Sangrado en las encías: causas y soluciones | Clínicas PropDental
Inicio » Sangrado en las encías: causas y soluciones

Sangrado en las encías: causas y soluciones

Publicado por Dr. Dario Vieira el 21 julio 2018 en Odontologia

Son muchos los pacientes que creen que el sangrado en las encías algo normal. ¡Error! Una encía sana no sangra. Pero, ¿Por qué me sangran las encías y cómo evitarlo?

A la mayoría de pacientes le ha pasado alguna vez: estar cepillando los dientes y, de repente, las encías sangran un poco. Muchos creen que es algo normal y que ya pasará… ¡Error! El sangrado gingival indica que debemos estar alerta, ya que algo no va bien en nuestra salud bucal.

En muchos casos sólo nos preocupamos por las encías cuando nos traen problemas: cuando se inflaman, sangran con facilidad… Un buen mantenimiento es clave para evitar el sangrado gingival, que en ningún caso es normal. De hecho, el sangrado en las encías suele ser una clara señal de que algo no va bien en la salud bucodental. Unas encías sanas tienen un aspecto rosado y no sangran con facilidad al comer o durante el cepillado dental. Pero, ¿Por qué me sangran las encías?

Existen varios factores que pueden provocar sangrado en las encías. El más habitual es el sangrado como síntoma de la enfermedad periodontal. En estos casos el sangrado suele ir acompañado de la inflamación y el enrojecimiento de la encía. Así, el sangrado se debe a la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana. En otros casos el sangrado puede deberse a un cepillado muy agresivo, que daña le tejido gingival. La técnica de cepillado que usamos y los filamentos del cepillo son factores clave que pueden dañar las encías.

En la mayoría de casos, el sangrado de las encías se debe a la falta de higiene oral, que provoca la acumulación de placa dental entre dientes y encías. Si no eliminamos los restos de comida y bacterias entre dientes y encías. Si notas síntomas como el sangrado y la inflamación de las encías es fundamental visitar al dentista de confianza. Lo más probable es que se trate de gingivitis, que si no es diagnosticada a tiempo evoluciona a periodontitis. También conocida como piorrea, la periodontitis provoca otros síntomas como halitosis y movilidad del diente afectado. En sus fases más avanzadas, la periodontitis puede provocar la pérdida del diente afectado. Pero si se detecta a tiempo, la enfermedad periodontal se puede frenar con tratamientos como el raspado o la endodoncia.

¿Cómo evitar el sangrado en las encías?

Lo más importante para mantener unas encías sanas es la constancia diaria y usar buenas técnicas de prevención oral:

Cepillado dental diario

El cepillado es la base de unos dientes y encías sanos. Por ello es fundamental cepillarse los dientes y las encías después de cada comida, y durante dos o más minutos. Para evitar daños en las encías es fundamental escoger un cepillo con filamentos suaves y no ejercer demasiada presión sobre los dientes y el tejido gingival.

Técnicas de higiene interproximal

Los filamentos del cepillo no consiguen llegar con eficacia a los espacios más difíciles de la cavidad bucal, como puede ser la línea de las encías. Son espacios muy susceptibles a la acumulación de biofilm oral, por lo que es importante reforzar la higiene con técnicas de limpieza interproximal. Estas son las más recomendadas para conseguir una buena limpieza de las encías:

  • Enjuague bucal diario. Al ser líquido es menos agresivo que otras técnicas y alcanza con facilidad todos los rincones de la boca.
  • Irrigador bucal. Consiste en aplicar un chorro de agua a presión, está especialmente indicado para los pacientes que llevan ortodoncia con brackets.
  • Seda dental. Permite remover los restos entre dientes, aunque es importante mantener una buena técnica para evitar el sangrado gingival.

Técnica de cepillado adecuada

La técnica de cepillado influye en la salud de nuestras encías. Son muchos los pacientes que tienen la falsa creencia de que por ejercer más presión conseguirán una mayor limpieza. Nada más lejos de la realidad. Un cepillado dental agresivo puede provocar efectos como el sangrado en las encías, la retracción gingival… ¿Cómo evitarlo? La clave es encontrar la técnica de cepillado adecuada y no ejercer demasiada presión. Muchos expertos recomiendan la técnica de Bass. Consiste en realizar movimientos suaves y verticales de la encía al diente, para limpiar los surcos gingivales con más profundidad. Esta técnica de cepillado es especialmente recomendada si queremos prevenir la enfermedad periodontal.

Higiene bucal profesional

A pesar de mantener buenas técnicas de higiene bucal en casa, es inevitable que con el tiempo algunos restos de comida y bacterias se acumulen entre dientes y encías. Por ello los expertos recomiendan realizar al menos una higiene bucal profesional al año. ¿En qué consiste? Se trata de un proceso rápido, sencillo e indoloro que consiste en eliminar el sarro y demás restos de bacterias incrustados. Además la limpieza bucal profesional también ayuda a eliminar manchas superficiales y lucir una sonrisa más radiante.

Si detectas síntomas como el sangrado en las encías no dudes en visitar a tu dentista de confianza. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y adaptamos las técnicas más avanzadas a las necesidades de tu sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Sangrado en las encías: causas y soluciones"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

932 656 722
Pide cita