CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El síndrome del diente fisurado

El síndrome del diente fisurado

Publicado por Dr. Dario Vieira el 26 enero 2017 en Odontologia

El síndrome del diente fisurado es una patología poco frecuente. Este síndrome no afecta a demasiados pacientes y en general es de difícil detección y diagnóstico, aunque afecta con más frecuencia a los pacientes adultos. Consiste en el desarrollo de una fisura de un tamaño tan reducido que resulta complicada de identificar y tratar.

También conocido como síndrome del diente agrietado, la fisura se localiza normalmente en los molares. Aunque es difícil detectarla, esta fisura suele provocar una sensación de sensibilidad dental en los dientes ante estímulos concretos, como las bebidas muy frías y muy calientes.

El tamaño reducido de la fisura no provoca que el diente llegue a fracturarse, pero puede ser muy molesta para el paciente. De hecho la mayoría de piezas con el síndrome del diente fisurado son piezas sanas. Pero es muy importante detectar su presencia, ya que a la larga pueden conllevar algunas complicaciones a nivel bucodental. En este sentido es importante localizar la fisura, para evitar tratamientos más genéricos como los que corresponden a la caries dental.

Cómo prevenir el síndrome del diente fisurado

Aunque se trata de una patología difícil de detectar, un diagnóstico a tiempo es muy importante para evitar la evolución de este síndrome. De lo contrario, este síndrome puede provocar la fractura de la pieza dental. En caso de notar alguno de los síntomas no dudes en acudir a tu odontólogo de confianza para examinar la boca mediante una radiografía dental.

Un factor de riesgo clave para el desarrollo de este síndrome es el hábito de apretar y rechinar los dientes. Este hábito, conocido como bruxismo, puede tener otras consecuencias a nivel muscular. La mayoría de casos de bruxismo son inconscientes y se deben en gran parte al estrés.

Su dificultad para establecer un diagnóstico provoca que uno de los tratamientos más frecuentes sea la extracción del diente, aunque esto sólo se realiza en casos graves. Hay alternativas a la extracción, como el uso de coronas. Todo depende de la fase en la que se encuentre esta patología.

Los dientes tienen una estructura fuerte, aunque se pueden debilitar con el paso del tiempo. Por ello es importante mantener una buena salud bucodental para prevenir esta patología, así como otras complicaciones que pueden afectar nuestra sonrisa.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El síndrome del diente fisurado"

    Deja tu comentario