CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tipos de incisión en cirugía oral

Tipos de incisión en cirugía oral

Publicado por Dr. Dario Vieira el 17 Marzo 2016 en Odontologia

Se realiza una incisión gingival horizontal (sulcular) con dos incisiones verticales oblicuas. Esta descargas verticales se efectúan a cada lado del campo quirúrgico, por lo menos uno o dos dientes por fuera de la lesión, y siguiendo las normas enunciadas con anterioridad. Estas descargas deben evitar las prominencias óseas como la canina o estructuras anatómicas mucosas como los frenillos labiales. Deben estar orientadas hacia distal para así conseguir una buena irrigación del colgajo y contactar con la encía a nivel de la zona media comprendida entre la papila dentaria y la máxima concavidad de la encía.

Este tipo de incisión que sigue los cuellos dentarios y secciona el ligamento gingivodentario con dos descargas en mesial y distal y realizado en la mucosa vestibular se conoce clásicamente como incisión de Neumann. Conseguiremos de esta forma un colgajo cuadrangular del tamaño que en cada caso se precise.

Se inicia la incisión seccionando la unión gingivodentaria con el bisturí que sigue un recorrido festoneando los cuellos dentarios. Posteriormente se efectúan las descargas verticales por distal y mesial de la zona que se quiere exponer, formando así un ángulo obtuso respecto a la incisión horizontal.

Se emplea para exponer superficies amplias del hueso maxilar (quistes, tumores óseos), para acceder a dientes incluidos por vestibular, como colgajo de traslación, etc. Puede ser considerada como una incisión derivada de la triangular para los casos en que esta última no permite un campo operatorio adecuado, tal como expone Birn.

Se habla de incisión de Neumann parcial para el tipo de incisión que permite obtener un colgajo triangular, al existir solamente una descarga vestibular. Se indicará en los casos en que el proceso patológico es muy localizado y se precisa por lo tanto una menor exposición ósea:

Ventajas

Otorga un estupendo acceso a todo el campo quirúrgico.
No existe tensión del colgajo.
Es útil si hay que realizar un legrado múltiple o en caso de existir una lesión muy grande.
Dado que las incisiones dejan buenos puntos de referencia, la reposición es fácil.
Facilita la visualización de toda la raíz.
Esta incisión facilita, si son necesarios, la alveoloplastia y el legrado periodontal simultáneo.

Inconvenientes

Podemos disminuir el aporte sanguíneo del colgajo, lo que puede inducir isquemia y necrosis.
Se produce alteración de las inserciones del tejido gingival, lo que puede dar lugar a retracciones de la encía, problema que es importante si se ocasiona alrededor de una corona protésica.
Al existir arrancamiento gingival de las fibras insertadas puede provocarse la formación de hendiduras en los tejidos blandos y de bolsas periodontales. No está recomendado en pacientes con enfermedad periodontal.
La sutura puede ser más dificultosa ya que debe hacerse entre los dientes.
Es difícil mantener una buena higiene oral.

En los colgajos triangular y trapezoidal, la incisión horizontal también puede realizarse por la base de las papilas dentarias. Si la papila es sana, recibe vascularización del hueso subyacente, del ligamento periodontal y de la papila del otro lado, y por tanto no se compromete su vitalidad. En el paciente desdentado o en una zona edéntula, esta incisión debe realizarse a lo largo de la cresta del proceso alveolar.

Incisión en la encía adherida

Se realiza una incisión horizontal a 1 -2 milímetros del borde gingival, con lo que dejaremos un pequeño reborde de encía con las papilas dentarias incluidas. Esta incisión puede ser lineal o seguir las ondulaciones del margen gingival, y se complementa con una o dos descargas verticales, consiguiendo de esta manera un colgajo triangular o trapezoidal. Fue descrito por Vreeland en el año 1982.

Ventajas

La reposición del colgajo no necesita ser tan precisa.
Suelen existir menos problemas de dehisencias y fenestración. Es una buena opción en caso de que los dientes lleven una corona o se encuentren en relación con una prótesis fija. Es fácil mantener una correcta higiene oral.

Inconvenientes

El tejido gingival remanente es fino y es fácil desgarrarlo.
No puede realizarse cuando hay problemas periodontales.
Este tipo de colgajo es de diseño y trato difíciles, por lo que tiene indicaciones muy contadas.

Incisión semilunar modificada

El colgajo semilunar modificado de Luebke-Ochsenbein es un colgajo trapezoidal, en el que una incisión horizontal ondulada o rectilínea en la encía adherida (a 3-5 mm del reborde gingival), es decir, cerca del límite con la mucosa oral, se une a dos incisiones verticales lineales o arciformes.

