CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Recesión gingival: ¿Qué es y cómo se trata?

Recesión gingival: ¿Qué es y cómo se trata?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 Noviembre 2015 en Odontologia

La recesión gingival es una patología que se da en un gran número de personas, pero esta situación por algún motivo tiende a no preocupar en demasía a la gente, dejando pasar el tiempo. Esta es una decisión del todo equivocada y es que son numerosas las razones por las que debemos tratar la recesión gingival. Detallaremos a continuación esta patología para conocer y prevenir sus consecuencias.

Debido al desgaste del tejido de la encía podemos encontrarnos la retracción de la misma. Esta es una situación que provoca que tanto la pieza dental como la raíz queden expuestas, causando todo tipo de enfermedades periodontales. Es por esto que a continuación pasaremos a conocer cuál es el origen y las causas de la retracción de las encías.

Causa de la retracción de las encías

Una de las particularidades principales de la retracción de las encías es que esta es una situación que se produce de manera gradual, por lo que puede ser que el paciente no se de cuenta de que comienza a padecer esta afección, por o que deberemos prestar especial atención a algunos de los síntomas que aparecerán, como puede ser la sensibilidad dental o incluso la sensación de tener una muesca cerca de la línea de las encías.

Ciertamente, esta patología oral es muy común pero tenemos que decir que la retracción de las encías puede derivar en todo tipo de patologías más graves, por lo que es muy importante que prevengamos esta reducción del tejido gingival. Para esto, nuestra mejor arma que tenemos a nuestra disposición es conocer cuáles son las causas que la provocan, y en este sentido tenemos que mencionar las enfermedades periodontales como una de las principales causas, puesto que estamos ante una infección bacteriana. Esta, tiene la capacidad de destrucción tanto el tejido de la encía como del hueso que hace la función de soporte de la pieza dental, por lo que la propia enfermedad de las encías es uno de los principales motivos de la retracción de las mismas.

Sin embargo, además de las patologías periodontales tenemos también que explicar otras causas como por ejemplo algunos factores genéticos, y es que se ha demostrado que algunas personas son más susceptibles a desarrollar una enfermedad relacionada con las encías. Otro factor muy importante y de lógica pura que está relacionado con esta enfermedad es el cepillado dental. Un cepillado dental agresivo puede producir un desgaste prematuro del esmalte dental, por lo que se terminará por producir la recesión gingival.

Otro factor que puede originar esta patología tiene que ver con los cambios hormonales en las mujeres. La pubertad, el embarazo o la menopausia son situaciones donde las mujeres tienen una salud bucodental más delicada, y esto incluye a las encías. Las gingivitis podrían causar la retracción de las mismas.

También existen patologías que desencadena la retracción gingival como efecto secundario. Las personas que padecen patologías como el bruxismo, consistente en el apretamiento y rechinamiento de las piezas dentales hacen posible la aparición de la retracción de las encías. De igual manera también sucede con personas que tienen los dientes torcidos, o que presentan una mordida desalineada.

Por último, las retracciones de las encías también están relacionadas con el insalubre hábito del tabaquismo. Este grupo tiene una mayor probabilidad de acumular placa bacteriana en las piezas dentales, siendo esta causante de retracción en las encías.

¿Por qué debemos tratar la retracción de las encías?

Encabezando el listado de motivos por los que debemos tratar esta patología oral, tenemos que decir que a través de una simple intervención dental mejoraremos ampliamente la estética dental de nuestra boca, ya que esta patología afecta de forma muy negativa a nuestra sonrisa.

Pero los efectos secundarios de esta patología no terminan aquí, y es que también podemos sufrir problemas como la hipersensibilidad dental, un trastorno que nos causará un gran número de molestias, especialmente cuando vayamos a ingerir cualquier sustancia que esté fría o caliente.

Otro efecto secundario tiene que ver con la prevención de enfermedades de carácter más grave. Y es que debido a los problemas que nos acarrea la retracción de las encías, nos convertiremos en un blanco para la temida periodontitis, una enfermedad que, si no se trata a tiempo, puede causarnos inclusive la pérdida de las piezas dentales.

Para tratar esta enfermedad sólo tendremos que pasar por un tratamiento sencillo e indoloro, en el cual se cubren las zonas que han quedado descubiertas de encía, mientras que para llevar a cabo este procedimiento será necesario el realizar un pequeño injerto con el objetivo de obtener tejido blando de otras zonas del cuerpo, generalmente el paladar. Esta es una sencilla intervención quirúrgica que no acarreará consecuencias ni molestias al paciente.

Resulta importante que se trate esta patología en la fase inicial de la retracción, y es que en el caso de que el paciente ya haya perdido parte del hueso maxilar, no se podrá llevar a cabo la reparación total de la zona afectada.

En cualquier caso, y si creemos estar sufriendo cualquier tipo de sintomatología inicial asociada a la retracción gingival, sólo tendremos que dirigirnos a cualquiera de las Clínicas Propdental que hay en Barcelona, donde un odontólogo especialista nos realizrá un examen exhaustivo de nuestra salud bucodental con el fin de identificar cualquier síntoma de esta enfermedad, y es que, como decíamos con anterioridad, el tratar esta patología en sus estadíos más tempranos es fundamental de cara a lograr una rápida recuperación total de la zona afectada. Gracias a una visita periódica de carácter semestral no sólo evitaremos esta patología, sino que además también nos aseguraremos de que la salud de nuestra boca se mantiene en un estado óptimo y libre de enfermedades que, de otra forma, podrían terminar desarrollándose y avanzando, hasta llegar a un punto donde los tratamientos son mucho más complejos y costosos. Gracias al campo de la medicina preventiva, sumada a una correcta higiene oral podremos evitarnos tener que hacer visitas de urgencia a la clínica dental, dando esquinazo de esta forma patologías más graves, con lo que siempre mantendremos una sonrisa sana y deslumbrante.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Recesión gingival: ¿Qué es y cómo se trata?"

    Deja tu comentario