CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Por qué mi hijo le tiene miedo al dentista?

¿Por qué mi hijo le tiene miedo al dentista?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 Abril 2016 en Odontologia

Las personas tenemos miedo de forma natural. Este es un instinto básico de supervivencia, y no siempre resulta sencillo de controlar, ya que nos sirve para detectar el peligro, y nos ayuda a evitarlo. El sentir miedo siempre es una respuesta a un elemento externo, y cada edad suele ir acompañada a un tipo de miedo en concreto. Un buen ejemplo de esto sería el miedo a los desconocidos de la infancia, así como el miedo a la oscuridad, que se cambia por el miedo a la incertidumbre de un futuro o a la soledad de una persona cuando nos hacemos más mayores.

El miedo al dentista se puede evitar?

El miedo al dentista resulta un tipo de temor bastante usual, sobre todo en los niños. Una buena pregunta que se hace mucha gente es qué motiva a estos niños a temer al odontólogo. Las respuestas son variadas, pero lo claro es que ningún niño nace con un miedo “adquirido” al dentista, y es que éste aparece mediante la educación o las experiencias previas. Veamos cuáles son los motivos principales por los cuales ciertos niños tienen miedo al dentista.

Miedo al dolor: este suele ser el temor por antonomasia. Pese a los avances que la Odontología ha hecho a lo largo de la historia, los tratamientos orales aún pueden ocasionar algunas molestias, por lo que podemos afirmar que el miedo al dolor puede estar legitimado. En ciertos casos, el niño padece dolor por miedo a una mala experiencia propia, pero en una gran mayoría de casos este miedo se provoca por la mala imagen que la Historia ha atribuido a los dentistas, y que suele relacionar el dolor con las prácticas que estos siguen. Naturalmente, esto es algo totalmente anticuado, desfasado y obsoleto: hoy en día no hay nada que temer.

Falta de confianza en el profesional: podemos afirmar que la confianza en este caso es la seguridad de que la otra persona cumplirá su promesa. En el caso de que este sea un dentista o un médico, será muy importante en buscar uno especializado en la Odontología infantil, ya que si por una mala práctica el niño pierde la confianza en los odontólogos, éste lo hará con todos, y no querrá que lo trate ningún profesional. Más allá de la confianza propia que el niño desarrolla, refuerzos positivos de los padres mediante comentarios, así como las intervenciones sobre la odontología de sus amigos y familiares también le servirán de influencia. De esta forma, la confianza resulta un factor imprescindible para evitar el miedo al dentista, y los padres deberemos ser partícipes directos para que este vínculo se cree.

Miedo a perder el control: tenemos que entender que, para empezar, el dentista no es el escogido por el niño, sino que fue llevado por sus padres. Esto puede causar fácilmente una sensación de pérdida de control del pequeño. Si tenemos en cuenta que durante este proceso, debe sentarse en una silla, abrir la boca (lo que no le permitirá hablar) y seguir las órdenes a rajatabla de un desconocido, resulta fácilmente comprensible que el niño sienta indefensión. Los odontopediatras de las Clínicas Propdental están especializados en crear un vínculo de seguridad y confianza, por lo que el niño se sentirá seguro y dominador de la sesión, a través de las diferentes técnicas desarrolladas para que él se sienta, además de protagonista, coadyudante.

Miedo a la vulneración del espacio personal: debemos saber que todos los tratamientos dentales requieren de la invasión del espacio personal. Esto ya no es sólo debido al contacto, sino también al hecho de tener que abrir la boca, obedecer y sentir una presencia que creemos que causará un dolor de forma muy palpable.

El miedo a lo desconocido: Si la primera vez que hace una visita a la clínica dental el niño está sufriendo miedo, esto suele ser debido a que le asusta los desconocido o que ha leído o escuchado cosas malas sobre los dentistas a lo largo de su vida. En otras ocasiones, no es más que historias que ha escuchado, ya sea de boca de sus familiares, amigos o padres, mientras que en otros casos no son más que mensajes subliminales que el hijo ha interpretado mediante la comunicación no verbal (por ejemplo, con la actitud) de sus padres.

Debemos tener en cuenta que decirle a nuestro hijo cosas como “tranquilo, no te dolerá” suele causar un efecto contrario, ya que le estamos diciendo que existe la posibilidad de que duela, lo que causará ansiedad previa al tratamiento, pudiendo hacer acto de presencia también el miedo.

En caso de que su hijo tenga miedo al dentista, será muy importante que se le comunique al Odontopediatra de Propdental. Él lo tendrá en cuenta y ayudará a su hijo a superar esta situación de la forma más cómoda y tranquila posible.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Por qué mi hijo le tiene miedo al dentista?"

    Deja tu comentario