permite con frecuencia diagnosticar el proceso, bien por frotis o en los cortes histológicos, aunque es preferible confirmarlo con cultivos. Las pruebas serológicas ayudan a establecer el diagnóstico y controlar la respuesta al tratamiento (2, 11, 12).

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Paracoccidioidomicosis"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita