Posibles complicaciones tras extraer la muela del juicio -
Inicio » Posibles complicaciones tras extraer la muela del juicio

Posibles complicaciones tras extraer la muela del juicio

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 abril 2014 en Odontologia

Los terceros molares o muelas del juicio erupcionan normalmente entre los 17 y los 25 años. Se trata de los molares que se sitúan detrás del segundo molar y a pesar que la mayoría de personas desarrollan cuatro, a otras no les erupcionan todas. A menudo las muelas del juicio provocan un problema dental debido a la falta de espacio o a su mala posición. Por estos motivos los terceros molares pueden afectar otros dientes de la boca moviéndolos, dañando la estructura de sus encías o causando caries dental y enfermedad periodontal.

Muchos de estos problemas surgen de las irregularidades en la erupción de estas piezas. Los terceros molares pueden erupcionar de lado, horizontalmente o hacia atrás. Cuando surgen estas complicaciones se recomienda extraerlos para evitar un daño permanente a los otros dientes.

La mayoría de extracciones de la muela del juicio se realizan sin mayor complicación

Mientras que la mayoría de extracciones de muelas del juicio no comportan casi dolor ni mayores complicaciones, las situaciones más complicadas pueden provocar algunas consecuencias más o menos importantes.

  • Sangrado: Es muy común tras cualquier tipo de cirugía oral, por lo que tampoco es nada inusual que la saliva esté acompañada de sangre después de realizar una extracción dental. Lo que no es normal es un sangrado excesivo que inunde la boca, si esto sucede, debes contactar a tu dentista inmediatamente. La manera más común de controlar el mínimo sangrado es morder una gasa fría durante un rato, aunque algunos odontólogos también recomiendan utilizar una bolsita de té húmeda, ya que este contiene ácido tánico, que ayuda a cortar la hemorragia. Una alta actividad podría facilitar el sangrado, es por eso que no está recomendado hacer grandes esfuerzos después de la intervención.
  • Dolor/incomodidad: Es normal notar un poco de dolor después de la extracción de la muela del juicio y suele desaparecer al cabo de unas 8-12 horas. Tu dentista valorará como controlar el dolor post-operatorio en función de la cirugía que se haga realizado. La manera más común de hacerlo será mediante medicinas. Si el dolor persiste más allá del segundo día y no se reduce con los analgésicos, debes llamar al dentista ya que podrías estar sufriendo alveolitis (una inflamación del alvéolo dentario).
  • Hinchazón: Se trata de otra complicación común de la exodoncia de la muela del juicio. Se suelen hinchar los alrededores de la boca y los lados de la cara, algo que se controla con la aplicación de frío. Si la hinchazón persiste tras 36 horas, se reemplazará el uso de hielo por la aplicación de calor húmedo. Este ayuda a reducir la inflamación y mejorar el movimiento de las mandíbulas. Normalmente, la hinchazón desaparece al cabo de 3-4 días.
  • Restricciones en la dieta: La alimentación inicial debe ser en forma de líquidos o comida muy blanda. De esta manera podrás evitar masticar por el lado dónde te acaban de realizar la extracción. Debes evitar especialmente los alimentos crujientes, que podrían albergarse en la zona dónde había el diente. Comer blando y bebes mucho te ayudará a curarse y a recuperar las fuerzas. No debes utilizar pajita para beber, ya que la succión podría comportar una alveolitis o un exceso de sangrado.
  • Náuseas y vómitos: Se trata de una reacción normal si se utilizó anestesia general en la intervención. Si tienes náuseas no debes comer y te ayudará tomar bebidas carbonatadas como Coca-Cola.
  • Mantener la higiene oral: No se trata de una secuela pero es muy importante mantener la boca limpia tanto antes como después de la intervención pero debemos destacar algunas restricciones importantes. El día de la cirugía no debes enjuagarte la boca. Al día siguiente puedes hacerlo con una mezcla de agua caliente y sal. Nuestro dentista te informará de cuando puedes volver a iniciar el cepillado de la zona tratada.
  • Hematomas o decoloración: En algunos casos puede darse, por lo que no debe provocar una preocupación excesiva. Sucede cuando la sangre se coloca debajo de los tejidos, causando decoloraciones azules, verdes o incluso amarillas debajo de la piel. Suele suceder al cabo de 2-3 días de la intervención y la aplicación de calor húmedo ayudará a acelerar el proceso para volver a tener un color de piel normal.
  • Infección: Tu dentista te prescribirá antibióticos si hay una infección presente.
  • Rigidez en la mandíbula: Esto puede suceder debido a que las mandíbulas estuvieron abiertas durante un largo periodo de tiempo durante la intervención. Suele marcharse en un par de días.

Complicaciones menos comunes

  • Entumecimiento: Suele ser una reacción temporal. Si sucede debes vigilar de no morderte el labio o la lengua mientras dure. Si persiste, debes llamar a la clínica dental inmediatamente pare ponerle remedio.
  • Fiebre: Se trata de una reacción poco normal pero a veces sucede. Cuando dura varias horas o no baja a pesar de tomar los medicamentos correspondientes, debes ponerte en contacto con el dentista.
  • Labios secos y agrietados: El hecho de tener los labios muy estirados durante la intervención, puede provocar grietas o sequedad en los labios. La utilización de vaselina antes y después de la cirugía te ayudará.
  • Proyecciones óseas irregulares: En algunos casos, los pacientes pueden notar protuberancias óseas con su lengua. Se trata del hueso que albergaba la muela del juicio. Si persisten pueden requerir su retirada por parte del dentista.

Es importante destacar que el cuerpo de cada persona puede reaccionar de manera diferente a tratamientos como la extracción dental del tercer molar. La mayoría de pacientes no sufre más complicaciones que un poco de dolor e hinchazón, mientras que otros se ven más afectados. En caso que esto suceda, nuestro dentista mantiene una comunicación directa con el paciente para solventar cualquier tipo de consecuencias indeseables.

Comentarios

2.995 comentarios para "Posibles complicaciones tras extraer la muela del juicio"

  • El 17.08.2018 , Egliz ha comentado:

    Hola, me hicieron una operación de cordales hace 8 días porque estaban complicadas, estaban encrustadas en el seno maxilar y al parecer la del lado superior izquierdo me daño parte del seno maxilar y no me deja de bajar flema o saliva mucosa de la garganta es una molestia horrible y tengo que pasar todo el día haciendo fuerza para botar eso la flema es de color verde. ¿Qué debo hacer?
    Estoy preocupada

    • El 17.08.2018 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días Egliz.
      Mi consejo es que acudas sin demora a un cirujano maxilo-facial para que este te revise correctamente, controle y si procede trate. No demores tu visita. Se deberá realizar una radiografía para valorar la zona de la extracción y establecer un plan de tratamiento.
      Mantén una escrupulosa higiene oral y sobretodo de la zona tratada, cepillando bien tras cada comida.
      Un cordial saludo.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

932 656 722
Pide cita