CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Posibles actitudes del niño frente al dentista

Posibles actitudes del niño frente al dentista

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 abril 2014 en Odontologia

Las actitudes del niño frente al dentista pueden ser muy variadas y con connotaciones distintas. Aunque lo normal sea que los niños se comporten razonablemente al acudir al dentista, algunos sufren ansiedad, miedo y temor, hasta incluso querer evitar pisar la clínica.

De entre las distintas causas que pueden llevar a comportamientos indebidos e incluso perjudiciales para su salud, existe el miedo al dolor o el miedo a lo desconocido. Así, muchos niños o adolescentes no acuden al dentista hasta que hay un problema grave, por lo que sienten un dolor difícil de soportar. A esto se le suma, además, el hecho de ir a un sitio que no conoce, que escapa de su rutina diaria.

¿Cómo conseguir que las actitudes del niño sean las adecuadas?

Todos sabemos que los niños son observadores por naturaleza. En su estadio de aprendizaje, miran con atención todo aquello que les rodea, y más si es desconocido. Cuando llegan a la consulta, observan los materiales, el equipo y todo el espacio en general. Para tranquilizarlos, es aconsejable que la sala este bien ordenada, decorada alegremente y con algo que identifique que allí también van otros niños.

Cuando el dentista entra por la puerta, el niño va a evaluarlo de pies a cabeza, por lo que su actitud debe ser agradable y desprender felicidad. La amabilidad, así como también la firmeza y la seguridad, van a hacer que el niño se sienta más cómodo y menos amenazado.

Una vez instalado en la silla, es importante que el profesional le haga preguntas sencillas, como cómo se llama, cuántos años a tiene o si tiene algún animal de compañía. Estas preguntas ayudarán al profesional a ganarse la confianza del niño, algo que favorecerá el tratamiento. Además, el dentista también puede explicarle, evitando palabras técnicas, qué es lo que le va a hacer. Con un lenguaje plano y sencillo, puede indicar al niño los pasos que debe ir haciendo.

De éste modo perderá el miedo a lo que pueda venir después. Sin embargo, el dentista debe evitar mentirle, puesto que perderá toda su confianza si en algún momento debe hacerlo algo que anteriormente había prometido no hacerlo. Un ejemplo de ello es especificar que no le va a pinchar y necesitar, en un momento dado, la aplicación de anestesia.

Cuando el niño se encuentra en pleno tratamiento, es importante desviar el foco de atención a cualquier otro tema. Si está demasiado concentrado en lo que le están haciendo, no va a estar cómodo, sentirá miedo y puede dispararse una situación de ansiedad. Para evitar posibles actitudes del niño frente al dentista que puedan ser perjudiciales en la práctica odontológica, los dentistas en Clínicas Propdental siguen los pasos mencionados. La salud del paciente siempre es lo más importante.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Posibles actitudes del niño frente al dentista"

    Deja tu comentario