CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » SUTURAS

SUTURAS

Publicado por Dr. Dario Vieira el 30 julio 2015 en Odontologia

Las suturas representan la ultima etapa del acto quirúrgico. Al igual que la incisión, se trata de una intervención decisiva que influye de manera fundamental en la cicatrización. El material necesario para suturar comprende las pizas portaagujas, las pinzas dentadas, el hilo de sutura y las tijeras.

Pinzas portaagujas
Este instrumento sirve para coger y manipular la aguja. La elección debe realizarse de manera razonada, porque la calidad del instrumento es fundamental para la sutura. Las pinzas deben ser largas y rectas, pero aún más importante es que contengan plaquitas de tungsteno para garantizar su estabilidad al presionar la aguja y evitar así una rotación ocasional de ésta a su paso por el colgajo o en los lugares de sutura más difíciles y delicados, como el periostio. Para las suturas más delicadas se pueden utilizar pinzas en miniatura de Castroviejo, que se emplean habitualmente en cirugía oftálmica.

Pinzas dentadas
Estas pinzas permiten sujetar e inmovilizar el colgajo durante la inserción de la aguja, con lo que se evitan los desgarros. Las pinzas con puntas estriadas no resultan muy eficaces. Las pinzas dentadas o en diente de ratón son, aparentemente, mas eficaces. Conviene elegir unas pinzas con puntas no demasiado cortantes para preservar el colgajo. También se pueden utilizar las pinzas de ojal como las de Corn, que permiten introducir la aguja por un punto exacto, aunque la inmovilización es menos eficaz que con unas pinzas dentadas.

Hilo de sutura
Existen numerosos tipos de hilos de sutura que se clasifican como reabsorbibles o no reabsorbibles. Como el objetivo no es efectuar un estudio exhaustivo, nos limitaremos exclusivamente a los hilos de sutura mas interesantes o mas utilizados en la practica quirúrgica.

Hilos reabsorbibles

  • Catgut: Las propiedades físicas de esta sutura son muy discretas, lo que reduce su utilidad. Esta sutura se hincha rápidamente, deshaciéndose sus nudos, lo que representa un gran inconveniente en la cirugía oral
  • Poliglactina 910: Se trata de un hilo sintético trenzado, de color violeta, formado por un copolímero de los acidos lactico y glicólico. Sus propiedades físicas son excelentes, y su resistencia, considerablemente superior a la de la seda; la seguridad de unión de los nudos es grande, por lo que representa una sutura muy fiable. Además, su tolerancia es extraordinaria y no se observa inflamación alguna del tejido gingival con el contacto.
    Esta sutura se reabsorbe de forma lenta (60 a 90 días), lo que obliga a retirarla.
  • Vicrilo de reabsorción rápida o vicrilo irradiado: Este hilo de sutura combina la calidad del vicrilo clásico (poliglactina 910) con las ventajas de la reabsorción. Cuando se irradia el hilo, se reduce el tiempo de reabsorción, que varia entre 12 y 15 días, según el pH del medio bucal. Este tratamiento reduce levemente la resistencia de la sutura, que conserva, sin embargo, todas sus cualidades y representa, por tanto, el material de elección en implantología.

Hilos no reabsorbibles

  • Seda: El hilo de seda ha sido el mas utilizado durante muchos años, por la facilidad de su empleo. Al no ser elástico, se pueden realizar nudos perfectamente ajustados. De todos modos, la tolerancia tisular es variable y se ha observado inflamación en las zonas de emergencia del hilo, que a veces provoca complicaciones postoperatorias.
  • Hilos sintéticos no reabsorbibles: Los principales son los de poliamida, poliéster, polietileno y polipropileno. Se utilizan todavía mucho en sutura de la piel. Carece de capilaridad y muestran tanto flexibilidad como resistencia. Algunos se deslizan considerablemente debido a la funda de teflón. No obstante, su extremo produce irritación en la mucosa vestibular o lingual, lo que limita su empleo dentro de la cirugía oral.

Aguja
La aguja permite atravesar el colgajo para pasar el hilo de sutura. En la actualidad, la mayoría de las agujas no tienen ojo, ya que el hilo está embutido en su extremo. Las agujas se clasifican según su curvatura, sección y longitud. La curvatura se define en octavas de círculo: 2/8, 3/8, 4/8 y 5/8. La sección puede ser triangular o redonda. La aguja de sección redonda reduce el traumatismo sobre el colgajo, aunque la penetración no es excelente. La aguja de sección triangular penetra mejor, pero su paso resulta mas traumático, porque las tres aristas pueden desgarrar el tejido gingival frágil. Recientemente, se ha desarrollado una aguja denominada “tapercut” (de corte afilado) con una punta triangular, que penetra adecuadamente, y un cuerpo redondo, que facilita el paso traumático por los tejidos. En nuestra opinión, es la aguja mas idónea. La longitud varia, según los fabricantes, entre 7 y 35 mm. En esta especialidad suelen utilizarse agujas de entre 13 a 19 mm de longitud. La sutura es la ultima de las etapas quirúrgicas y de ella depende la cicatrización. Su importancia en implantología es fundamental a la hora de colocar el implante, porque garantiza un recubrimiento lo mas hermético posible, así como en la segunda etapa quirúrgica de “puesta en funcionamiento”, en la que con frecuencia es necesario reponer con exactitud el colgajo para preservar la totalidad de la encía insertada disponible.

