CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Todo aquello que debes saber sobre el esmalte dental

Todo aquello que debes saber sobre el esmalte dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 6 mayo 2014 en Odontologia

Para empezar, debemos decir que el esmalte dental es la substancia más dura del cuerpo humano. Es increíble que el cuerpo humano pueda fabricar una substancia que es prácticamente inorgánico: el esmalte está compuesto en un 96% de minerales (principalmente cristales de fosfato de calcio), con un 4% de agua y material orgánico.

El esmalte dental se forma antes que el diente erupcione en la boca y se crea para cubrir toda la superficie del diente. Se trata de un mineral translúcido de color mayoritariamente blanco que en su estado completo no tiene suministro de sangre o nervios, con lo que es casi imposible que se repare o se regenere por sí solo.
El esmalte es la primera línea de defensa de los dientes. Protege la dentina del interior de las piezas dentales, el cemento y la pulpa dental –los otros tres tejidos que forman el diente- de los factores ambientales, la comida y las bacterias.

¿Qué provoca la erosión del esmalte?

El hecho que el esmalte este compuesto en gran parte por minerales provoca que sea una substancia muy dura pero también muy frágil y propensa a la desmineralización (pérdida de estructura). Hay varios factores que pueden contribuir a la pérdida de esmalte:

  • Comer muchos azúcares/ácidos: Un exceso de consumo de comidas con mucho azúcar o debidas ácidas o azucaradas, puede contribuir a la erosión del esmalte, especialmente cuando estos alimentos se mantienen en los dientes durante largos períodos de tiempo.
  • Xerostomía: También conocida como el síndrome de boca seca producido por la reducción de la producción de saliva. Y es que nuestra saliva neutraliza el ácido presente en nuestra boca y limpia las bacterias, por lo que cuando falta saliva esta capacidad se deteriora y el esmalte sufre.
  • Algunos medicamentos: Algunos medicamentos pueden aumentar el nivel de ácido cuando entran en contacto con los dientes, contribuyendo a su desmineralización. Del mismo modo, también son causantes de la xerostomía, con un resultado similar.
  • Enfermedades: La bulimia, el alcoholismo y cualquier enfermedad que provoque vómitos frecuentes puede aumentar la acidez de la boca y facilitar la desmineralización del esmalte.
  • Factores ambientales: Hasta ahora hemos visto solo factores que hacen aumentar la acidez de la boca afectando al esmalte, pero hay otros factores que afectan a la fragilidad del esmalte mediante la abrasión, el desgate o la rotura. Así pues, cepillarse demasiado fuerte, rechinar los dientes o morder objetos duros, también puede causar daño en el recubrimiento de los dientes.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Sensibilidad: Tus dientes pueden volverse un poco más sensibles o incluso extremar su sensibilidad a medida que el esmalte se va dañando y se expone la estructura dental. La hipersensibilidad puede producirse con el calor, el frío o los dulces y lo normal es que vaya incrementando a medida que avanza la erosión.
  • Cambio de color: Como que el esmalte es translúcido, a medida que se va erosionando y su capa se hace más fina, los dientes se ven cada vez más amarillentos, ya que se entrevé el color de la dentina, que es la capa interior del diente.
  • Grietas y astillas: Los factores ambientales que hemos descrito más arriba, pueden provocar daños físicos importantes al esmalte, llegando a fracturar las superficies con las que masticamos.

¿Cómo puedo proteger mis dientes?

Tal y como hemos dicho antes, al no estar formado por células vivas, el esmalte no puede regenerarse cuando es erosionado. A pesar de esto el cuerpo tiene un proceso natural de remineralización a través de la difusión de calcio y fosfato dentro del diente para reforzar las estructuras cristalinas existentes para detener el desgaste del esmalte. La erosión y la caries se dará cuando este proceso se ve superado por cualquier de los factores que hemos comentado anteriormente, pero hay maneras de ayudar a proteger los dientes:

  • Dieta: Por una serie de razones, incluyendo la protección del esmalte, es mejor evitar comidas y bebidas altas en azúcar o muy ácidas. Cuando las consumes, debes evitar que estén mucho rato entre tus dientes. Enjuagarte loa boca con agua a posteriori te ayudará en este aspecto.
  • Cuidado dental diario: Más importante que visitar al dentista regularmente es aplicar una correcta higiene dental día a día. Utilizar pasta con flúor protegerá tus dientes, pero debes evitar cepillarte demasiado fuerte ya que podrías causar abrasión en el esmalte.
  • Tratar condiciones médicas: Tratar cualquier enfermedad comentada anteriormente de forma precoz te ayudará a mantener el esmalte sano.
  • Evitar el bruxismo: Si rechinar los dientes tu esmalte dental puede verse afectado. Hablando con nuestros profesionales podrás poner remedio al problema y dejar de comprometer tu esmalte dental.
  • Seguir las visitas periódicas: En Propdental podemos ayudarte. Nuestros dentistas pueden observar los síntomas de la erosión dental y darte los mejores consejos de tratamiento y prevención.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Todo aquello que debes saber sobre el esmalte dental"

    Deja tu comentario