CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Qué debemos saber sobre la sedación en odontología

Qué debemos saber sobre la sedación en odontología

Publicado por Dr. Dario Vieira el 22 Diciembre 2015 en Odontologia

A todos alguna vez nos ha pasado: Sentir un dolor acuciante en nuestra dentición, lo que nos indica que , sí o sí, deberemos visitar al dentista. Algo que, para mucha gente, resulta un auténtico suplicio Existen muchas personas que sufren de miedo al dentista por culpa de malas experiencias previas, o sencillamente, tienen ansiedad al escuchar la palabra “dentista”, sin motivo aparente. Como sabemos, el miedo no es un plato de buen gusto, por lo que en Propdental trabajamos para eliminarlo antes de comenzar con el tratamiento. La sedación es un buen ejemplo

Métodos de sedación

El proceso de la sedación dental consiste en dar una medicación al paciente, a fin de que éste se encuentre totalmente relajado y no note dolor o molestias durante el proceso oral que haya que realizar. También es empleada en pacientes sin miedo, para que realizar tratamientos más largos les sea llevadero.

Los motivos para someterse a sedación pueden ser diversos:

  • Realizar un tratamiento invasivo que acarrea dolor
  • Miedo al tratamiento
  • El paciente no quiere ser consciente de lo que ocurre mientras está en la clínica

Los tipos de sedación empleados para la consecución de este objetivo son los siguientes:

Sedación intravenosa: Deja al paciente prácticamente dormido
Sedación consciente: Relaja al paciente, quitándole la preocupación pero estando consciente.
Sedación oral mediante pastilla: El paciente olvidará todo el tratamiento dental
Anestesia general: El paciente se duerme totalmente. Este es un método muy invasivo, sólo usándolo en casos donde se necesite realmente.

Los beneficios de la sedación dental son múltiples, ya que permiten reducir el dolor de forma muy importante, llegando al punto de no sentir dolor. En el caso de que la anestesia local no sea suficientemente fuerte a fin de eliminar el dolor del paciente durante el tratamiento, estas operaciones pueden mejorar sus efectos.
La sedación intravenosa y la sedación consciente pueden ser combinadas cuando una de ellas no es suficiente.
En el caso de que el paciente sufra problemas de salud mental, ansiedad extrema o fobia al dentista, la sedación dental puede ayudarle a relajarse y evitar sentir dolor.

Nuestros dentistas se encargan de facilitar el tratamiento de forma indolora y cómoda. Si quieres más información, sólo tendrás que dirigirte a cualquiera de las Clínicas Propdental en Barcelona, donde un dentista especialista te asesorará.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Qué debemos saber sobre la sedación en odontología"

    Deja tu comentario