CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Patología oral en enfermedades endocrinas y metabólicas

Patología oral en enfermedades endocrinas y metabólicas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 Diciembre 2015 en Odontologia

Las hormonas juegan un papel de importancia en el crecimiento y el mantenimiento de las estructuras orales pero, salvo pocas excepciones, ninguna de las alteraciones que se producen es patognomónica de ninguna enfermedad en concreto. Otra peculiaridad de estos trastornos es que las manifestaciones será distintas según la edad del paciente. El ejemplo más claro de esto es la afectación de la dentición, dependiendo del momento de inicio y la enfermedad así será la influencia en la información y erupción dentaria.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que quizás los trastornos endocrinos son aquellos que con una mayor frecuencia pueden encontrarse en la consulta de un dentista. No deberemos olvidar que en éste grupo de enfermedades se encuentra la diabetes mellitus, con una altísima prevalencia en la población, los trastornos del embarazo y los acaecidos en la menopausia. En todos ellos, es preciso un conocimiento por lo menos somero de la enfermedad, y en el caso necesario ponerse en contacto con el médico que esté atendiendo al paciente, y explicarle cuál será el tipo de intervención dental que habrá que realizar para evitar alguna complicación, o en algún caso pedirle que estudie alguna enfermedad de que hayamos sospechado su existencia por algunos síntomas o signos orofaciales. Iremos describiendo de una forma sucinta la patología orofacial que podemos encontrar en los cuadros clínicos endocrinológicos y metabólicos más importantes.

Glándula hipofusaria

Hiperpitularismo

La producción excesiva de hormona del crecimiento produce gigantismo en el niño, tiene un tamaño y volumen corporal, pero bien proporcionado. Pero este aumento de esta hormona crea un defecto de otras hormonas y aparece hipogonadismo, hipotiroidismo e hipoadrenocorticismo. Existe un aumento del tamaño de los senos paranasales y los dientes tienen una erupción precoz, pero sin alteraciones estructurales.

En el adulto, produce la acromegalia, con un crecimiento desproporcionado de los huesos. En la cavidad oral crece la mandíbula, apareciendo una clase III, diastema entre los dientes y una mordida abierta, el crecimiento de tejidos blandos produce el aspecto estéticop típico de estos pacientes y la macroglosia.

Hipotitutarismo

Dentro de las hipofunciones, las más trascendentes para el dentista son aquellas que afectan a las hormonas segregadas en su porción anterior y que suponen una disminución o ausencia de hormona de crecimiento, produciendo así el enanismo hipofisario. Los pacientes son pequeños, bien proporcionados, hay un retraso de la erupción dentaria, con apiñamientos por falta de crecimiento óseo, la corona de los diente suele conservar su tamaño, pero la raíz está acortada.

Glándula tiroides

En el hipertiroidismo no existe afectación del crecimiento y desarrollo de los huesos faciales ni de la erupción dentaria, por lo que su importancia reside en el manejo de estos pacientes.

En el hipotiroidismo, la infiltración de los tejidos blandos produce una macroflosia y unos labios engrosados. La dentición está retrasada en su erupción y en la exfoliación, los dientes son pequeños, con frecuentes agenesias. Con frecuencia, existen hipoplasias del esmalte en ambas denticiones, pudiendo tener importancia diagnóstica al señalar el momento de comienzo de la enfermedad. En pacientes seriamente afectados, la aposición de la entina está retrasada, resultando unas cavidades pulpares aumentadas de tamaño. El maxilar crece mal, apareciendo apiñamientos dentarios, el retraso en el desarrollo del cóndilo determina una micrognatia y mordida abierta, la nariz permanece ancha y aplanada. En los adultos, la única alteración bucal es la macroglosia.

Glándula paratoroides

El hipoparatiroidismo sólo da manifestaciones bucales cuando es congénito, reflejando la hipocalcemia existente en el momento de la calcificación dentaria. La edad dental suele estar retrasada en relación con la cronológica, es frecuente observar hipoplasias del esmalte con formación anormal de dentina, formación incompleta de las raíces y un prematuro estrechamientos de los ápices dentarios.

El hiperparatiroidismo da manifestaciones orales debidas a la hipercalcemia que conduce a alteraciones óseas, pero que son tardías. Existe un ensanchamiento del patrón trabecular del hueso alveolar, lo que confiere un aspecto de burbuja en la radiografía. Existe una pérdida de la lámina dura que rodea a la raíz dentaria en la radiografía. El 10% de los pacientes presentan quistes mandibulares por tumores semejantes a granulomas de células gigantes, lo que produce en ocasiones épulis de encías y conservando los dientes vecinos la vitalidad pulpar.

Glándula suprarrenal.

