CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Por qué no debes temer una extracción dental

Por qué no debes temer una extracción dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 Marzo 2014 en Odontologia

Son muchas las personas que tienen miedo a ir al dentista. Algunas de ellas tienen fobia a la clínica dental debido a malas experiencias personales anteriores, pero la mayoría de antipatías hacia los odontólogos responden a creencias que han asociado el dolor con el tratamiento dental y, en concreto, con la extracción dental.

Pero lo cierto es que las técnicas utilizadas para la práctica de la exodoncia se han modernizado en los últimos tiempos y gracias a la aplicación de distintos tipos de anestesia, mayormente anestesia local, las extracciones se practican de forma indolora.

La extracción dental es el último recurso del dentista para evitar que un diente roto cause más daño a la boca.

El principal objetivo de la odontología moderna es preservar los dientes naturales de los pacientes durante el mayor tiempo posible, a poder ser para hacerlos durar toda la vida. Este objetivo se engloba en la corriente de pensamiento médico que guía a las clínicas dentales Propdental y que pretende aplicar tratamientos mínimamente invasivos con la boca de los pacientes. Pero en ocasiones, para intentar preservar al máximo las estructuras orales puede ser necesario extraer algún diente.

De este modo, la extracción dental o exodoncia suele ser el último recurso para prevenir que un diente deteriorado o roto cause más daño a las demás estructuras de la boca. O, en el caso de las muelas del juicio, sirve para evitar un daño que pudiera ocurrir más adelante. Sea como sea, en la mayoría de casos la extracción dental es un procedimiento que no tiene que ser temido siempre y cuando esté realizado por unas manos expertas como las de nuestros odontólogos.

La mayoría de extracciones dentales se realizan sin dolor
El primer paso a realizar antes de extraer un diente es hacer una radiografía que muestre la posición exacta del diente y anticipe posibles complicaciones al odontólogo. Posteriormente se evaluará el historial médico del paciente para decidir junto con el anestesista qué tipo de anestesia se utilizará durante la extracción. Los extracciones dentales simples se suelen realizar bajo anestesia local, mientras que las más complejas o múltiples se aplican bajo anestesia local más sedación consciente.

Una vez el paciente ha sido anestesiado, el diente puede ser removido sin provocar dolor. La manipulación de las fibras del ligamento periodontal que ligan el diente a tu boca es clave para que minimizar el impacto sensitivo que supondrá la extracción. Después del tratamiento, el dentista de Propdental se encargará de recetar los medicamentos indicados para rebajar el dolor que el paciente puede sentir en las horas o días posteriores.

Para más información, no dude en contactar con alguno de nuestros centros en Barcelona.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Por qué no debes temer una extracción dental"

    Deja tu comentario