CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Pérdida ósea a causa de una enfermedad periodontal

Pérdida ósea a causa de una enfermedad periodontal

Publicado por Anabel Propdental el 13 junio 2014 en Odontologia

Una de las particularidades del sector de la Odontología es que no solamente incluye los dientes si no que también hay que hablar de otros tejidos y huesos que cuentan con un gran protagonismo. En este sentido es momento de abarcar uno de los temas más comunes y, a la vez, más graves que encontramos en el sector como es la pérdida ósea a causa de una enfermedad periodontal, siendo esta una patología que puede causar todo tipo de problemas orales así como también con otras zonas del cuerpo tal y como vamos a conocer a continuación.

Pérdida ósea a causa de una enfermedad periodontal

La principal causa por la cual se produce la pérdida ósea se debe a la periodontitis, una de las enfermedades más graves de las encías y que tiene su origen en una serie de infecciones previas promovidas por la acumulación de  placa dental y por una deficiente higiene oral. Por ello una vez que el paciente desarrolla una periodontitis aparecerán una serie de consecuencias entre las que se incluye la pérdida de hueso, siendo de vital importancia realizar un tratamiento adecuado para no solamente evitar esta pérdida ósea, que causa todo tipo de problemas tanto a nivel funcional como estético, si no que además hay que decir que es posible que la infección se disemine en el sistema orgánico del paciente causando una amplia variedad de problemas de salud graves.

Otra de las particularidades de una periodontitis es que la infección se localiza entre las piezas dentales y las encías, siendo este un foco infeccioso que causará infección en la zona afectando tanto al tejido de las encías como a los huesos que sostienen el diente, llegando a causar la destrucción y pérdida de la pieza dental. Finalmente hay que hablar de los principales síntomas de esta patología siendo el sangrado de las encías, la inflamación de los ganglios o la fiebre los más populares y que nos avisarán de que es posible que padezcamos esta enfermedad, siendo la visita al dentista la única solución efectiva a la hora de solucionar este problema. En Propdental contamos con una amplia y dilatada experiencia con pacientes que padecen periodontitis con los cuales diseñamos un tratamiento personalizado con el objetivo de solucionar el problema de forma rápida y eficaz.

Comentarios

2 comentarios para "Pérdida ósea a causa de una enfermedad periodontal"

  • El 18.05.2016 , Susana Eraso ha comentado:

    Buenas noches.
    En mi caso tenia un grave problema de enfermedad periodontal, por lo que fue necesario hacerme 6 implantes en la parte superior y 6 en la inferior, ya no tengo ninguna pieza dental mía, estoy implantada en su totalidad.
    Después de aprox. 6 años (arriba), y 4 años (abajo), me saque una panorámica y dice: pérdida ósea. Es normal este diagnostico?.
    No se me mueve ninguna pieza actualmente y estoy controlada por los médicos que me implantaron. En la parte inferior me hicieron carga inmediata.
    Gracias. Susana

    • El 18.05.2016 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días Susana,
      La enfermedad periodontal puede afectar a los dientes de forma primigenia y posteriormente, a los implantes, tras la rehabilitación de las piezas ausentes. El hueso perdido resultado de la enfermedad periodontal no se recuperará con el paso del tiempo, al contrario, si no hay unos mantenimientos periodontales clínicos ni una escrupulosa higiene, esta pérdida de hueso irá avanzando con el paso del tiempo.
      Entiendo que haces mantenimientos periodontales periódicos además de los controles clínicos con tu implantólogo. Esto es fundamental para mantener las rehabilitaciones que llevas o de lo contrario, con el paso del tiempo, estas pueden fracasar con el perjuicio de que si hay aún más pérdida de hueso, las zonas tal vez ya no se puedan rehabilitar de nuevo.
      Mantén unos controles estrictos clínicos (realizando mantenimientos periodontales), se escrupulosa con tu higiene (cepillando la prótesis y sobretodo utilizando un irrigador dental tras cada comida) y haz radiografías anuales para controlar esta patología. Si sigues estas pautas, no hay porque temer lo peor.
      Un cordial saludo.

Deja tu comentario