CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Rutinas familiares: comportamientos difíciles de los hijos

Rutinas familiares: comportamientos difíciles de los hijos

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 junio 2016 en Odontologia

Una familia, sobre todo en su domicilio, tiene normalmente unas rutinas y actividades establecidas que deben seguirse a diario. Vestir a los niños, desayunar, almorzar, ducharse, cepillarse los dientes… Todo es esencial para llevar un día a día organizado y, de hecho, forma parte del cuidado de los hijos. Es esencial establecer unas rutinas familiares claras para que los infantes, además, puedan cuidarse de ellos mismos cuando sean mayores. La importancia de la higiene dental, sobre todo, debe inculcarse desde edades tempranas. ¿Qué es lo más importante de esta actividad? El cepillado es la piedra angular de la higiene dental, aunque hay otros procesos que también son relevantes (el uso de hilo dental, de limpiadores linguales, la irrigación bucal, los enjuagues…). Esta actividad, que tiene que transformarse en una rutina, puede presentar dificultades. ¿Cómo solucionarlas?

Rutinas familiares: cepillarse los dientes

Los dentistas en Clínicas Propdental saben que, sobre todo durante los primeros años, los niños pueden resistirse al cepillado dental. Para establecer unas rutinas familiares claras y transformarlo por fin en un hábito, te recomendamos lo siguiente:

  1. Ofrece opciones divertidas: el cepillado tiene que ser una actividad divertida. Canta una canción, invéntate un baile, explícale un cuento… También puedes dejarle escoger el cepillo y la pasta de dientes que más le guste. Si tienen sus dibujos preferidos estampados, seguro que establecerá rutinas más fácilmente.
  2. Dar instrucciones: darle instrucciones es fundamental para que interiorice todo el proceso. Recuerda que debes estar todo el rato supervisando el cepillado y que debes controlar que no se deje ningún área sin cepillar.
  3. Cuéntale un cuento: obtén un libro acerca de cepillarse los dientes, visita tu biblioteca o librearía local, léelo a tu hijo y sugiérele que él haga lo mismo. ¡También puedes hacer el libro tú mismo! Saca fotografías de tu hijo mientras se cepilla los dientes y monta, con ellas, un libro explicativo de la técnica que se debe seguir para conseguir un cepillado óptimo. Cada vez que lo haga, podrá verse a sí mismo.
  4. Una tabla de tareas: puedes hacer una pequeña guía visual que incluya todas las tareas, las rutinas familiares, e incluir el cepillado dental después del desayuno, de la comida y, sobre todo, antes de acostarse. Este esquema permitirá que el niño interiorice todo lo que tiene que hacer y que tenga muy claro cuándo debe hacerlo.
  5. Hacerlo juntos: una actividad divertida y que el niño agradecerá es un cepillado dental conjunto. No hace falta que lo hagas cada vez, pero a tu hijo le hará gracia compartir una actividad contigo. Y, si además ve que tú también lo haces, apreciará lo necesario que es conservar el hábito durante toda la vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Rutinas familiares: comportamientos difíciles de los hijos"

    Deja tu comentario