CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Saliva: un pilar fundamental en la salud oral

Saliva: un pilar fundamental en la salud oral

Publicado por Imma Roca el 24 noviembre 2017 en Odontologia

No solemos hacerle caso a la saliva, pero la realidad es que esta es una secreción que producimos de forma natural. Esta se compone en un 99% de agua, y el 1% restante es una suma de componentes tanto orgánicos como inorgánicos, que nos ayudan a mantener una buena salud oral.

La saliva desempeña un factor clave en la salud oral: no sólo nos protegerá de distintas enfermedades, sino que además también colabora en la deglución de los alimentos. Asimismo, también puede servir como indicativo de anomalías en la salud.

¿Qué función cumple la saliva?

La función principal de la saliva es la de colaborar en la masticación y la deglución de los alimentos, pero su participación no se queda ahí: encontramos muchas otras funciones beneficiosas para la salud oral:

  • Hace de lubricante, protegiendo así los dientes y las encías.
  • Puede arrastras los microbios y las bacterias que se alojan en la boca.
  • Tiene efecto cicatrizante.
  • Hace que sintamos con más detalle el sabor de la comida.
  • Se encarga de regular el pH en nuestra boca. De esta forma, puede controlar el nivel de ácido producido por la placa, dificultando así la aparición de la caries en la boca. Además, contribuye a la mineralización dental, lo que hace que se refuerce en esmalte dental.
  • Podemos usarla como factor para diagnosticar ciertas patologías como puede ser el cáncer oral, la diabetes o la enfermedad periodontal mediante el análisis de las bacterias que encontramos presentes.
  • Prepara el bolo alimenticio, lo que facilita y acelera el proceso digestivo. Asimismo, protege el esófago y evita atragantamientos.

De media, un paciente adulto segrega entre 1 y 1,5 litros de saliva cada día. Durante la noche, esta secreción pasa a estar a un nivel más bajo, por lo que es en ese momento cuando la acción microbiana pasa a un momento de apogeo, motivo por el que le damos más importancia al cepillado nocturno para mantener una buena higiene oral.

Es fundamental para la salud oral que mantengamos los niveles de secreción salivar. Así nos aseguraremos de no tener problemas orales derivados de esto. En caso contrario, podemos padecer xerostomía o sialorrea.

¿Qué es la xerstomía?

La xerostomía, conocida también bajo el nombre del síndrome de la boca seca, es una patología que se manifiesta  bajando de forma importante los niveles de secreción salival.

Entre la sintomatología de este problema encontramos la sensación de sed constante, así como ardor y escozor en la boca. También el paciente puede experimentar una alteración en la percepción de los sabores, úlceras y fisuras en la lengua o en las encías además de dificultad ala hora de masticar.

Este problema puede venir determinado por múltiples factores:

  • Ingesta de ciertos medicamentos como los antihistamínicos, los antidepresivos, antiasmáticos o los medicamentos para controlar la tensión arterial.
  • El sufrir enfermedades sistémicas tales como la diabetes, la artrosis o los trastornos alimenticios (como la anorexia y la bulimia).
  • Situaciones donde el paciente experimente picos de estrés.
  • Hábitos discutibles como el no mantener una dieta equilibrada, consumir tabaco o alcohol.
  • Tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Las consecuencias de la xerostomía son claras: al sufrir una disminución de la saliva, también vemos reducida nuestra protección, lo que puede tener nefastos resultados.

Los pacientes que padecen xerostomía son más proclives a padecer enfermedades periodontales, tales como la gingivitis o la periodontitis, ya que están más expuestos a la irritación de las encías.

Al sufrir una merma en la capacidad de producir saliva también encontramos problemas en la deglución y la masticación, lo que dificulta la digestión, llegando a poder sufrir daños en el esófago.

Asimismo, también seremos más susceptibles ante enfermedades orales como la caries.

Otra de las consecuencias de este problema es el mal aliento.

¿Podemos solucionar la xerostomía?

A fin de terminar con este problema debemos localizar qué es lo que lo está produciendo. Una vez conocemos el motivo, tenemos que comprobar si esta es motivada por una causa reversible o irreversible.

En caso de que la situación clínica sea reversible o puntual generalmente nos estaremos encontrando la xerostomía como efecto secundario debido a la ingesta de cierto tipo de medicamentos. Para ayudar a paliar los síntomas mientras estamos con el tratamiento, podemos hacer uso de sprays orales o mantener la boca hidratada.

En los casos de xerostomía irreversible solemos encontrar problemas más serios, como los pacientes con cáncer oral o con mal funcionamiento de las glándulas salivales.

Podemos atajar el problema mediante la ingesta de fármacos específicos para esto. Asimismo, también podemos hacer uso de estimulantes salivares.

Como nada en exceso es bueno, en el lado opuesto a la xerostomía encontramos la sialorrea.

¿Qué es la sialorrea?

La sialorrea, también conocida como hipersalivación es el exceso en la cantidad de saliva que segregan las personas.

Esta suele aparecer en aquellos pacientes con patologías neuronales como los enfermos de Párkinson, esclerosis lateral amiotrófica o parálisis cerebral.

También se da con frecuencia en los pacientes que han sufrido un infarto cerebral.

¿Cómo podemos frenar las consecuencias de la sialorrea?

La sialorrea pude atajarse en un inicio con medicamentos inhibidores de la secreción salival.

En ciertos casos podemos ver como se recomiendan tratamientos con cirugía mediante, como aquellos donde se enfocan a eliminar las glándulas salivales o a la relativa con la ligadura de los conductos a través la saliva llega a la boca, controlando así la liberación de esta.

La saliva es fundamental en la boca, por lo que debemos tener presente que una anomalía en esta, sea de la consideración que sea, siempre tiene que llamar nuestra atención.

Más allá de lo que ya sabemos respecto a la saliva, tenemos que erradicar los malos hábitos como el tabaquismo, el consumo de alcohol y en definitiva, tratar de hacer una vida más saludable y más amigable para nuestra sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Saliva: un pilar fundamental en la salud oral"

Deja tu comentario