CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El tratamiento implantológico paso a paso

El tratamiento implantológico paso a paso

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 Febrero 2014 en Odontologia

El tratamiento implantológico consta de tres fases principales: la fase pre quirúrgica, la fase quirúrgica y la fase postquirúrgica.

Fases del tratamiento implantológico en Propdental

Los tratamientos de implantes dentales pueden proporcionar una rehabilitación oral en un solo día (implantes dentales de carga inmediata) o necesitar varios meses para devolverle al paciente el diente definitivo. Dependiendo del caso particular y de las características del paciente en cuestión se aplicará un tratamiento u otro. Hoy queremos explicar los pasos básicos que suele seguir cualquier tratamiento impantológico. En esta ocasión explicamos la fase quirúrgica que se realiza en dos fases a pesar que, como hemos dicho, en algunas ocasiones se puede realizar con una sola intervención.

Todo tratamiento de implantes dentales empieza siempre con una fase previa a la cirugía, la fase pre quirúrgica. El primer paso a realizar antes de la cirugía es estudiar la situación. Se trata de explorar la boca, realizar radiografías del cráneo, de la mandíbula y de los dientes. Esta recolecta de información se realiza actualmente mediante vistas tridimensionales obtenidas con las tomografías computarizadas del emplazamiento en el que se van a colocar los implantes. Esta tomografía sirve para que el dentista de Propdental planifique la colocación del implante en el hueso de manera muy precisa, lo que se conoce como la cirugía guiada por ordenador.

En algunas ocasiones se pueden requerir análisis sanguíneos y médicos previos a la colocación de los implantes para conocer la situación de la salud general del paciente y preceder el éxito que va a tener la rehabilitación con implantes.

A continuación se procede a la fase quirúrgica que como hemos dicho anteriormente puede seguir distintas técnicas, pero en este artículo nos centramos en la de dos fases.

El primer paso de la cirugía es realizar una incisión en la encía para posteriormente colocar el implante de titanio y volver a suturar la encía en la posición original. Esta intervención puede llevarse a cabo con distintos tipos de sedación: local, con sedación y con anestesia general. Las nuevas técnicas permiten que en algunas situaciones el implante se pueda colocar directamente en el hueso sin necesidad de realizar ninguna incisión, por lo que la intervención se vuelve menos invasiva y de más rápida curación.

Después de la cirugía, la zona se suele inflamar y la encía se puede colorear, consecuencias incómodas que se controlan sin problemas mediante medicación que le recetará el dentista de Propdental. Los síntomas desaparecerán al cabo de unos días y la encía recuperará su estado natural. Nuestro especialista le recomendará seguir una diete blanda durante unas 4 o 6 semanas para que el implante puede cicatrizar correctamente o, en caso que la rehabilitación solo afecte a uno de los dos lados podrás ir introduciendo alimentos más duros a tu dieta, masticándolos por el otro lado.

La segunda fase de la cirugía (en procedimientos de osteointegración tradicional) se realiza al cabo de entre 2 y 6 meses. En la segunda intervención el dentista aplica anestesia local para posteriormente realizar una incisión en la zona del implante, exponerlo y conectarlo con el pilar que servirá para aguantar la prótesis.

A continuación, la encía se sutura y se procede a la colocación de una corona provisional en el pilar que servirá para aplicar la primera carga al implante dental. En algunas situaciones puede requerirse una especial atención a la encía para conseguir que tenga una estética perfecta. En caso que le falten todas las piezas dentales, se coloca un revestimiento suave o incluso se utiliza la prótesis antigua para contribuir a la cicatrización de los implantes y reducir la incomodidad que puede suponer esta fase.

Tras esta segunda intervención, el dentista observará la situación del implante para saber la posición exacta que deberán tener los dientes, algo que puede en la actualidad puede predecirse con anterioridad gracias al procedimiento de cirugía guiada. En este momento, el implantólogo también le enseña al paciente la forma de aplicar una higiene correcta en los pilares dentales.

Por último, se afronta la fase post quirúrgica. Aproximadamente un mes después de la segunda intervención, se colocarán los dientes definitivos. Algunas situaciones pueden requerir que se incorporen a una estructura metálica, mientras que en otros los dientes artificiales se adaptan a los dientes naturales o individualmente.

Durante el primer año de vida del implante, nuestra clínica dental le preparará los controles correspondientes para comprobar que el implante tiene una funcionalidad correcta. A partir de allí, solo será necesario seguir citas de mantenimiento que no son más regulares que las visitas que los dentistas recomiendan a cualquier persona (cada 6 o 12 meses). En ellas también se llevarán a cabo radiografías de control para comprobar la situación del hueso y asegurarse que todo funciona correctamente.

De este modo, los implantes dentales lograrán ser una rehabilitación de éxito en todos los sentidos que, además, durarán muchos años, incluso el resto de la vida.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El tratamiento implantológico paso a paso"

    Deja tu comentario