Técnica
Nuestro objetivo no consiste en describir de una manera exhaustiva todos los puntos y técnicas de sutura, sino mas bien en citar las mas útiles en implantología dental. Los puntos de sutura se definen según su trayecto y nudos. El nudo se forma por dos o mas bucles superpuestos, cada uno de ellos compuesto por una o dos vueltas del hilo de sutura. El segundo bucle se puede efectuar en el mismo sentido que el primero, caso en que se utiliza como símbolo del signo X , o en un sentido opuesto, caso en que se utiliza el signo =. El nudo de los cirujanos es el mas utilizado y su símbolo se codifica como 2 = 1 cuando se utiliza unhilo de seda o 2 = 1 = 1 si es de vicrilo. Esta técnica es la clásica: el hilo se introduce por los labios de la herida en uno o, de forma general, en dos tiempos, procurando que los puntos de penetración y salida del hilo sean equidistantes de la incisión y luego se tira del mismo dejando una pequeña cabeza de aproximadamente 2 a 3 cm, que es sujetada por el ayudante entre el pulgar y el índice, y sobresale 1 cm del plano vertical. Esta maniobra persigue diversos objetivos y trata de simplificar y reducir el tiempo de sutura. En efecto, al inmovilizar el extremo del hilo, no existe el peligro de que se salga el hilo al enrollar la cabeza grande alrededor de las pinzas portaagujas y, por otro lado, se puede recuperar la cabeza pequeña de forma sencilla, porque se encuentra inmóvil (y no es necesario buscarla en la mucosa lingual o vestibular del paciente). Se para el hilo dos veces alrededor de las pinzas portaagujas y luego se recupera la pequeña cabeza mantenida por el ayudante para realizar el primer nudo. El ayudante recupera la pequeña cabeza del hilo y el cirujano procede a dar una sola vuelta en un sentido opuesto al primer giro de las pinzas portaagujas; luego, se recupera la pequeña cabeza, sujetada por el ayudante, para practicar el segundo nudo. Si el hilo es de seda, se corta en ese momento. Sin embargo, si es un hilo sintético, se puede realizar un tercer bucle en el mismo sentido que el primero, con una sola vuelta.

  • Punto simple o en 0: Es una sutura muy utilizada en cirugía oral y en implantología, sobre todo a nivel de las crestas desdentadas. La aguja penetra en el labio vestibular de la herida y luego en el palatino o lingual, teniendo la precaución de proteger la lengua, y se realiza el nudo siguiendo al técnica descrita con anterioridad. Esta sutura requiere cierta minuciosidad para evitar que se deshaga el nudo o se corten los puntos durante el paso de la aguja por la cara interna del colgajo lingual; existe, por otra parte, el riesgo de que se superpongan los labios de la herida al cerrar el nudo.
  • Punto en 8: Este punto es muy utilizado en las zonas no desdentadas, porque permite suturar la papila en su posición inicial, lo que ocurre con frecuencia cuando no se asocia la cirugía periodontal a la del implante. La sutura en 8 también se aplica en crestas desdentadas, porque es imposible que se superpongan los bordes. La aguja penetra por el labio vestibular de la incisión, atraviesa el espacio interdental, sale por la cara palatina o lingual sin penetrar por la cara interna de la papila, atraviesa después la papila palatina o lingual, regresa por el espacio interdental, sale por la cara vestibular sin penetrar en la cara interna de la papila vestibular y finalmente se procede a practicar el nudo según la técnica descrita.
  • Punto suspendido: Este tipo de sutura no puede aplicarse más que en zonas no desdentadas y porque la base para la sutura es la cara lingual o palatina del diente. Entre sus ventajas se encuentra la posibilidad de reponer el colgajo en su posición inicial y mantenerlo firmemente unido al soporte dental. La aguja penetra en la papila vestibular, atraviesa el espacio interdental, sale por la cara palatina o lingual sin penetrar en la papila, contornea la cara lingual del diente y luego pasa al espacio interdental adyacente, sale por el lado vestibular sin penetrar en la cara interna de la papila, atraviesa la papila vestibular por la cara externa y regresa por el espacio interdental, rodea la cara lingual del diente en sentido inverso, pasa luego al espacio interdental, sale por la cara vestibular sin penetrar en la cara interna de la papila y regresa al punto inicial. El nudo se practica sobre la primera papila, según la técnica descrita anteriormente.
  • Sutura continua: Se trata de una sutura que se aplica de forma general en zonas desdentadas. Esta sutura, aparentemente sencilla, se basa en un nudo de entrada y otro terminal, con lo que se regula la tensión del colgajo. Precisamente, éste es, en nuestra opinión, uno de los grandes inconvenientes de esa sutura, ya que, si uno de los dos nudos cede, toda la sutura queda comprometida. La aguja penetra por el labio vestibular de la incisión y luego por el palatino o lingual del colgajo, procurando no incidir en la lengua; a continuación, se practica el nudo de fijación. Después, haciendo una ligera diagonal, se penetra con la aguja en los bordes del colgajo hasta el otro extremo de la incisión. Existe una variante conocida como sutura continua cerrada, que difiere en que le hilo pasa bajo el bucle después de atravesar en diagonal el borde opuesto.

Como se puede ver, existe una gran variedad de materiales y técnicas de sutura. El dentista encargado de la cirugía dispone de un amplio abanico de opciones y debe elegir la solución más eficaz e idónea en función de la intervención quirúrgica. No hay que olvidar, por ultimo, que, tanto en la cirugía oral como en la periodontal, la sutura representa una etapa fundamental de la intervención y, en consecuencia, es necesario encontrar la solución más fiable y segura para el enfermo.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "SUTURAS"

    Deja tu comentario