CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Preparando el diente para recibir una corona dental

Preparando el diente para recibir una corona dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 24 Julio 2015 en Odontologia

Si necesitas una corona, puede que requieras también un tratamiento endodóntico. No todo el mundo que necesita una corona necesita también una endodoncia, pero en caso que el motivo del tratamiento sea una caries profunda que alcanza la pulpa dental es muy probable que se tengan que realizar ambos procedimientos.

Pasos del tratamiento para recibir una corona dental

Antes de colocar la corona, si al diente a tratar le falta estructura, puede que tu dentista necesite colocar un poste dentro del diente para aportar un mayor soporte a la corona. Esto suele ocurrir cuando la pieza en cuestión ha sufrido una caries dental severa o una rotura que le ha hecho perder parte de su estructura.

El siguiente paso suele ser remover parte del esmalte externo del diente para lograr el espacio necesario que permita un encaje ideal de la corona en relación a los dientes adyacentes. Las coronas de metal son las que requieren menos eliminación del esmalte, pero cada vez hay más materiales estéticamente buenos que requieren un menor grosor.

Dos opciones para la fabricación de la corona dental

Una vez se ha preparado el diente para que pueda albergar la corona, existen dos maneras de fabricar una corona dental permanente. La mayoría de coronas requieren dividir el procedimiento en dos visitas. En la primera, recibes una corona temporal y la llevas hasta la segunda cita. La otra opción incluye las clínicas como Propdental que cuentan con el sistema CEREC Cad-Cam que permite diseñar y fabricar las coronas en la clínica dental en el mismo momento.

Volviendo al procedimiento tradicional, una vez se ha preparado el diente, el dentista toma una impresión del diente para crear un molde en el que se trabajará a posteriori para realizar una corona que encaje a la perfección. También se toma una impresión de los demás dientes, tanto superiores como inferiores, para así fabricar una corona que encaje a la perfección no solo con el diente a tratar sino con todos los de su alrededor.

Entonces, las impresiones se envían al laboratorio, dónde se fabrica la corona. Durante este tiempo, el paciente lleva la corona temporal, que normalmente está hecha de plástico. Éstas suelen fabricarse de antemano por parte del laboratorio o del mismo dentista durante la visita de preparación.

Normalmente, las coronas temporales no duran demasiado tiempo. Sin embargo, en algunos casos pueden permanecer durante más de un año. En caso que las circunstancias lo requieran, el dentista se asegurará que la corona tiene una fijación perfecta y que puede realizar sus funciones correctamente.

Para que no se mueva la corona temporal, se utiliza un cemento más débil del definitivo de modo que el dentista tendrá menos problemas para quitar la corona al cabo de dos semanas, cuando ya esté fabricada la definitiva.

En la segunda visita pues, el dentista quita la corona temporal y prueba la corona permanente. Algunas veces, las coronas necesitan pulirse o hacerse cualquier otro ajuste antes de colocarlas. Una vez se ha comprobado su perfecta fijación, se cementa de manera permanente en el diente.

En caso que el dentista de Propdental decida que eres un paciente ideal para utilizar la tecnología Cad-Cam con el sistema CEREC, la corona se fabricará en la primera visita. Primero, se tomará una imagen en 3D del diente preparado para poder diseñar la corona en la pantalla de ordenador. Entonces, se enviará la información del diseño a una máquina de fresado, que conseguirá la restauración milimétrica a partir de un bloque de porcelana. El último paso será comprobar su fijación y colocarla. Todo este procedimiento puede tardar unas dos horas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Preparando el diente para recibir una corona dental"

    Deja tu comentario