CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Técnica de recubrimiento radicular

Técnica de recubrimiento radicular

Publicado por Dr. Dario Vieira el 7 noviembre 2014 en Odontologia

La literatura científica internacional ha documentado definitivamente que las recesiones gingivales pueden ser tratadas con éxito mediante numerosas técnicas quirúrgicas, siempre y cuando existan las condiciones biológicas necesarias para obtener el recubrimiento radicular: la integridad del tejido de soporte periodontal interdental.

Factores que influyen en la selección de la técnica de recubrimiento radicular

La elección de la técnica quirúrgica que se adopte en un caso clínico individual depende de las características anatómicas del lugar a tratar, del objetivo u objetivos (además del recubrimiento radicular) que se pretende lograr con la cirugía, a partir de los datos de la predictibilidad del recubrimiento radicular completa presentes en la literatura internacional y, quizás más importante, de los deseos del paciente.

Condiciones anatómicas locales

Estas incluyen el diente y los tejidos blandos adyacentes. Deberán ser valorados las dimensiones de la exposición radicular (profundidad y sobretodo la extensión de la recesión, medida a nivel de la unión amelo-cementaría), el número de recesiones presentes en los dientes adyacentes y la presencia de pérdida de estructura dentaria radicular o corono radicular (abrasiones y/o caries) asociadas a la exposición radicular.

En relación a los tejidos blandos adyacentes a la recesión es importante analizar:

  • Calidad, espesor, color, sondaje del tejido queratinizado apical y lateral.
  • La dimensión, color y sondaje de las papilas interdentales.
  • La profundidad del vestíbulo, la presencia de frenillo o de inserciones musculares marginales.
    Otros objetivos

La selección de la técnica radicular depende también de los otros objetivos que se quieran lograr, además de cubrir la raíz, tales como por ejemplo: aumentar el grosor de la encía, aumentar la profundidad del vestíbulo, mejorar la cantidad/calidad del tejido queratinizado por razones estéticas.

Para realizar estas técnicas, el periodoncista debe conocer los datos de la literatura para selecciones la técnica quirúrgica más eficaz entre las opciones factibles para ese caso clínico concreto.

La eficacia de una técnica quirúrgica viene determinada por la capacidad de obtener el recubrimiento radicular; esto viene expresado por el porcentaje de recubrimiento radicular (que indica, en términos porcentuales, cuanta exposición radicular presente antes de la cirugía gingival ha sido cubierta con tejidos blandos) y porcentaje de recubrimiento radicular completo (que indica en cuantos de los casos tratados se ha obtenido un recubrimiento completo hasta la unión amelo-cementaría. El paciente quiere que la encía cubra por completo la raíz expuesta.

Los datos de la literatura muestran que la técnica más predecible en términos de recubrimiento completo de la raíz es la técnica bilaminaar (es decir, injertos de tejido conectivo cubiertos por colgajos pediculados). Se han reportado excelentes resultados también con el colgajo de reposición coronal, con o sin el uso de matriz mineral del esmalte).

Peticiones del paciente

La selección de la técnica quirúrgica viene condicionada principalmente por los deseos del paciente, sobre todo cuando son referentes a la estética. La principal queja de los pacientes descontentos con su aspecto está en la longitud excesiva del diente, especialmente cuando la recesión hace que uno o más dientes parezcan más largos que los dientes adyacentes.

En otros casos el problema es la diferencia de color entre la corona y la raíz o la presencia de un área en medio del rojo gingival de los dientes adyacentes.

Esto se confirma por el hecho de que los pacientes consideran las recesiones gingivales cuando:

  1. Se aíslan los defectos o hay una notable diferencia de profundidad con áreas adyacentes a la recesión.
  2. Existe la presencia de una escasa cantidad de tejido queratinizado sobre los dientes adyacentes que magnifica el contraste cromático con el rojo de la mucosa alveolar (más vivo respecto al rosa más claro del tejido queratinizado) y el blanco de la exposición radicular. Normalmente las recesiones gingivales no están aisladas, frecuentemente junto a las recesiones gingivales más profundas, se encuentran exposiciones radiculares más pequeñas. Tratar solo las recesiones más profundas no se contempla en la literatura científica internacional, ni probablemente sea aceptable por parte del paciente.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Técnica de recubrimiento radicular"

    Deja tu comentario