CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Sintomatología en las patologías mandibulares

Sintomatología en las patologías mandibulares

Publicado por Dr. Dario Vieira el 3 noviembre 2015 en Odontologia

Los problemas en la mandíbula pueden llegar a provocar algunos síntomas que se parecen y pueden llegar a ser confundidos con los de otras enfermedades. Estos problemas son llamados desórdenes temporomandibulares.

¿Cuáles son los síntomas de los problemas mandibulares?

Existen algunos síntomas que describen a la perfección cuáles son los problemas que causan las disfunciones o desórdenes temporomandibulares. ¿Cuáles son estos? Muy simple. ¿Nunca has notado un chasquido al abrir la boca? ¿Alguna vez has tenido una sensación que te provocaba dolor al abrir la boca? ¿Has sentido cómo se te bloquea la mandíbula, esté abierta o cerrada? Estas son algunos de los síntomas que se presentan cuando hay problemas en una parte de nuestra anatomía  llamada la articulación temporomandibular (ATM). Estos problemas pueden afectar a los músculos que se ven implicados en la masticación, en la articulación temporomandibular o en ambos.

Los síntomas que son provocados por los problemas temporomandibulares comprenden una extensa lista, pero enumeraremos algunos de ellos:

  • Sonidos extraños: Los chasquidos, los clicks y demás tipos de sonidos raros se presentan con una gran frecuencia en personas con ATM. Estos mismos son capaces de provocar dolor al mismo tiempo. En una gran mayoría de casos, las personas que los sufren, tienen el disco de la articulación temporomandibular desplazado. Pero siempre y cuando estos sonidos no estén acompañados de dolor o provoquen un problema en el movimiento mandibular, no se indicará ningún tratamiento. En el caso de que este ruido sea más parecido a un fregamiento, también esto puede significar un síntoma de artritis en la articulación.
  • Mandíbula fija o limitada: Es posible que la mandíbula se quede bloqueada, ya sea en posición cerrada o abierta. Una almohadilla que se llama disco se encarga de separar el hueso mandibular del cráneo. El bloqueo es dado en el momento en el que este disco se desplaza. Esto, puede dificultar tanto a apertura como el cerrado, y puede comportar dolor. Las personas que han sufrido algún tipo de problema temporomandibular de larga duración, también pueden tener problemas de este tipo en forma de apertura limitada permanente.
  • Dolor de oídos: Es muy habitual que la persona que sufra dolor de oídos crea que esta dolencia la acarrea por culpa de cualquier infección, o cualquier otra causa no relacionada con sus arcadas bucales. Esto no siempre es así. Es más, existe una gran parte de los casos, donde el dolor de oídos está relacionado con la inflamación de la articulación temporomandibular o la sensibilidad muscular de la zona. En algunas ocasiones, el dolor irradia hacia los oídos.
  • Dolores de cabeza: Es sabido que las personas que tienen problemas mandibulares sufren de cefaleas constantes. En el caso de que queramos determinar cuál es el origen, debes saber que tu dentista de confianza puede ayudarte a identificar si tus dolores de cabeza son resultado de algún problema de ATM.
  • Rigidez muscular matutina: En el caso de que tus músculos estén rígidos y te duelan al levantarte por la mañana, puede deberse al bruxismo, un problema más común de lo que puedas creer. Este está caracterizado por el rechinamiento sistemático o el apretamiento dentario. Tu odontólogo puede ayudarte a tratar esta patología.
  • Dificultades de masticación: Un cambio en la mordida, la forma en la que los dientes inferiores y superiores se encajan entre sí, puede llegar a provocar problemas en la masticación. Esto también puede llegar a suponer problemas mandibulares.
  • Lesiones previas: En el caso de tener una lesión ya sea antigua o reciente en la articulación mandibular, también puede presentar síntomas de ATM. La artritis en la articulación también puede ser una consecuencia de otra lesión. Mientras que puede que la artritis en otros puntos también puede llegar a afectar también a la mandíbula, y terminar por provocar problemas mandibulares. Por ejemplo, existen muchas personas con artritis reumatoide que también sufren problemas en la mandíbula.
  • Otros: Pese a lo controvertido de la investigación, se sabe que una sensación de zumbido en las orejas o la sensación de tenerlas tapadas también podría tener relación con la ATM. En este tipo de casos, también es recomendable el consultar con un otorrinolaringólogo para que emita un diagnóstico complementario más preciso.

En el momento en el que sintamos uno o más de los síntomas que hemos descrito con anterioridad, deberemos acudir a la clínica dental. Él actuará de la siguiente manera:

  • Examinará tu boca y tu mandíbula.
  • Revisará tus movimientos de apertura y cierre bucal.
  • Comprobará todos tus movimientos mandibulares.
  • Te hará una inspección de la mandíbula durante los movimientos, para así ver cuál es el problema que puede estar ocasionando los chasquidos o ruidos.

Además de todo esto, también puede ser necesario el que se tome una radiografía para así poder observar la articulación y las estructuras de su alrededor. Usualmente, la mejor radiografía y más recomendada es una tomografía computerizada, también conocida por sus siglas TC, en donde se puede evaluar todas las estructuras óseas de la boca en su conjunto.

En el caso de que sufras cualquier problema en tu mandíbula, debes saber que lo más recomendable y lo que te aconsejamos desde las clínicas de Propdental es que acudas a tu dentista de confianza, donde él te asesorará. También debemos decir que hay ocasiones donde estos no son síntomas de un problema más grave, y simplemente son situaciones pasajeras no preocupantes que terminarán pasando por sí solas, pero esto debe decírtelo tu dentista para así evitar males mayores.

En el caso de que te sean diagnosticados problemas de ATM, no significa que debas pasar por un complicado tratamiento, y es que en ocasiones se pueden solventar con algunos tratamientos muy sencillos, como son una dieta blanda, antiinflamatorios, relajantes musculares, o aplicaciones orales como las férulas nocturnas, tratamientos muy conservadores a la par que efectivos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Sintomatología en las patologías mandibulares"

Deja tu comentario