CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Placa de la fisura

Placa de la fisura

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 julio 2015 en Odontologia

La caries dental en fisuras oclusales y fosas predomina en la mayoría de las poblaciones. Pero es difícil obtener una información detallada que nos diga cual es la capa microbiana en las fisuras humanas, dado que la inaccesibilidad de las áreas para el muestreo lo imposibilita.

Para conocer de una forma precisa la edad de la capa macrobiótica y las condiciones bajo las que se ha conseguido desarrollar, han sido avanzados diversos modelos experimentales. Un modelo experimental hace uso de fisuras humanas naturales, preparadas de superficies oclusales de los terceros molares no erupcionados. Cada bloque, el cual contiene una fisura, fue implantado en superficies oclusales de grandes obturaciones de amalgama en algunos estudiantes de odontología, y llevados por un periodo de tiempo que variaba en torno a los 270 días. Los resultados que se obtuvieron de dicho estudio han mostrado grandes variaciones individuales en la capa microbiana de las diferentes fisuras.

Aun cuando en muestras de fisuras implantadas en el mismo diente del mismo sujeto se puede observar unas considerables variaciones en al composición relativa de la flora cultivable, y de forma consecuente cada fisura debería ser interpretada como un sistema ecológico separado. Las proporciones relativas de los diferentes microorganismos en las fisuras oclusales, y no solo su numero total, son, por lo tanto, de un gran interés.

Microbiología de la placa de la fisura:

La microflora de las fisuras que han sido implantadas por un periodo de 7 días en la boca de individuos que no tenían lesiones de caries activas es dominada por cocos y bacilos grampositivos con proporciones mas pequeñas de cocos y bacilos gramnegativos. Los fusiformes, filamentos, espinillos y espiroquetas están asuntes en este caso.

De forma general, los lactobacilos constituyen una pequeña proporción de la capa microbiana nuevamente establecida en las fisuras, y la mayoría de levaduras de forma normal no pueden ser detectadas. El recuento de estreptococos, calculado como porcentaje del recuento total, parece ser bastante constante dentro de un individuo. También debería notarse que le S. sanguis esta presente en numero elevados y que si estas bacterias se comparan con otros datos de diferentes habitantes en la boca, representan una proporción mas alta que en la saliva, pero mas pequeña que en la capa de microbios que se crea en la superficie del diente. El S. salivarius muestra grandes variaciones y el S. mutas parece estar ausente. De todas formas, debería recordarse que la presencia de S. mutans en las bocas de los estudiantes de odontología puede ser, posiblemente, mas baja que en otras poblaciones especificas.

En este contexto, Svanberg y Loesche han descrito algunas observaciones concernientes, las cuales son muy interesantes, al establecimiento de S. mutans y S. sanguis en fisuras de origen artificial en el diente. Encontraron también que la concentración de saliva de estos organismo era crucial. Así pues, por reducción experimental de concentraciones salivales de S. mutas a lo largo del tiempo de inserción, este organismo no termina de colonizar en las fisuras aunque las concentraciones de saliva vayan aumentado durante un periodo de tiempo experimental. De otra forma, una vez establecido en las fisuras, la reducción experimental en la saliva no influía en la distribución de forma proporcional de S. mutans en las fisuras. Estos hallazgos indican que la inoculación inicial puede ser el determinante principal para la colonización de la fisura.

Por comparación de la microflora después de 7 y 200-270 días, puede llamar la atención que los cambios cualitativos que han sido causados por al sucesión microbiana en al placa dentogingival no se encuentran en las fisuras.

Así pues y de esta forma, cocos y bacilos todavía predominan en la capa microbiótica de viejas fisuras y hay unas variaciones individuales grandes en el porcentaje de distribución de las bacterias que predominan, recalcando de nuevo que cada fisura comprende una unidad ecológica. Los recuentos viables sobre la media, han sido calcula como como un porcentaje de los recuentos viables de anaerobios, son comparados en la fisura de la placa de 7 y 200-270 días. Los lactobacilos están presentes solo en pequeñas proporciones en algunas fisuras, mientras que las Veillonellae están de forma constante presentes en proporciones variables. Sin embargo, se observa con la edad un incremento de la proporción relativa de S. mutas a expensas de otros organismos detectados sobre aguar mitis-salivarius. Aunque la sacarosa sea aplicada dos veces al día en al entrada de las fisuras, no tenemos una evidencia de caries en estas cuando se registre por microrradiografías después de 200-270 días

Estructura de la capa microbiótica en las fisuras

Cuando se examina en un microscopio óptico y en uno electrónico de transmisión, la organización estructuras de los depósitos de microbios en las fisuras ocluidas aparece muy diferente de la que podemos encontrar en la superficie del diente lisa. En la entrada de la fisura, cocos y bacilos están dispuestos en empanzadas perpendiculares a la superficie del esmalte, y esta capa macrobiótica esta intercalada con organismos que son filamentosos. En la propiamente dicha fisura, hay muchos menos filamentos y el contenido microbiano consiste de forma principal en cocos y bacilos. Los cocos están de forma usual agrupados en microcolonias y la matriz intermicrobiana varia en cantidad y densidad de forma extrema. De forma rara se encuentran restos de partículas alimentarias en las masas microbianas. La variación estructural de la capa de microbios las fisuras esta mas intensificada por el hecho de que, en la placa temprana de 7 días, puede ser detectada una formación de cálculos en individuos que tienen un estadio inactivo de caries. Aun en fisuras careadas de edad desconocida se producen ciertas áreas con cálculos justo al lado de áreas de destrucción de los cristales de apetito del esmalte por las caries.

Sobre la base de los datos disponibles que tenemos sobre los estudios estructural es y de cultivo de la flora microbiana en fisuras humanas, es evidente que cada fisuras oclusal constituye una unidad ecológica. Aunque puede parecer difícil que nuevas bacterias puedan entrar en el espacio confinado una vez esta colonizado. El conocimiento de esto puede tener ciertas implicaciones claras para el tipo de presencio y tratamiento que tienen que ser instaurados en niños contra las caries de las fisuras.

Las caries son una patología muy extendida en la población, y se estima que la mayoría de personas terminará padeciendo esta enfermedad en alguna de las etapas de su vida. Como siempre, la mejor arma es la prevención, pero en ocasiones se torna inevitable. Por ello si usted lo sufre solo tendrá que acudir a su dentista de confianza, para emitir un diagnostico preciso.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Placa de la fisura"

    Deja tu comentario