CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Técnicas quirúrgicas de acceso

Técnicas quirúrgicas de acceso

Publicado por Dr. Dario Vieira el 27 febrero 2015 en Odontologia

El objetivo de las técnicas quirúrgicas de acceso consiste en conseguir la entrada a la pared dura de la bolsa periodontal (raíz, y en menor medida, hueso alveolar) para que el dentista pueda eliminar la placa y el cálculo, que es el objetivo final, así como el tejido de granulación, reponiendo a continuación el colgajo e su situación prequirúrgica.

Las indicaciones están destinadas a ser utilizadas dentro del tratamiento de cualquier bolsa periodontal, pero especialmente en los siguientes casos:

  • Bolsas periodontales en sectores anteriores
  • Defectos óseos horizontales
  • Donde no se precise cirugía ósea extensa
  • Lesiones de las furcaciones de Clase I/II
  • En cirugía regenerativa

contraindicaciones

Teniendo en cuenta que las técnicas de acceso curan mediante un epitelio de inserción largo, requieren un control extremo sobre la placa las primeras semanas tras el tratamiento quirúrgico, y probablemente cicatricen mejor en ausencia de movilidad dentaria, pueden no ser procedimientos de elección en el tratamiento de bolsas profundas en dientes multirradiculares, especialmente posteriores, y en presencia de movilidades no controlables.

Técnicas del colgajo de acceso:

Enjuague con colutorio de clorhexidina al 0’12/0’20% durante un minuto.
Anestesia infiltrativa en fondo de vestíbulo y paladar, y en cada una de las papilas.
Incisión intravascular (vestibular/lingual) con hoja #15/12b (ideal en papilas) hasta el aspecto distal del diente afectado en cada extremo. En principio, no se realizan incisiones liberadoras.
Despegar con peristótomo (vestibular/lingual) hasta 2 milímetros apical a la cresta ósea, levantando un colgajo de espesor total.
Eliminar con cureta el tejido de granulación, especialmente por interproximal. Puede ser laborioso a nivel de molares. utilizar la cureta (por ejemplo, Columbia 13-14/4R-4L) como si fuera una azada, arrastrándola por interproximal desde vestibular, en dirección linguae hacia vestibular. El uso de aparatos mecánicos puede facilitar la tarea.
Una vez eliminado el tejido de granulación nos será posible que visualicemos de forma adecuada las superficies radiculares, y hay que proceder a desbridarlas, especialmente con aparatos mecánicos (por ejemplo, Titán) y/o con curtas. Irrigar con frecuencia para mejor visión. Muy importante: Quien ayude debe estar pendiente de las superficies no visibles para quien opere. Con cureta, llevar a cabo alisado suave al finalizar el esbridamiento.

Una vez que las superficies radiculares sean limpiadas, irrigaremos de forma abundante con clorhexidina 0’12/0’20%. Si el espacio interproximal es amplio, frotaremos con una grasa impregnada en clorhexidina. Irrigar a continuación.

No es necesario el desbordamiento de la parte interna del colgajo (es decir, el epitelio enfermo de la bolsa se deja en contacto con la raíz, esta sí, limpia).
Recolocar los colgajos y suturar posteriormente con suturas simples, y por ejemplo, gore-tex 4-0, de manera que el espacio interproximal cierre por primera intención.

Compromir con una gasa impregnada en suero por vestibular y linguae, durante un minuto. El objetivo de esto es evitar la formación de coágulo, que impide una correcta curación de la herida.

Administrar analgésico por vía oral (por ejemplo, dexketoprofeno, ibuprofeno). No serán necesarios los antibióticos ni los antiinflamatorios.
Mantener enjuagues con clorhexidina 0’12-0’20% 1 minuto durante 12 horas, 5 semanas.
Cepillar zona intervenida con un cepillo de cirugía durante 12h a partir de las 48h.
Retirar puntos a los 7 días.
Copa de goma con pasta de profilaxis en la zona de intervención de forma semanal durante 5 semanas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Técnicas quirúrgicas de acceso"

Deja tu comentario