CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Tienes un flemón? Remedios caseros para paliar las molestias

¿Tienes un flemón? Remedios caseros para paliar las molestias

Publicado por Imma Roca el 17 marzo 2017 en Odontologia

Un flemón es un problema que surge a raíz de diferentes motivos, pese a que la razón por la que se da con mayor frecuencia es debido a la aparición de una caries profunda. Tener clara su sintomatología es importante para que nos dirijamos al dentista en cuanto notemos cualquiera de los signos, ya que los abscesos pueden acarrear serias consecuencias que no sólo nos afectarán en la boca, sino que se expandirán por el cuerpo, ya que los abscesos dentales cuentan con la particularidad de propagarse a través del torrente sanguíneo.

¿Qué sintomatología presenta un flemón?

Resulta evidente que la sintomatología más clara siempre pasa por un cuadro de dolor, inflamación de la encía y un acúmulo de pus. Las molestias pueden llegar a ser realmente intensas, haciendo que sintamos la imperiosa necesidad de paliar el dolor como sea, incluso medicándonos sin prescripción médica previa (lo cual puede ser peligroso y contraproducente).

Es frecuente encontrar que el dolor no se manifiesta únicamente en el flemón, sino que también ataca a zonas como la mandíbula o el oído. Además de esto también es muy frecuente sentir un gran malestar general e incluso que nos suba la fiebre, acompañado todo esto por una inflamación en la cara y en los ganglios linfáticos. Toda esta sintomatología es evidente, por lo que tenemos que tratar de frenarlo antes de que el flemón haga acto de presencia.

Realmente la única opción viable con la que contamos para dejar de sufrir toda esta sintomatología es acudir a nuestro dentista de confianza cuanto antes, pidiendo una cita de urgencia si fuera necesario. Él diagnosticará el motivo por el que se ha desarrollado este flemón y en base a esto, realizaremos un tratamiento que se adapte a la situación y las necesidades que presenta el paciente. En muchos casos vemos cómo es necesario que extraigamos la pieza, ya que muchos flemones se originan debido a infecciones en dientes cuyo estado es ya demasiado desmejorado.

¿Puedo usar remedios caseros para aliviarme?

Una vez ya sabemos que la única alternativa viable para cortar de raíz este problema es visitando al dentista, tenemos que hablar de algunas técnicas que gente ha puesto de manifiesto que les ha servido para minimizar las molestias. En diferentes foros se han comentado y contrastado sus resultados positivos, y aunque cada persona es un mundo, creemos conveniente hacer un pequeño resumen de los que nos han parecido más interesantes:

  • Sal y bicarbonato de sodio: Estos dos componentes, mezclados y aplicados en un algodón, una vez puestos en la zona afectada nos ayudarán a drenar la pus y a reducir la inflamación. Podemos mantener la mezcla varias horas en la boca, para así maximizar el efecto.
  • Té negro: No hablamos de realizar un té al uso, sino de coger una bolsita de té negro todavía seca y aplicarla en la zona afectada. Podemos mantenerla también varias horas para que actúe, ya que sus propiedades nos servirán de cara a drenar la pus localizada y nos ayudará a combatir la infección gracias a sus propiedades.
  • Enjuagues: También hemos visto como muchas personas referían notables éxitos para desinfectar la zona de la encía usando mezclas de agua con aceite esencial de árbol de té, algo que puede ser encontrado en herboristerías y que servirá como agente desinfectante para seguir tratando de frenar el avance de la infección.

Los remedios caseros para aliviar el dolor pueden ser útiles

Tenemos que tener presente que un flemón no deja de ser algo muy parecido a un grano en esencia, por lo que debemos saber que en muchos casos se termina por romper saliendo la pus, una situación que no debe preocuparnos pese a sentir un sabor extraño en la boca. Pese a que esto no tiene que asustarnos sí convendrá que nos cepillemos rápidamente la boca para desinfectarla, así como que coloquemos un trozo de algodón que esté impregnado en agua oxigenada sobre el flemón. Como decíamos antes, la rotura de un flemón no sólo no es negativa, sino que puede llegar a ser una buena noticia para nosotros ya que se reducirá el dolor y la inflamación. No debemos provocarla por nosotros mismos forzándola, pero sí podemos presionar levemente la zona colindante para tratar de facilitar que esto ocurra, siempre tratando de evitar las presiones bruscas.

Hoy sólo hemos traído algunos de los remedios caseros que más hemos visto que se hablan en internet, pero como siempre decimos, lo más importante pasa por conseguir una buena rutina de higiene oral, sumada a una visita semestral al dentista para nunca tener que llegar a este punto donde en muchos casos terminaremos perdiendo alguna pieza dental.
Si nos aseguramos de seguir correctamente las pautas del dentista, nunca tendremos que llegar a sufrir este dolor y estas molestias que nos hacen acudir al dentista con tanta celeridad.

En cualquier caso, si estamos padeciendo un absceso dental no debemos mantenernos en los remedios paliativos que nos ofrece la red, sino que deberemos acudir rápidamente a nuestro odontólogo para que determine el motivo por el que se ha desarrollado el flemón, para seguidamente comenzar con el tratamiento específico más adecuado a la situación y necesidades del paciente.

Una vez en la clínica, él será el encargado de recetarnos la medicación que necesitamos para evitar que nos siga doliendo, y gracias al uso de los antibióticos evitaremos la proliferación de la infección. No tenemos que olvidar que los abscesos dentales son unos de los problemas orales que mayores consecuencias negativas nos pueden traer, ya que pese a ser una situación muy común es perfectamente posible que esta infección termine por escamparse e infectar a otras partes del cuerpo mediante el torrente sanguíneo, siendo este otro motivo por el que el problema debe ser atajado de raíz.

Si tú también estás sufriendo un flemón y necesitas ayuda cuanto antes sólo dirígete a cualquiera de nuestras Clínicas Propdental. Allí, nuestro equipo médico te atenderá y explicará cuáles son los pasos a seguir para que dejes de padecer el absceso dental y puedas volver a sonreír cuanto antes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Tienes un flemón? Remedios caseros para paliar las molestias"

    Deja tu comentario