CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Quistes de los maxilares

Quistes de los maxilares

Publicado por Dr. Dario Vieira el 2 Junio 2014 en Odontologia

Los quistes pueden aparecer en varias zonas aparte de en los maxilares, podemos definir que un quiste es una cavidad patológica que suele ir revestida generalmente por un epitelio, y podría llegar a ocurrir que en su interior estuviera rellena de fluidos, semifluidos o incluso un contenido gaseoso. En la mayoría de los casos los quistes suelen aparecer como bultos si se llegan a hacer más superficiales y poder así el paciente darse cuenta de ellos más fácilmente.

Para poder ayudar a realizar la exeresis de un quiste será necesario un estudio sobre el anatomopatológico y una diagnóstico clínico, radiologico y histologico.

Tipos de quistes de los maxilares

Los quistes del desarrollo odontogénicos existen en varios tipos con distintas variedades entre ellos, poniendo unos cuantos de ejemplo podemos encontrar los siguientes:

  • Los quistes gingivales y palatinos del recién nacido: Estos quistes aparecen en los recién nacidos pudiendo aparecer en los 3 primeros meses de vida. Son de un tamaño bastante pequeño que aparecen sobre la encía, en la unión del paladar duro y blando. Estos quistes aparecen con un color entre blanquecino-morado, dependiendo de la capa de epitelio que los cubra. Desaparecen cuando se hacen superficiales y acaban rompiéndose.
  • Queratoquistes odontogénicos: Estos quistes reciben muchos nombres, como por ejemplo quistes epidermoides, colesteatomas o también disembrioplasias epidérmicas. Describe un quiste maxilar que derivaba del órgano del esmalte en las primeras etapas que tenía de desarrollo por degeneración del retículo estrellado. Representan el 11% de los quistes de la región oral y se suelen manifestar entre los 20 y 30 años de edad, tienen mayor frecuencia en los hombres.
  • Queratoquistes múltiples. Síndrome del carcinoma basocelular nevoide múltiple: Este síndrome aparece en casos muy extraños y con poca frecuencia en pacientes que tengan carcinoma basocelular cutáneo, transmitido en un gen autosómico dominante. En los maxilares aparecen numerosos quistes de tamaño variable y cubiertos de epitelio que puede ser de tipo simple o bien de un tipo escamoso estratificado y levemente queratinizado. Muchos de estos quistes suelen crecer junto a los dientes causando problemas en las raíces de estas.
  • Quiste de erupción: Este quiste es un quiste dentígero en los tejidos blandos que se llega a asociar con un diente deciduo en erupción y muy pocas veces a un diente permanente, representa una acumulación de líquido hístico o sangre del espacio folicular dilatado alrededor de la corona de un diente en erupción. Mayoritariamente aparece en niños o adolescentes que han tenido retrasos en alguna de las erupciones y normalmente suele ser más frecuente en mujeres que en hombres.

quistes de los maxilares

Otro de los tipos de quistes que conoceremos es el grupo de los quistes del desarrollo no odontogénicos donde explicaremos algunas de las variedades para tener de ejemplo:

  • Quiste del conducto nasopalatino o del canal incisivo: Estos quistes tienen un origen en el que se cree que derivan de residuos del epitelio embrionario del canal nasopalatino, aunque otros derivan esto de los procesos de fusión embriogénica facial, punto bastante discutido en la actualidad. Se han de tratar los quistes del conducto incisivo y los de la papila palatina conjuntamente.
  • Quiste nasolabial o nasoalveolar: Este es un quiste extraóseo, y suelen localizarse en la celda nasolabial por debajo de las fosas nasales. En este caso el alveolo dentario no está involucrado y por ello es más correcto denominarlo nasolabial, en vez de nasoalveolar. Este tipo de quiste suele aparecer entre los 30 y 40 años con más frecuencia en el sexo femenino que en el masculino. Suele presentar una tumefacción fluctuante junto con dolor y malestar general.

Y por último os hablaremos del último tipo de quistes que son los quistes inflamatorios, que como ya indica su nombre son quistes que llegan a producirse e inflaman la zona pudiendo producir distintos síntomas a los pacientes.

  • Quiste radicular: Este primer quiste inflamatorio deriva de los restos epiteliales del ligamento periodontal y tiene como resultado un proceso inflamatorio. Se produce dicha inflamación por la muerte del tejido pulpar, haciendo aparecer así los quistes radiculares en los ápices o lateralmente. También se localiza con mucha más frecuencia en la región anterior del maxilar superior.
  • Quiste residual: El llamado quiste residual permanece aun tras haber practicado una exodoncia para extraer el diente del paciente y es el causante de que puedan aparecer más quistes en esa zona creando una inflamación e irritación.
  • Quiste paradental: Este quiste tiene un desarrollo en la región lateral de las raíces de los dientes, teniendo como consecuencia varias inflamaciones de la bolsa periodontal. Suele aparecer frecuentemente como proliferación de restos epiteliales de Malassez en el ligamento periodontal.
  • Quiste mandibular bucal infectado: Este quiste se llega a manifestar especialmente en los primeros y segundos molares permanentes mandibulares afectando mayoritariamente a niños, aunque es posible que también pueda llegar a aparecer en los terceros molares, afectando a gente un poco más mayor. Provoca una lesión en la cara vestibular de los molares inferiores pudiendo provocar dolor y malestar en algunos casos, muy raramente tiene supuración.

Si en el caso de notar un bulto extraño o alguna otra anomalía un tanto peculiar por alguna parte de la boca del paciente, tanto si tiene dolor, inflamación, irritación o no, sería muy recomendable que un especialista como su dentista de confianza pudiera revisarlo para prevenir otros males que pudiera causarse si este llega a ser otro problema bucal o un quiste, que podría llegar a  incrementa su tamaño más y como por ejemplo que llegase a mover las raíces de alguno de los dientes si estuvieran próximos y los dientes erupcionasen mal o directamente no llegasen a erupcionar.

Y también, ver si sería necesaria su extracción o si realmente no tuviera tanta importancia y el paciente podría convivir con ello hasta que llegase a desaparecer por si solo, todo esto sería en caso de que habláramos de que el bulto del paciente llegara a ser un quiste. Otra de las maneras más comunes de ver si hay un quiste, o llegar a asegurarse de que tiene uno, es haciendo una radiografía bucal de las cuales muchas clínicas dentales pueden llegar a pedirla si la creen necesaria o si quieren hacerle una revisión completa. Se han dado varios casos de varios pacientes que se llegaron a dar cuenta de que tenían un quiste gracias a una radiografía que llegó a mostrárselo y pudieron tomar las medidas oportunas contra ello.

Comentarios

2 comentarios para "Quistes de los maxilares"

  • El 08.10.2015 , vanessa ha comentado:

    Hola, buenos días. Necesito ayuda, me han operado de un quiste en el paladar y llevan ya 5 días vaciándolo por que se vuelve a llenar. Muero de dolor por 3 dientes y me dicen que es normal y que no me pueden hacer una endodoncia por la infección que tengo. Pero no aguanto más este dolor!

    • El 13.10.2015 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días Vanesa,
      Ciertamente, hasta que no se elimine el proceso infeccioso que presentas no se podrá realizar las endodoncias, por ello, te recomiendo que acudas a un cirujano maxilar para que valore esta zona del quiste extraído. Asimismo, te recomiendo que hables con tu dentista y juntos busquéis una solución a tu dolor.
      Un saludo cordial.

Deja tu comentario