¿Por qué los niños tienen miedo al dentista? - Clínicas Propdental
Inicio » ¿Por qué los niños tienen miedo al dentista?

¿Por qué los niños tienen miedo al dentista?

Publicado por Dr. Dario Vieira Pereira el 4 mayo 2015 en Odontologia

Actualizado el 5 mayo 2015

El miedo es una reacción natural, un instinto de supervivencia básico difícil de controlar ya que sirve para detectar el peligro y nos prepara para evitarlo. El sentimiento de miedo aparece siempre como respuesta a un elemento externo y cada edad suele ir acompañada de unos miedos concretos: como el miedo a los desconocidos, el miedo a la oscuridad o el miedo a estar solos.

Motivos por los que los niños tienen miedo al dentista

El miedo al dentista también es un tipo de miedo bastante habitual, especialmente en los niños. Pero ¿por qué los niños tienen miedo al dentista? Las respuestas pueden ser, pero lo que está claro es que ningún niño nace con un miedo ‘genético’ al dentista, y que se ve influenciado por la educación y la experiencia previa. Estos son los cinco principales motivos por los cuáles algunos niños tienen miedo al dentista:

Miedo a lo desconocido: si en la primera visita que realiza a la clínica dental el niño tiene miedo, esto se suele deber a que le espanta lo desconocido o a que ha escuchado cosas malas sobre los dentistas a lo largo de su vida. En algunas ocasiones, se trata de historias que ha escuchado de la boca de sus padres, amigos o familiares, mientras que en otras se trata de mensajes subliminales que el hijo ha recibido mediante comunicación no verbal, con la actitud de sus padres.

Muchas veces, los padres se sienten con la necesidad de preparar a su hijo para la visita con el dentista y utilizan algunas palabras que provoca el efecto contrario. Una simple frase que diga ‘no te va a doler’, transmite al niño que hay la posibilidad de que duela, y esto le provoca ansiedad previa al tratamiento y entonces puede aparecer el miedo.

Miedo a la vulneración del espacio personal: todos los tratamientos requieren la invasión del espacio personal, ya no solo debido al contacto, sino también por el hecho de tener que abrir la boca y sentirse la presencia muy cercana del doctor.

Miedo a la pérdida de control: empezando por entender que el niño no eligió ir al dentista, sino que le llevaron sus padres, nos damos cuenta de la sensación de pérdida de control que puede tener el pequeño. Si tenemos en cuenta que durante el tratamiento, tiene que sentarse en una silla con la boca abierta (lo que no le permitirá hablar) y con una persona que le dice lo que tiene que hacer, es comprensible que el niño tenga se siente indefenso. Nuestros odontopediatras saben cómo terminar con esta sensación y consiguen que el niño se sienta seguro y dominador de la situación mediante, por ejemplo, el establecimiento de una señal con la mano con el que frenar el tratamiento en caso que le duela o quiera comentar algo.

Falta de confianza: la confianza se puede definir como la seguridad que tenemos de que la otra persona cumplirá su promesa. En caso que un dentista o un médico le haga perder la confianza a un niño, puede que este niño deje de confiar en todos los odontólogos que lo traten. Pero más allá de la confianza propia que desarrolla el niño, los comentarios de sus padres, amigos y familiares también le influyen. Así pues, la confianza es un factor muy importante para evitar el miedo al tratamiento dental y los padres debemos ayudar a crearla.

Miedo al dolor: a pesar de los muchos avances que ha hecho la odontología, los tratamientos dentales todavía pueden producir algunas molestias, de modo que el miedo al dolor puede estar legitimado. En ocasiones, el niño tiene dolor por culpa de una mala experiencia propia, pero en la mayoría de situaciones este miedo está provocado por la imagen que la historia le ha atribuido a los dentistas y que los relaciona a sus tratamientos con el dolor. Algo que no tiene nada que ver con los procedimientos que se llevan a cabo hoy en día.

Si tu hijo tiene miedo al dentista, es importante que se lo comuniques al odontopediatra de Propdental para que lo tenga en cuenta y ayude al niño a superar la situación con comodidad y tranquilidad.

Sobre el autor:

Dr. Dario Vieira Pereira
Dr. Dario Vieira Pereira
Dario Vieira Pereira.

Director médico de las Clínicas Propdental. Colegiado 4225.

Licenciado en Odontologia Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.

Diploma de estudios avanzados del Doctorado por Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.

Artículos científicos publicados por el Dario Vieira Pereira en revistas científicas de impacto y en PubMed:

Estudio de la influencia de la salud bucodental en la condición física de jugadores profesionales de fútbol del F.C. Barcelona, Medicina oral, patología oral y cirugía bucal Vol. 16, Nº. 2, 2011, págs. 105-110

Wearability and physiological effects of custom-fitted vs self-adapted mouthguards. Pereira D, del Rey M, Javierre C, Barbany J, Paredes J, Valmaseda Castellón E, Berini Aytés L, Gay Escoda C. Dental Traumatology

Study of the effect of oral health on physical condition of professional soccer players of the Football Club Barcelona. Pubmed Cosme Gay-Escoda, Dario-Miguel Vieira-Duarte-Pereira, Jordi Ardèvol, Ricard Pruna, Javier Fernandez, Eduard Valmaseda-Castellón

Conferencista Nacional e Internacional.

Redactor de contenidos del Blog de Propdental

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Por qué los niños tienen miedo al dentista?"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    934 914 914
    Pide cita