CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Sedación en odontología

Sedación en odontología

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 Abril 2015 en Odontologia

En ocasiones, a algunos pacientes les resulta difícil imaginar una visita al dentista relajante y alejada del dolor. De hecho, incluso evitan acudir a la clínica dental para así no tener que pasar lo que ellos identifican como una de sus peores experiencias. Sin embargo, la sedación en odontología es una herramienta que puede ayudar a cambiar la concepción que este colectivo tiene del odontólogo y todo lo que conlleva la profesión. A menudo se le denomina “la odontología del sueño” o “la odontología relajante”, puesto que su objetivo es ayudar a que el paciente se sienta a gusto mientas el dentista puede realizar tranquilamente su trabajo.

La sedación para combatir la ansiedad dental

Utilizar el método de sedación puede venir motivado por, entre otros factores, la ansiedad dental. Muchos son los pacientes que, por esta razón, se mantienen alejados de la atención dental y descuidan la parte más importante del cuidado oral: la profesional. No obstante, lo que muchos no saben es que la odontología sedante puede ayudar a aliviar temores y ansiedades dentales, a que el paciente se sienta relajado durante cualquier procedimiento. La sedación es útil para las personas que:

  • Muestran una baja tolerancia al dolor
  • Tienen los dientes muy sensibles
  • Experimentan náuseas cuando acuden a la clínica dental
  • No pueden quedarse estáticos en la silla del consultorio
  • Necesitan tratamientos realmente invasivos y que pueden causar mucho dolor si no se emplea la sedación

Así pues, la sedación consigue eliminar el dolor en cualquier situación. Ésta se puede desarrollar a través de diferentes técnicas. ¿En qué consiste cada una de ellas? Desde Clínicas Propdental os acercamos algunas claves para entenderlo:

  • Sedación consciente: la sedación consciente es un término utilizado para describir la odontología sedante que consigue relajación pero que mantiene el paciente despierto. Existen diferentes variedades comunes:
    • El óxido nitroso: también llamado “gas de la risa”, es una forma de sedación moderada. El gas se administra a través de una máscara colocada sobre la nariz del paciente. Una vez terminado el procedimiento, los efectos relajantes desaparecen rápidamente.
    • Sedación oral: implica medicamentos que el paciente ingiere antes de un procedimiento para producir una sensación de relajación.
  • Anestesia general: este tipo de anestesia solo puede ser administrada por un anestesiólogo dental o cirujano oral. Es una sedación más profunda que se utiliza en casos concretos y para aquello que no responden a técnicas de sedación consciente.

El dentista en Clínicas Propdental determinará cuánto y qué tipo de sedación necesita cada paciente en particular. Por lo general, depende del tipo de tratamiento que se requiere, del historial médico y del nivel de ansiedad dental que presente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Sedación en odontología"

    Deja tu comentario