CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Preparación dentaria para las carillas cerámicas

Preparación dentaria para las carillas cerámicas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 diciembre 2015 en Odontologia

En el mercado podemos encontrar distintos juegos que nos permiten una buena preparación y terminación de las carillas, pero para los no iniciados resulta de gran utilidad el Laminate Veneer System de Komet, que tiene dos deepth cutters de 0,3 y 0,5 milímetros, que van a marcar esa profundidad en el esmalte, a fin de facilitar una reducción más exacta del mismo. Otro set es el comercializado por Den Mat Co, con el nombre de Clinicians FIshing Kit, que facilita de una forma enorme la tarea de la terminación y pulido mediante sus múltiples aditamientos.

Carillas dentarias: Preparación dentaria

También será necesario:

  • Resina para la fabricación de los profesionales del tipo de: Protemp II o Protemp Garat de Espe, o Tab 2000 de Kerr.
  • Como hijo de retracción tendremos: Seda para sutura de un cero de Ultrapak de Ultradent Products Inc.
  • Silicona de adición como Aquasil de Dentspy/DeTRey.
  • Adesivo dentario: Prime&Bond 2.1 de Dentspy/DeTrey.
  • Luting: Variolink II (Vivadet, Schaan).
  • Dead Soft Metal Matrix Strip de DenMat Co.
  • Fresas para cabeza EVA Proxoshape de Intensiv.
  • Papel de articular y papel de Arthus.

Consideraciones generales para el tallado

Cuando vayamos a realizar unas carillas, creemos que siempre resulta necesario tallar siguiendo unas directrices generales que enumeraremos a continuación.

La reducción vestibular del esmalte ha de ser de 0,3 a 0,55 milímetros para no eliminarlo excesivamente, lo que repercutiría en una adhesión más deficiente, aparte de que seremos menos conservadores de la estructutra dentaria. Por supuesto que a nivel gingival, dado que el espesor adamantino es menor, la reducción ha de ser la mínima.

Una vez que haya terminado el tallado, deberá quedarnos por lo menos un 50% de la superficie a cubrir en esmalte.

Siempre será aconsejable que los márgenes de la preparación queden en esmalte y que éste, tenga por lo menos un milímetro de extensión.

Consideraciones locales para el tallado

Aunque el tallado es un procedimiento continuo, con fines didácticos comenzaremos a describir las maniobras de reducción a nivel vestibular, ocupándonos de los dos tercios incisales y haciendo hincapié en el tratamiento del borde incisal, para después relatar el tallado a nivel gingival y terminar con la preparación en interproximal

Tallado de la cara vestibular
1.- En los dos tercios incisales de la cara vestibular:

Aplicando la fresa en esta área de la cara vestibular la movemos de distal a mesial hasta lograr una reducción uniforme entorno a los 0,5 milímetros de profundidad. Para conseguir estrictamente esta profundidad podemos ayudarnos de un deepth cutter, la fresa LVS – 1, del set 4151 de Komet, después de pintar con rotulador indeleble la corona del diente, con lo cual se perciben perfectamente los surcos de profundidad.

2.- En los dos tercios gingivales de la cara vestibular:

Aún cuando el margen sea supragingival, antes de iniciar la reducción es conveniente poner un hilo de seda de sutura de un cero como retracción mecánica que nos facilitará la visibildad en esta zona, y evitará que traumaticemos la encía fácilmente. Después de poner el hilo, apoyamos la fresa paralelamente a la superficie adamentina y con un movimientos similar al anteriormente descrito para los dos tercios incisales, obtenemos la reducción del esmalte y un margen gingival con forma de chámfer.

Tallado a nivel incisal

El margen incisal de las carillas podemos hacerlo por vestibular o por palatino del borde incisal, dependiendo de diversos factores que pasaremos a describir a continuación:

El margen incisal por palatino es aconsejable según albers, si el defecto que queremos ocultar afecta seriamente al borde incisal o si lo que deseamos es alargar la corona en el eje gingivo – incisalmás de un milímetro.

El procedimiento clínico consiste en aplicar y desaplicar la punta de la fresa sobre la cara palatina tallando un hombro redondeado que discurra por toda la anchura disto – mesial del diente de un modo circunferencial, esto es que elimine los ángulos inciso – mesial, e inciso – distal del borde incisal dejándolos redondeados.

El margen incisal por vestíbulo es más conservador que el anterior y aconsejable en aquellas situaciones en las que no hay desgastes, fracturas ni se requiere alargar la corona. Será, por lo tanto, una carilla eminiscente vestibular.

El procedimiento clínico es más simple y sólo requiere pasar la punta de la fresa para así rebajar un poco más el grueso esmalte que existe en esa zona. Obtendremos de esta forma un engrosamiento y reforzamiento de la cerámica a esta altura, con lo que queda mejor definido el margen de la preparación para el laboratorio y nos facilita la inserción de la carilla durante el cementado.

Tallado a nivel proximal

Antes de describir el procedimiento clínico, conviene tener en cuenta una serie de consideraciones sobre el tallado a este nivel:

  • Como dijimos en el apartado anterior siempre es deseable conservar la mayor cantidad de esmalte.El punto de contacto no lo eliminaremos siempre que sea posible a fin de no tener que restaurarlo.
  • Para ocultar las tinciones por interproximal deberemos valorar si realmente es necesario el llevar la preparación hacia palatino, pero sólo por gingival del punto de contacto, sin eliminarlo
  • El procedimiento clínico: La preparación dentaria proximal en la clínica se realiza a la vez que la reducción adamantina vestibular, pero con fines expositivos vamos a hacer inflexión en los detalles.Cuando la carilla es sencilla, es decir, no hay grandes tinciones que ocultar, ni malposiciones, nuestro tallado deberá situarse siempre por vestibular del punto de contacto y así desde gingival hasta incisal. Para ello, dispondremos nuestra fresa paralela a la superficie vestibular, como en la reducción vestibular, pero profundizando más en esta área proximal.Pero si la tinción es severa, deberemos insinuarnos con al fresa en el área proximal justo por gingival del punto de contacto para evitar que se vea la coloración anmómala en una visión lateral de la sonrisa del paciente.

El procedimiento durante los cierres de diastema vbaría al no existir puntos de contacto. De esta manera, la terminación la haremos hacia lingual de la cara proximal para conseguir un margen de preparación, con la carilla cementada, redondeado y sin ángulos agudos que dificultan la higiene.

Pulido final

Una vez realizada la preparación dentaria en la forma explicada, es importante pulir con una fresa de tugsteno toda la superficie tallada del diente para redondear los ángulos diedros y triedros que se nos ayyan formado. Así, conseguiremos una preparación lisa que mejora la adaptación de la carilla, y sin ángulos agudos que produzcan estrés en la cerámica.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Preparación dentaria para las carillas cerámicas"

    Deja tu comentario