Prevenir la endodoncia
Inicio » Prevenir la endodoncia

Prevenir la endodoncia

Actualizado el 21 abril 2015

La mejor manera de evitar la necesidad de recibir tratamientos dentales es practicar buenos hábitos de higiene oral y junto con odontología preventiva. Si se descuidan los dientes, pueden aparecer caries dentales. De no tratarse, estas caries empeorarán con el tiempo y esto puede comportar la infección de los conductos radiculares.

Tratamiento de los conductos radiculares

El tratamiento de los conductos radiculares, conocido popularmente como endodoncia, se realiza para reparar un diente cuyos conductos radiculares se han infectado. Este tratamiento consiste en la remoción de la pulpa y los nervios del centro del diente. Después, se limpia a fondo el diente antes de rellenar la cavidad y sellar la pieza para prevenir futuras infecciones.

Cómo detectar una infección de los conductos radiculares

Cuando las bacterias alcanzan el centro del diente, normalmente por culpa de grietas, lesiones o empastes, se puede producir una infección de los conductos radiculares. Esto puede provocar los siguientes síntomas:

  • Dolor dental, especialmente al masticar
  • Sensibilidad al frío y al calor
  • Hinchazón de las encías
  • Decoloración del diente

Si sufres cualquiera de estos síntomas, contacta rápidamente con tu odontólogo de Propdental para que lleve a cabo un diagnóstico y aplique el tratamiento correspondiente.

Prevenir la endodoncia

El mantenimiento de buenos hábitos higiénicos puede ayudarte a prevenir la endodoncia y la necesidad de recibir tratamientos dentales. Pero en caso de requerirla, es importante que sigas las instrucciones que te da el dentista para después de la endodoncia ya que de no cuidar la zona, esta puede reinfectarse.
Durante los primeros días, no debes masticar comida con el diente tratado. Además, debes mantener una higiene oral perfecta mediante el cepillado dental, el uso del hilo dental y los chequeos periódicos.

¿Existen alternativas a la infección de los conductos radiculares?

En caso que la infección del diente sea severa pero prefieras evitar la endodoncia, la única alternativa posible es la extracción del diente. Normalmente, esta opción se reserva para los casos en que la endodoncia no ha funcionado, ya que comporta la pérdida del diente y requiere un tratamiento mucho más invasivo.

Los odontólogos de Propdental te ayudan a mantener una buena salud oral con todo tipo de tratamientos preventivos y restauradores.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Prevenir la endodoncia"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Centro de preferencias de privacidad

    Cookies imprescindibles

    Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas de privacidad.

    gdpr

    Cookies de terceros

    Cookies de Google Analytics, Cookies para colocar el botón de me gusta de Facebook y cookie de Google doubleclick.net

    _ga, _gid, _gat, fr, IDE

    Te llamamos
    Pide cita