Ventajas

La incisión y la elevación del colgajo son técnicamente sencillas.
Una vez preparado el colgajo, se consigue un buen acceso a los ápices dentarios.
No altera la encía marginal, de modo que no se lesiona la inserción epitelial. De esta forma, se evitan las posibilidades de recesión gingival, detalle muy importante en pacientes con problemas periodontales o si existen coronas protésicas.
Da buena visibilidad del campo quirúrgico y su accesibilidad es excelente.
Se requiere una fuerza mínima para retraer el colgajo.
La incisión tiene buenos puntos de referencia, lo que es sencillo volver a colocar el colgajo.
Es una incisión muy estética, principalmente en los sectores anteriores, ya que la cicatriz en encía adherida es poco visible.
El paciente puede mantener una correcta higiene oral.

Inconvenientes

Un error al evaluar el tamaño de la lesión patológica puede conducir a que la incisión cruce el defecto óseo.
Los ángulos del colgajo, donde las incisiones verticales se unen con la horizontal, pueden necrosarse o desprenderse.
Las incisiones musculares y los frenillos pueden representar un obstáculo anatómico y obligarán a modificar la incisión horizontal.
Si la incisión se hace demasiado cerca del margen gingival libre, pueden producirse hendiduras u otras alteraciones periodontales.
Al realizar dos incisiones verticales (colgajo trapeziodal) la irrigación del colgajo es siempre menor.
La sutura puede ser complicada, debido a que la aguja ha de pasar desde el colgajo hasta la encía adherida.

El colgajo semilunar modificado está indicado cuando existen problemas periodontales o en pacientes con coronas protésicas en los cuales la retracción gingival podría dejar al descubierto la raíz.

Incisión semilunar

Se realiza una incisión horizontal curvilínea con la separación convexa orientada hacia la zona gingival. Esta incisión a media luna se puede hacer a cualquier nivel de la mucosa bucal, aunque para favorecer el acceso a la lesión, se hace cerca de la zona operatoria, por lo menos en el diente adyacente al diente a tratar.

La incisión semilunar, en ojal o de Partsch, tiene la forma que su nombre indica, es decir, de semiluna de mayor o menor radio según las necesidades de la patología a tratar. En el maxilar superior, la concavidad de la semiluna se orienta hacia arriba y en la mandíbula, esta concavidad mirará hacia abajo.

Este tipo de incisión se realiza en la mucosa libre vestibular, tanto del maxilar superior como de la mandíbula, y raramente en la fibromucosa palatina.

Se debe realizar un corte limpio, único y firme con la mucosa en tensión y con la profundidad adecuada al tipo de colgajo que quiera obtenerse. Si deseamos un colgajo de grosor completo, deberemos llegar hasta el periostio, es decir, cortando en profundidad sobre el hueso maxilar subyacente. Este tipo de incisión nos da un área oval como campo quirúrgico para nuestras manipulaciones.

La incisión semilunar se indica fundamentalmente en la cirugía periapical, para la extracción de restos radiculares profundos y en la exéresis de quistes o de otros tipos de lesiones localizadas en la zona del fondo del vestíbulo bucal.

El colgajo no debe tener ángulos agudos, ya que tienden a esfacelarse por mala circulación y esto ocasiona fibrosis cicatricial excesiva. Siempre realizaremos curvas suaves en el diseño de este tipo de colgajos.

Los bordes redondeados de esta incisión facilitan tanto la reposición como la sutura del colgajo, aunque distintos autores proponen modificaciones de su diseño.

La incisión elíptica o en huso se emplea para la exérsis de tejidos blandos. Son dos incisiones curvilíneas o en semiluna que se unen en ángulos agudos.

Ventajas

  • La incisión y la elevación del colgajo resultan simples.
  • Esta técnica reduce al máximo el área a anestesiar.
  • No se altera la encía marginal ni la inserción epitelial.
  • Una vez levantado el colgao, tenemos acceso directo a la zona patológica.
  • El paciente puede mantener una buena higiene oral.

Inconvenientes

  • La poca extensión de este colgajo proporciona una visibilidad y un acceso reducidos, lo que implica una mayor dificultad en las maniobras quirúrgicas.
  • Un error en la evaluación del tamaño de la lesión puede hacer que la incisión cruce el defecto óseo.
  • Dado que la incisión está en la mucosa bucal o alveolar libre, la hemorragia es mayor.
  • Las inserciones musculares y los frenillos constituyen obstáculos anatómicos que obligan a modificar el diseño.
  • Al no existir puntos de referencia para recolocar el colgajo, cuando éste se sutura puede quedar a tensión en un lado y formar bolsas en el otro.
  • Como la incisión y la línea de sutura afectan la mucosa alveolar libre, que se desplaza con los movimientos normales del labio, no es extraño que se produzcan alteraciones en la cicatrización.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Tipos de incisión en cirugía oral"

    Deja tu comentario