CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Qué es la candidiasis oral?

¿Qué es la candidiasis oral?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 25 diciembre 2015 en Odontologia

Como todo el mundo sabe, la boca está poblada por bacterias. Existen algunos de esto microorganismos que promueven nuestra salud, mientras que otros son agentes patógenos. Es decir, en nuestra propia cavidad oral se promueve una especie de lucha; mientras las bacterias que son beneficiosas para nosotros mantengan a raya a las malas, nuestra boca podrá ser considerada como relativamente saludable, limpia y libre de infecciones. Todo esto se trastoca cuando existe un factor que desequilibre este balance, con lo que las bacterias dañinas comienzan a descontrolarse, provocando enfermedades como por ejemplo la candidiasis oral.

¿En qué consiste la Candidiasis oral?

La candidiasis oral consiste en un sobrecrecimiento del hongo cándida, es decir, el brote de la cándida es, básicamente, una infección de hongos en nuestra boca. Por suerte, esta problemática puede ser controlada… Si sabes cómo hacerlo de forma correcta.

La candidiasis oral, un problema de hongos
Como comentábamos anteriormente, la candidiasis oral es, básicamente, una acumulación de lesiones en forma de manchas blancas que, en cierta manera, nos recuerdan al requesón. Estas lesiones suelen estar repartidas entre las mejillas y la lengua, pero también pueden extenderse a otras zonas de la boca. Pese a que cualquier persona puede padecer esta problemática, esta condición suele tener una mayor prevalencia en personas mayores, bebés y personas que tengan comprometido su sistema inmune.

Pese a que el hongo de la candidiasis oral podría ser considerado como “inofensivo” (relativamente), las lesiones podrían llegar a provocarnos dolor e inclusive sangrar mientras realizamos el cepillado dental. Esta condición suele aparecer de repente, y dura algunas semanas. En los casos más graves de infección por hongo cándida, éstos pueden llegar a extenderse hacia el esófago, una condición que dificulta el tragado.

Mientras que la mayor parte de las personas suelen recuperarse de la candidiasis oral, deberemos preocuparnos especialmente cuando esta afecta a aquellos pacientes que sufran problemas en el sistema inmunitario. En este caso, los pacientes tienen que ser tratados de la forma más rápida posible, a fin de prevenir su escampado hacia otros puntos del cuerpo.

¿Y yo, corro riesgo de sufrir de candidiasis oral?
Existen algunos factores que se sabe que podrían llegar a desencadenar la alteración del balance de las bacterias en nuestro organismo. Es sabido que, por ejemplo, los antibióticos y las pastillas para evitar el embarazo podrían llegar a provocar infecciones por hongos. Existen otras enfermedades, como el cáncer o el sida que también hace que aquellas personas que las padecen sean más susceptibles a esta infección. Esto es debido a un débil sistema inmunitario, y a las dificultades que encontramos para activar los mecanismos de defensa.

Los cambios que se producen en la saliva generados por la diabetes y el síndrome de la boca seca también pueden reducir la capacidad del cuerpo para reducir las bacterias que influyen negativamente en nuestra boca, por lo que el hongo cándida puede multiplicarse más fácilmente. Para finalizar, algunos factores como el hábito del insalubre tabaco, dentaduras removibles mal fijadas y sufrir estrés también se sabe que pueden facilitar la candidiasis oral.

Un colectivo que de buen seguro puede dar fe de los cambios hormonales que experimentan sus cuerpos son los de las mujeres embarazadas. Esta condición también podría provocar la sobreabundancia del hongo cándida. Lamentablemente, tenemos que advertir que esta es una condición que se puede pasar a los bebés durante el nacimiento, y aquellos bebés que sufren de candidiasis oral también pueden volver a pasársela a la madre mientras son amamantados. Para frenar este círculo vicioso, lo ideal será que en caso de que ocurra nos dirijamos al especialista, a fin de que nos encuentre una solución a esta problemática.

Encontrar el equilibrio, fundamental
Usualmente la candidiasis oral tiende a curarse por sí misma, pero existen algunas formas de que encontremos cómo acelerar el proceso de recuperación: Aquellos adultos sanos que tienen candidiasis oral deberán consumir yogures naturales sin azúcar, así como consumir cápsulas de acidophilus para así controlar la infección.

Aquellos bebés y los pacientes que tengan un sistema inmunitario debilitado deberán tomar medicamentos antifúngicos que les prescriba el especialista.

Pese a que la gran mayoría de personas no deberían de preocuparse por sufrir candidiasis, podremos tomar una serie de precauciones a fin de prevenir que esto termine por hacer acto de presencia:

Seguid unas buenas rutinas de higiene oral: Realizar un correcto cepillado y emplear el hilo dental eliminará las bacterias y los restos de placa dental de nuestra dentición y encías. En el caso de sufrir un aumento de presencia del hongo cándida, deberemos controlarlo mediante una correcta higiene oral. Resulta muy importante apuntar que si sufrimos candidiasis deberemos restringir el uso del colutorio, ya que podría alterar el balance de las bacterias. En lugar de usar colutorio, puedes realizar enjuagues con agua y sal.

  • Cambiar la dieta: Aquellos alimentos que contienen una gran cantidad de azúcares o levaduras también fomentan el crecimiento del hongo cándida. En el lado contrario, existen también algunos alimentos como el yogurt natural, que restauran el balance natural de las bacterias orales, de ahí que lo recomendásemos más arriba en este mismo artículo.
  • Visita regularmente a tu dentista: Deberemos realizar una sesión de control para evaluar el estado de nuestra salud oral aproximadamente cada seis meses, a fin de que el especialista pueda evaluar si existe algún signo de infección u otro problema oral.
  • Evitar el tabaquismo, y evita el estrés: Tanto el insalubre hábito de consumir tabaco como el sufrir de estrés son dos de los factores que pueden aumentar las posibilidades de que suframos candidiasis oral. Es por ello que, por el bien de tu salud oral, deberías evitar tanto el tabaco como el sufrir de estrés.
  • Mantén limpios los utensilios de tu bebé: deberemos desinfectar los chupetes y biberones. Esto ayudará a evitar la candidiasis en los bebés.

En el caso de creer que tienes alguno de los signos de estar sufriendo candidiasis oral sólo tendrás que dirigirte a tu dentista de confianza en las Clínicas Propdental cuanto antes. Será el especialista quien evaluará tu problema a través de un completo diagnóstico, y realizará un plan de tratamiento para, de esta manera, lograr revertir la situación, devolviéndole la salud a tu boca.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Qué es la candidiasis oral?"

    Deja tu comentario