Psicosomática en Odontología
Inicio » Psicosomática en Odontología

Psicosomática en Odontología

Actualizado el 2 marzo 2016

Los pacientes que se quejan de dolencias indetectables a nivel físico no para de aumentar día tras día. Quejas sobre lesiones, incomodidades o dolores, sobre todo después de realizarse un tratamiento, son muy habituales en muchos campos médicos, y la Odontología no es una excepción. A fin de comprender esta situación, tendremos que introducir un nuevo concepto, desconocido por muchos hasta ahora: la psicosomática. Esta explica las situaciones donde el paciente siente mentalmente una problemática física que realmente, no existe más allá de su cabeza.

Psicosomática: Cuando la cabeza te juega una mala pasada

La psicosomática está descrita en medicina como el principio por el que las capacidades emocionales y psicológicas de un paciente consiguen alterar su estado físico. Una de las consecuencias directas de esto es que los problemas mentales pueden proyectarse en problemas dentales. Existe un polo opuesto a la psicosomática, y es la somatopsicología. Esto quiere decir que los problemas físicos terminan desembocando en problemas psicológicos.

El trabajo del dentista no pasa por realizar un examen diagnóstico psicológico o hacer la terapia que éste requiera, pero deberá ser capaz de reconocer los problemas que ocasiona la psicosomática. Por ejemplo, encontramos muchos pacientes que sufren sensación de entumecimiento u hormigueo después de haberse sometido a una terapéutica oral. En ciertos casos, una mala fijación de la restauración aplicada podría ser responsable de éste, pero en muchos otros casos la sensación se da sin sentido aparente.

Hay que mencionar que el diagnóstico de una afectación psicosomática no debe ser nunca una forma de excusarse ante un mal tratamiento, o intentar evitar tratar a un paciente que siente molestias reales. Por norma general, los pacientes que cuentan con este tipo de problema deberán ser identificados previamente para conocer la patología en cuestión, actuando en consecuencia.

Los odontólogos son capaces de identificar los pacientes que tiene esta situación por medio del análisis de su extenso historial clínico, pero esto tiende a complicarse cuando encontramos una falta de información al respecto. En ese momento, la única forma para detectar el problema incluye la discrepancia con el resultado de la intervención y la sensación que presenta el paciente, el cambio de quejas constantes.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Psicosomática en Odontología"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita