CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Prevención y tratamiento de la caries

Prevención y tratamiento de la caries

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 diciembre 2014 en Odontologia

En este post hablaremos de prevención y tratamiento de la caries porqué son dos aspectos muy relacionados entre ellos. De hecho, el mejor tratamiento para la caries es su prevención. ¿Cómo puedo prevenir la caries? ¿Qué opciones tengo en caso que haya fallado la prevención? Te lo explicamos a continuación.

La prevención y tratamiento de la caries dental

Una buena manera de prevenir la caries dental es reducir la cantidad de placa y bacterias en tu boca. La mejor forma de conseguirlo es mediante la utilización del cepillado y el hilo dental a diario. También ayuda el uso de colutorios antibacterianos para rebajar los niveles de bacterias en la boca. También hay enjuagues que neutralizan el nivel de ácido en tu boca para así conseguir un ambiente sano que complique el desarrollo de éstos gérmenes.

También puedes reducir la cantidad de ácido perjudicial en tu boca reduciendo las veces al día que comes alimentos azucarados o con carbohidratos. Piensa que después de cada comida, tu boca tardará varias horas en recuperar el nivel de acidez indicada, de manera que es mucho más sencillo prevenir la caries si no picas entre horas.

Masticar chicle sin azúcar con xilitol también ayuda a frenar el crecimiento bacteriano. A diferencia del azúcar, el xilitol no es una fuente de alimentación para las bacterias. Otros productos también pueden ayudar a reducir el nivel de ácido en tu boca, el dentista te aconsejará cuáles utilizar en tu caso particular.

Otra manera de reducir el riesgo de sufrir caries es a través del uso de flúor, una sustancia que fortalece los dientes. Un dentista puede evaluar el riesgo de caries al que estás expuesto y sugerir la utilización de un tratamiento con flúor determinado. El agua fluorada fortalece los dientes tanto durante su desarrollo como una vez han erupcionado. Los odontopediatras también aplican barnices de flúor en los dientes de los pequeños para protegerles de la caries.

Tanto en el caso de los pequeños como de los adultos, los molares pueden protegerse mediante selladores dentales. Estos selladores pueden utilizarse en molares que ya han sufrido fases iniciales de caries dental, siempre que ésta no haya atravesado todavía el esmalte.

Tratamiento de caries dental

La caries dental es un proceso. En sus fases iniciales puede ser frenada e incluso revertida, consiguiendo que el diente esté tan sano como antes de haberla sufrido. El flúor y otros métodos de prevención también ayudan reparar un diente que sufre una caries incipiente a repararse por sí misma (remineralizarse). Las manchas blancas son la última fase de la etapa inicial de la caries.

Una vez la caries empeora y consigue romper el esmalte, solo los dentistas pueden repara el diente. Entonces, el tratamiento común para tratar la caries es el empaste dental. A veces es necesario utilizar anestesia local antes de eliminar el material dañado, primero, y rellenar la cavidad, después.

Actualmente, los empastes dentales más utilizados son los que emplean resinas compuestas, composite. Este material ofrece una mejor apariencia que las antiguas amalgamas de plata y pueden durar más de una década.

Si la caries es grande o profunda, puede que el diente dañado no recupere la fuerza necesaria con un empaste dental. En este caso, se puede utilizar una incrustación inlay, onlay, overlay o incluso una corona dental. Éstas pueden fabricarse en la misma clínica dental o en el laboratorio.

Algunas veces las bacterias pueden infectar la pulpa de dentro del diente, incluso manteniendo la parte visible del diente intacta. En este caso, el diente necesitará tratamiento endodóntico. Un dentista general o un endodoncista pueden remover la pulpa y reemplazarla por un material biocompatible. En muchos casos, el diente necesitará una corona.

Cuándo contactar con un profesional

Las fases iniciales de la caries no suelen comportar dolor. Esto significa que solo los chequeos regulares con el dentista y las radiografías empleadas en estas citas pueden detectar las caries cuando son indoloras. Es decir, acudir a tus citas con el dentista cada 6 o 12 meses te ayudará a prevenir la caries. Además, si entre visita y visita notas un aumento de la sensibilidad al frío o al calor, a los alimentos ácidos, o de cualquier otro tipo, no dudes en contactar con tu dentista.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Prevención y tratamiento de la caries"

    Deja tu comentario