CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Todo sobre la sensibilidad dental

Todo sobre la sensibilidad dental

Publicado por Dr. Dario Vieira el 6 junio 2014 en Odontologia

Si estás experimentando sensibilidad en tus dientes o la has experimentado en el pasado, debes saber que no estás solo. Se calcula que una de cada tres personas sufre dicha hipersensibilidad ante una variedad de estímulos que incluyen las bebidas frías, las sopas calientes, las comidas dulces o ácidas e incluso el cepillado dental. Una incomodidad o dolor que puede ser transitoria o persistente, dependiendo del caso.


Causas de la sensibilidad dental

Los dientes sanos tienen una capa exterior de esmalte dental que protege la dentina, una capa sensible que se encuentra en el interior del diente. Las raíces de los dientes sanos también están cubiertas por hueso y encías. Si un diente tiene el esmalte dental adecuado y las encías funcionan correctamente, no se produce ningún tipo de sensibilidad dental, algo que puede verse comprometido por varios motivos. Estas son las causas de la sensibilidad dental:

  • Enfermedad periodontal: como los dientes de las personas duran cada vez más gracias a la reducción de la caries dental, las piezas dentales están expuestas durante más tiempo a la enfermedad periodontal. La periodontitis es una enfermedad silenciosa, lenta y progresiva que ataca los tejidos circundantes del diente como las encías y el hueso. Cuando esto se produce, las raíces de los dientes quedan expuestas, provocando un aumento de sensibilidad.
  • El desgaste de los dientes: debido a la funcionalidad o al excesivo rechinamiento de los dientes (bruxismo), el esmalte de la superficie masticatoria de los dientes se desgasta con el tiempo y deja expuesta la dentina que hay en su interior. Lo mismo puede suceder con los empastes dentales.
  • Cepillado agresivo o mala elección en el cepillo: cuando las personas se cepillan los dientes demasiado a menudo, de una manera muy agresiva o con un cepillo de cerdas duras, terminan por atacar el esmalte dental y la fina capa de encía que recubre las raíces. Lo que provoca sensibilidad.
  • La caries dental: a medida que la caries dental avanza, la sensibilidad aumenta. Como más tiempo se deje el diente sin tratar, más severo será el daño que la infección realizará en el diente.
  • Consumo de bebidas carbonatadas, azucaradas o ácidas: el incremento en el consumo de bebidas carbonatadas o energéticas entre los jóvenes ha provocado un aumento de sensibilidad dental entre los adolescentes. Los altos niveles de ácido de estos líquidos son los que erosionan el esmalte con el paso del tiempo.
  • Cambios hormonales: las mujeres que están embarazadas corren más riesgo de padecer enfermedad periodontal debido a los cambios hormonales, esto hace que también sean más propensas a sufrir sensibilidad dental.
  • Blanqueamiento dental: en algunos casos, los procedimientos de blanqueamiento dental pueden conllevar un aumento de sensibilidad. Por eso es importante realizar este tipo de tratamiento en la clínica dental y siguiendo el consejo de un especialista que pueda conseguir una sonrisa más blanca sin dañar los dientes.

Opciones de tratamiento
El tratamiento de la sensibilidad dental depende del factor que ha provocado la hipersensibilidad. Así, hay un rango muy variado de procedimientos que va desde el uso de pasta desensibilizadora, pasando por la aplicación profesional de ciertos geles y hasta los empastes o todo tipo de recubrimientos que protejan la zona sobreexpuesta.

Muchas marcas de dentífrico han sacado al mercado pastas específicamente dirigidas a personas que sufren sensibilidad dental, con lo que no es difícil conseguirla.

Por otro lado, hay un tratamiento poco conocido que consiste en el uso de injertos de encía que cubren las raíces expuestas para devolver la línea de la encía a su nivel original. Se trata de un proceso quirúrgico especializado del que se pueden beneficiar aquellos que sufren recesión gingival severa.

Consejos prácticos
Hay algunos consejos prácticos de prevención de la sensibilidad dental:

  • Cepíllate los dientes con un cepillo de cerdas suaves, sin apretar demasiado y haciendo círculos.
  • Utiliza el hilo dental al menos una vez al día.
  • No utilices el palillo de dientes.
  • Visita tu dentista cada 6 meses para que pueda realizarte un chequeo y una limpieza profesional.
  • Enjuágate la boca después del consumo de bebidas carbonatadas o de comer comida ácida.

La clave para tratar la sensibilidad dental es determinar cuál es la fuente del problema, por eso nuestros dentistas basan el tratamiento en un exhaustivo diagnóstico que les da la clave para recuperar la funcionalidad normal de la dentadura y acabar con las molestias o el dolor que ocasiona la sensibilidad.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Todo sobre la sensibilidad dental"

    Deja tu comentario