CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Patología del tercer molar retenido

Patología del tercer molar retenido

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 Febrero 2014 en Odontologia

Esta patología está relacionada con el proceso odontogénico de formación, desarrollo y erupción del tercer molar retenido, también llamado muela del juicio. Es uno de los motivos más frecuentes de consulta para el profesional de estomatología y odontología cuando los terceros molares quedan retenidos.

En estos casos los dentistas están de acuerdo en que es necesaria la extracción, ya que sino podrían desencadenar infecciones, quistes, tumores, caries y destrucción de los dientes adyacentes, aunque existen discrepancias en cuanto a la actitud terapéutica cuando los terceros molares ya afectan al estado de salud. Coinciden con los apiñamientos dentales, la posible utilización como pilar de prótesis, problemas periodontales en el segundo molar permanente y pacientes de edad avanzada que no presenten patología, ya que en cualquiera de estos supuestos podría suponer un mayor riesgo la actuación cirúrgica que la patología en sí.

Existen diferentes factores que pueden ocasionar la retención de los terceros molares, los cuales enumeraremos:

  • Factores filogenéticos
  • Factores genéticos
  • Factores masticatorios
  • Factores anatómicos
  • Algunos condicionantes ortodóncicos

Problemas derivados de infección

Por ejemplo la mucositis: La patología infecciosa de la mucosa que se puede tener en dos formas; la circunscrita y la difusa.

Otra de las complicaciones que nos pueden surgir es la celulitis, que se caracteriza por su desplazamiento, con lo que puede ser que se manifieste a la altura del primer molar e inclusive de los premolares, creándote los llamados flemones. De estos los hay de dos tipos, el flemón maseterino, que trae dolor intenso acompañado de trismo y el flemón periamigdalino, que viene acompañado también de otros síntomas como dolores, disfagia y trismo.

También tenemos la osteitis, esta patología tiene relación con la patología inflamatoria crónica de la mucosa que recubre el hueso provocando intenso dolor, trismo, movilidad dental y dolor a la percusión.

factores mecánicos:

El más habitual es el problema de las caries que se puedan provocar en los segundos molares y puedan impactar en el tercer molar al estar en contacto. Otro de ellos es el apiñamiento dental, que por el desplazamiento de los molares y premolares pueden provocar la desalineación de los caninos e incisivos. Éste tipo de patologías pueden provocar alteraciones periodontales en el segundo molar permanente.

Tenemos también la disfunción de la articulación temporomandibular, que trata de que los terceros molares retenidos causan por sí mismos o por alteració mecánica transtornos en la oclusión con repercusión en la articulación temporomandibular

Por último tenemos la inestabilidad protésica. Son las prótesis completas o removibles que provocan una reabsorción de la cresta alveolar, actuando así como iun estímulo para los terceros molares retenidos. En caso de que esta se produjera, se podría provocar la inestabilidad e inclusive la rotura de las prótesis.
Los factores nerviosos y tróficos

Comenzaremos con las alteraciones sensitivas, los terceros molares retenidos pueden causar algias faciales linguales en los dientes inferiores, etcétera, con irradiación a otras ramas del trigémino.

Otro factor son los transtornos vasomotores, se han descrito hipersialorreas, asialias, alteraciones del volúmen de parótida, etcétera.

Los factores troficocutáneos pueden aparecer en zonas eritematosas con hipertérmias cutáneas, asímismo también se pueden observar placas sin pelo.

Transtornos sensoriales: Pueden manifestarse en forma de zumbidos acústicos y disminución de la agudeza visual o auditiva.
Existe la posibilidad de la tumoración, aunque es muy infrecuente

Como apuntábamos con anterioridad, se trata de procesos altamente infrecuentes, que se instauran a consecuencia de una evolución patológica de los terceros molares. Entre ellos debemos destacar los glandulomas, quistes dentígeros e inclusive también se han descrito ocasionales omeroblastomas.

El tratamiento de los terceros molares retenidos varía en función del caso del paciente en particular, enumeremos los tratamientos:

El objetivo del tratamiento médico es evitar o resolver los casos que anteriormente comentábamos, normalmente se utiliza la cirugía, que se basa en extraer los terceros molares cuando éstos no afecten a la salud del paciente, como se ha comentado con anterioridad.

Existen complicaciones que pueden definirse como un acontecimiento que ocurre durante el marco de la intervención o después de esta, si el tratamiento es incorrecto puede acarrear serias consecuencias o secuelas al paciente, como serían desplazamientos de dientes, lesiones nerviosas e inclusive hernias de la bola de Bichat.

Por todo esto, debemos acudir a nuestro dentista para que nos haga las revisiones que correspondan, extremando la precaución cuando nos encontremos en edad de erupción de los terceros molares, de esta manera, evitaremos complicaciones que puedan surgir en el transcurso de la salida de estos dientes. Si seguimos toda esta serie de consejos y sobre todo, tomamos en cuenta las indicaciones que nuestro dentista nos indique a lo largo de los chequeos, podremos mantener una salud dental óptima, sin miedo a que puedan ocurrir complicaciones que deriven en casos de gravedad.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Patología del tercer molar retenido"

    Deja tu comentario