CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Regeneración gingival

Regeneración gingival

Publicado por Dr. Dario Vieira el 6 abril 2015 en Odontologia

¿Cuántas veces al día te miras los dientes? Seguramente lo hagas varias veces al día ya sea para comprobar que no tienes comida enganchada entre ellos o para comprobar que están sanos y brillantes. Lo que muy pocas personas hacen es comprobar el estado de sus encías, un hábito muy fácil de adoptar. Hazte el favor de mirar tus encías ahora mismo. ¿Da la sensación de que se están retrayendo? ¿Las notas más sensibles últimamente? ¿Has padecido sangrado de las encías o mal aliento? Si es así, deberías visitarte con el dentista.

Basta de recesión con la regeneración gingival

Ahí va al motivo: la recesión gingival puede ser un signo de enfermedad periodontal. De no tratarse, la enfermedad periodontal puede comportar pérdida dental e incluso ataques al corazón. Las fases iniciales de la enfermedad periodontal se pueden solucionar mediante tratamientos periodontales no quirúrgicos como el escalado y pulido radicular. Pero cuando la enfermedad periodontal provoca recesión de las encías, suele ser necesario recibir una cirugía oral de regeneración gingival. Al tener las raíces expuestas, tus dientes se vuelven más vulnerables a las bacterias, lo que puede comportar sensibilidad dental e incluso una línea de la encía irregular y fea.

Existen dos tipos de tratamientos de regeneración gingival: con tejido procedente del paladar y con tejido gingival de otra parte. En la primera opción, se trasplanta un trozo de tejido del paladar y se une al margen de las encías para proteger el hueso que ha quedado expuesto. En la segunda opción, en cambio, se utiliza tejido gingival de otra parte para restaurar la capa protectora que tus dientes necesitan, prevenir la pérdida ósea y reformar la irregular línea de la encía.

¿Qué provoca la recesión gingival?

La encía y la mucosa alveolar son dos tipos de tejido gingival diferentes. La encía es el tejido que rodea los dientes y el hueso que los soporta. Es inamovible y bastante resistente a los traumatismos que le aplicamos a diario mediante la masticación y el cepillado dental. La mucosa alveolar, en cambio, es un tejido un poco más delicado que se encuentra por debajo de la encía, está un poco más suelta y permite el movimiento de las mejillas y los labios. A diferencia de las encías, la mucosa alveolar no puede soportar los traumatismos que la masticación y el cepillado provocan en las encías a diario.

Como hemos comentado anteriormente, la recesión gingival puede estar provocada por la enfermedad periodontal, pero esta es solo una de las causas. Con el tiempo, un cepillado demasiado agresivo puede desgastar las encías y provocar que se retraigan. Las personas que nacen con unas encías más finas son, evidentemente, más vulnerables a este problema. Por otro lado, los tratamientos ortodónticos también pueden modificar la línea de la encía y producir recesión gingival.

¿Cuándo es necesario realizar regeneración gingival?

Una vez tus encías empiezan a retraerse, no bastará con cepillarse los dientes suavemente para cuidar al tejido gingival y deberá recibir algún tratamiento periodontal por parte del dentista. En caso que tus encías se hayan retraído hasta tal punto que las raíces han quedado expuestas, puede que el periodoncista te recomiende recibir una regeneración ósea. Las raíces dentales expuestas pueden causar sensibilidad dental o hacer que tus dientes parezcan más largos de lo normal. Pero lo más importante, es que tus raíces dentales expuestas hacen que tus dientes y tus encías sean más vulnerables a la caries y la enfermedad periodontal.

Sigue las visitas dentales regulares

Acudir a las visitas dentales regulares con el dentista es la única manera de monitorizar ele estado de salud de tus encías. Sin embargo, no es mala idea examinarte tu mismo las encías a diario para comprobar que no han sufrido ningún cambio destacable. El objetivo de esta comprobación no es auto-diagnosticarse, sino buscar síntomas de decoloración o de recesión que te indiquen que necesitas acudir al dentista cuanto antes.

Por último, recuerda que no es normal experimentar sangrado gingival o sensibilidad dental, de modo que si te sientes identificado con alguno de estos dos problemas, contacta con tu clínica dental Propdental más cercana para recibir un examen dental de nuestros dentistas.
Para cuidar de tu sonrisa también debes cuidar de tus encías.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Regeneración gingival"

    Deja tu comentario