La hipersecreción de una o más hormonas producidas por la glándula suprarrenal produce varios síndromes, el más importante de ellos es el Síndrome de Cushing, debido a la excesiva secreción de glucocorticoides. El paciente tiene el aspecto característico de luna llena con obesidad del tronco, piel atrófica, debilidad muscular, hiperglucemia, osteoporosis y retardo de la cicatrización, entre oras manifestaciones. Desde el punto de vista bucal, no existen cambios patognomónicos, en niños se puede retrasar el crecimiento, dando un retraso en la erupción dentaria.

La insuficiente secreción suprarrenal da lugar a la enfermedad de Addison. Como signo oral, da lugar a pigmentaciones en la mucosa bucal, debido a la estimulación de la producción de melanina. Se observa en la mucosa yugal, encías, paladar, lengua y labios unas manchas de color azulado negruzco.

Ovarios

Pubertad y menstruación

Se ha asociado que el incremento en hormonas sexuales se correlacionan con un incremento en los grados de gingivitis, demostrado con un mayor índice de sangrado. También se han constatado cambios en la microflora que pueden ser atribuidos a la habilidad de ciertas bacterias de aprovechar metabólicamente la presencia de estróngeno y progesterona como la Prevotella intermedia y la Capnocytophaga.

En la menstruación, citar que algunos autores han demostrado un incremento en el fluido crevicular, resultando de mayor inflamación gingival

Menopausia

Los cambios hormonales asociados a la menopausia pueden causar síntomas bucales. Se calcula que el 14% de las mujeres postmenopáusicas responden de forma afirmativa cuando se les pregunta si tienen síntomas orales de quemazón. Se quejan de una sensación urente en lengua con anormalidad en el gusto y sequedad de las mucosas, acompañado en muchos casos de un gran componente sicosomático. La solución estriba en muchos casos en sustitutos hormonales, o incluso tratamiento con ansiolíticos o antidepresivos tricíclicos.

Algunos autores han correlacionado alteraciones funcionales ováricas con un incremento de la severidad de la enfermedad periodontal. Otro aspecto estudiado es la osteoporosis, muy frecuente entre las mujeres menopáusicas, se cree que aunque no es un factor etiológico de la periodontitis puede afectar la severidad del cuadro.

Anticonceptivos

Se ha constatado en las mujeres consumidoras de estos medicamentos que existe un incremento en el exudado gingival y una mayor inflamación, relacionado con el tiempo desde el cual se está ingiriendo el producto, por lo que se considera que el uso prolongado de anticonceptivos puede empeorar el estado periodontal.

Embarazo

El embarazo no se puede considerar como patología, pero el cambio hormonal que sufre la mujer en muchos casos va acompañado de alteraciones orales importantes, que es necesario considerar y controlar. La más frecuente es la gingivitis de embarazo. Los estudios epidemiológicos muestran una prevalencia variable de un 30 a un 100%. Sigue el ciclo hormonal del embarazo, aparece al final del primer trimestre y se mantiene hasta el octavo mes en el que decae. En el embarazo existe una disminución de la respuesta linfocitaria, una disminución en la migración de las células

Inflamatorias y una respuesta inmune menor. La microflora oral aumenta su anaerobiosos por el incremento de progesterona, sobre todo debido a un incremento de Prevotella Intermedia. También la progesterona incrementa la permeabilidad vascular, la presencia de polimofronucleares y prostaglandina en el surco gingival.

Desde un punto de vista clínico, la gingivitis del embarazo es transitoria, desapareciendo y volviendo los tejidos al la normalidad. Sin embargo, las mujeres susceptibles o con una gingivitis previa a su embarazo deberán ser tratadas para evitar el paso a las estructuras profundas. Si es una mujer con una peridodontitis preexistente al embarazo, nota un incremento en la movilidad dentaria y un amyor sangrado al cepillado, haciendo que la paciente sea consciente del problema periodontal, hasta en ese momento oculto.

Otro cuadro clínico que se da con mucha frecuencia en las mujeres embarazadas es el granuloma del embarazo. Su prevalencia varía entre el 0 y el 10% según los estudios. Se presenta sobre todo en el maxilar superior en el frente anterior. Es una masa blanda, pediculada e color rojo, a veces recubierta por exudad, sangra con facilidad. Crece al principio con rapidez, pero no sobrepasa los 2 centímetros. Se atribuye su aparición al efecto de la progesterona y estróngenos en el sistema inmune y la inhibición de la colagenasa que hace acumularse el colágeno. SI no se trata, puede regresar tras el parto o quedar como una masa fibrótica. Se recomienda su remoción si da problemas funcionales, o esperar a la finalización del embarazo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Patología oral en enfermedades endocrinas y metabólicas"

    Deja tu comentario