CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Patologías orales: El Síndrome de la Boca Seca

Patologías orales: El Síndrome de la Boca Seca

Publicado por Imma Roca el 19 abril 2017 en Odontologia

¿Quién no ha sentido alguna vez una sensación de aspereza bucal? En estos casos, bastará con un poco de agua para que nos sintamos refrescados e hidratados nuevamente, pero… ¿Y si esto no fuera así? Pese a que en muchos casos no se le concede la atención que se merece, la boca seca, también llamada xerostomía, es una afección oral con una gran incidencia: afecta a uno de cada cinco pacientes adultos de entre 18 y 30 años, llegando a una cifra todavía mayor en los pacientes mayores de 50 años, ascendiendo a un 40%.

podemos definir la xerostomía como la sensación de no tener saliva suficiente en la boca. Esto nos provoca una sequedad e incomodidad constante, y es provocada por una alteración en el funcionamiento de las glándulas salivales.

Trae consigo problemas orales más allá de las molestias, y es que esta patología facilita la aparición y el desarrollo de patologías tan problemática como la caries dental, la enfermedad de las encías o la halitosis, por lo que tratarla debe ser una prioridad y evitar que lleguemos a padecer las consecuencias.

Hay que valorar si la sensación de sequedad que encontramos es aislada y nos ocurre de forma transitoria, o si bien esta es generalizada. De esta forma podremos determinar si realmente estamos sufriendo xerostomía.

En caso de sentir que tienes una falta continuada de saliva ya sea todo o la mayor parte del tiempo, es muy posible que padezcas xerostomía.

Antes de comenzar a explicar cómo combatir el problema hablaremos de las causas y en qué consiste exactamente el síndrome de la boca seca.

¿En qué consiste el Síndrome de la Boca Seca?

Las causas más frecuentes por las que una persona puede padecer el síndrome de la boca seca son variadas, pero suele estar relacionadas con las pautas y hábitos que el paciente sigue.

Una alimentación desequilibrada, el consumo de alcohol, el hecho de que el paciente sea fumador e incluso la ingesta determinados medicamentos puede causar este problema.

También nos queda claro que la xerostomía también puede aparecer debido a patologías sistémicas como la diabetes, así como de alteraciones psicológicas que nos afectan al sistema nervioso central como puede ser el estrés, la depresión o la ansiedad.

Como comentábamos anteriormente, tomar determinados medicamentos (antidepresivos, antihistamínicos, ansiolíticos, antihipertensivos) o las terapias de quimioterapia y radioterapia también son causantes de la disminución de saliva. Para terminar, la sensación de sequedad en la boca también nos aparece en las personas que cuentan con prótesis dentales.

Sintomatología del Síndrome de la Boca Seca:

  • Sensación frecuente de sed.
  • Notar pegajosidad en la boca.
  • Labios agrietados.
  • Presencia de llagas.
  • Lengua seca y roja.
  • Pasajes nasales secos.
  • Mal aliento.
  • Dificultad en la masticación, la deglución y el habla

¿Qué hago para combatir la sequedad bucal?

Si crees que tú también tienes xerostomía lo más importante es que acudas a tu dentista de confianza y a tu médico de cabecera. Ellos buscarán cuál es el origen de tu problema, para así ofrecerte un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades.

Hay que tener en cuenta si los factores causantes de la xerostomía son reversibles y por ende se pueden actuar contra estos. Esto quiere decir que si la xerostomía se debe al uso de un medicamento podremos consultar con el doctor que prescribió el fármaco para ver si podemos reducir la dosis o cambiarlo por otro.

Para combatir el síndrome de la boca seca podemos encontrar determinados enjuagues bucales que se han diseñado específicamente para aumentar y estimular el flujo de saliva. Además, el paciente también puede seguir algunas recomendaciones para que este problema se solucione más rápidamente:

  • Bebe agua con frecuencia: Esta solución puede parecer evidente, pero cuando bebemos agua añadimos mucha humedad en la boca. También eliminamos las partículas de comida que nos sobran y permanecen en nuestra boca, algo que suele hacer la saliva (cuando hay un buen flujo).
  • Evita el tabaco: así como el alcohol o la cafeína e incluso los ácidos como el zumo de determinadas frutas.
  • Consume chicle sin azúcar: Es sabido que el consumir chicle sin azúcar nos ayudará a estimular las glándulas salivales, con lo que nos ayudará a normalizar la humedad dentro de nuestra boca. Es muy importante que nos aseguremos de que el chicle que vayamos a consumir no lleve azúcar, ya que de lo contrario podemos obtener el efecto justamente contrario al deseado: el azúcar favorece la aparición de patologías como la caries dental.
  • Consume alimentos líquidos: El caldo, la sopa o las cremas de verduras son beneficiosas para humedecer la boca. Es muy recomendable que el paciente opte por restringir los alimentos que contengan un alto porcentaje de sal. También aquellos que sean más secos y los que cuenten con un alto contenido de azúcar.
  • Apuesta por los alimentos saludables: Consumir apio, que se compone de un 95% de agua aproximadamente, es evidentemente muy beneficioso de cara a conseguir una boca hidratada. Asimismo, otros alimentos como el pepino, la lechuga o determinadas especias (como la pimienta de cayena) también ayudan a incrementar la humedad de la boca mediante la estimulación de las glándulas salivales.

Además de los consejos propuestos anteriormente, también podemos encontrar algunas soluciones útiles para que los pacientes con síndrome de la boca seca puedan seguir, encontrando una mejora en sus síntomas.

  • Respira por la nariz manteniendo la boca cerrada.
  • Duerme con un vaporizador en tu habitación para así mantener humedecidas las vías respiratorias.
  • Vigila tu higiene oral extremando las precauciones: esto evitará posibles complicaciones y patologías que pudieran surgir a raíz de la xerostomía.

Si bien en ciertos casos debemos realizar tareas más complejas para combatir la falta de saliva, en muchos casos la sequedad de la boca se puede aliviar mediante unos sencillos cambios que tenemos en nuestros hábitos diarios.

En esencia, debemos mantener una boca limpia y lo más humedecida posible, De esta forma y siempre con la ayuda de nuestro dentista conseguiremos minimizar los efectos negativos de esta patología. Esto no sólo se reflejará en la salud de nuestra sonrisa, sino también en nuestra calidad de vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Patologías orales: El Síndrome de la Boca Seca"

Deja tu comentario