CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Prevenir el mal aliento

Prevenir el mal aliento

Publicado por Silvia el 16 Diciembre 2014 en Odontologia

Todos sufrimos mal aliento de vez en cuando. Normalmente suele ser un inconveniente menor que se resuelve con un buen cepillado dental. Pero en ocasiones, sin embargo, la halitosis se convierte en un problema constante que es una fuente de vergüenza y malestar. Por suerte, se puede prevenir el mal aliento. Al conocer las causas del mal aliento que te explicamos a continuación, serás capaz de prevenirlo de manera más eficaz.

¿Cómo prevenir el mal aliento?

El mal aliento tiene varias causas, de modo que se debe prevenir de varias maneras distintas. Estos son los principales causantes del mal olor oral:

Hábitos orales incorrectos: el buen cuidado de tus encías y dientes tiene mucho que ver con el mal aliento. Cepillarte los dientes dos veces al día con una pasta fluorada es la base para evitarlo. Tampoco puedes olvidar cepillarte la lengua, ya que las bacterias también se acumulan en ella, y pasarte el hilo dental para eliminar las partículas que se quedan en tus dientes y se desintegran, provocando mal olor.

Dieta: la frase, “somos lo que comemos” es especialmente cierta cuando hablamos del aliento. Alimentos como el ajo o la cebolla son culpables comunes del mal aliento. Si estás en dieta también puede que notes que tienes un peor aliento. El hecho de comer menos veces puede suponer una rebaja de la producción de saliva, lo que comporta un incremento de bacterias. Seguir comiendo 4 o 5 veces al día ayuda a evitar este incremento de bacterias y el consecuente mal olor.

Boca seca: la falta de saliva puede comportar un aumento del mal olor, provocado por el aumento de bacterias en la boca. Mantenerse hidratado y comer chicle sin azúcar es una buena manera de evitar esta dolencia.

Fumar: ahí va otro motivo más para dejar de fumar. Los cigarrillos están relacionados con muchos problemas orales como la enfermedad periodontal, la pérdida de sabor, el cáncer oral y, también, el mal aliento.

Enfermedades: el mal aliento puede ser un signo o síntoma de otros problemas de salud. Ciertas enfermedades respiratorias, la diabetes, los desórdenes gastrointestinales o problemas de riñón e hígado tienen la halitosis como efecto secundario.

Prevención adicional: Acudir al dentista con regularidad te ayudará a mantener a raya la acumulación de placa y la enfermedad periodontal. Sométete a limpiezas profesionales dos veces al año para evitar, también, el mal aliento.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Prevenir el mal aliento"

    Deja tu comentario