CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tratamientos en pacientes tomando anticoagulantes

Tratamientos en pacientes tomando anticoagulantes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 Noviembre 2015 en Odontologia

Hay diferentes opiniones acerca de la necesidad de suspensión del tratamiento anticoagulante en aquellos pacientes que toman anticoagulantes en el momento en el que se trata de procedimientos odontológicos que también podrían llevar hemorragia. El control de la anticoagulación es realizado mediante la medición de la actividad o el tiempo de protombina.

Anticoagulantes: Advertencias y recomendaciones

Usualmente la coagulación se puede conseguir de dos formas diferentes: Mediante el empleo de heparina subcutánea (de acción rápida y con un antagonista que es el sulfato de protarina) y mediante dicumarínicos. Tenemos que tener muy en cuenta el hecho de que teniendo la anticoagulación permanente es realizada usualmente con ducumaníricos y que la medicación tiene que llevarse a cabo vía oral, ajustando la dosis según las necesidades particulares de cada paciente, y con un retardo de acción aproximado de unas 48 horas. Resulta muy recomendable para el dentista que se tenga en cuenta este detalle para planificar cualquier tratamiento dental que pueda implicar la posibilidad de hemorragia.

En el caso de que el paciente esté medicado con anticoagulantes, por ejemplo en el caso del Sintrom, antes de realizar cualquier tratamiento dental será imprescindible tener los resultados del Sintrom de ese día, que deberán estar entre 2 y 3. En las Clínicas de Propdental consultamos con su especialista por si viera conveniente realizar algún apunte a la hora de la realización de la terapéutica dental que necesite.

Depende de el motivo por el cual el paciente tome anticoagulante, podría ser más recomendable que se cambie por heparina o no suspender la toma del mismo si esto no representa un riesgo de hemorragia. También en este tipo de casos y si hubiera necesidad de cirugía recomendamos realizar presión con una gasa embebida con amchafibrin.

Usualmente existen dos tipos de criterios diferenciados: Disminuir la dosis de Dicumarínico (usualmente Sintrom) sin más, y reducir o suspender la dosis de Sintrom y sustituirlo por Heparina Los que se decantan por este último método usualmente siguen esta pauta: Teniendo en cuenta el período de latencia del Sintrom (aproximadamente unas 48 horas), dos días antes del tratamiento dental citado el paciente tendrá que tomar la mitad de su dosis usual de Sintrom. El día antes del tratamiento tendrá que volver a tomar nuevamente la mitad de la dosis, y se le administrará también una dosis subcutánea de una heparina de bajo peso molecular (Por ejemplo Clexane) y finalmente, el día fijado para el tratamiento, se comenzará nuevamente con la dosis normal de Sintrom y se le administrará una dosis de heparina subcutánea que se verá complementada con colutorios cada 6 horas de un antifibrinolítico tipo ácido épsilonaminocaproico (por ejemplo, Caproamin) empleando como medidas locales el taponamiento intraalveolar con celulosa oxidada (Surgicel) O colágeno (Lyostip, sutura y compresión mediante gasa a apretar con los dientes antagonistas; la necesidad o no de profilaxis antibiótica será en función del proceso patológico previo que tuviese el paciente.

Los partidarios de la simple suspensión del dicumarínico defienden que la actividad de protombina no baje del 40%, lo que se logra a través de una disminución de la dosis del Sintrom desde el día antes del tratamiento, hasta conseguir el día del mismo una actividad protombina como la anteriormente citada, lo que, junto con las medidas locales, asegurará el mantenimiento de un cierto grado de anticoagulación, lo suficiente para prevenir riesgos trombóticos y así evitar la hemorragia postoperatoria. En el momento en el que se considera peligrosa la disminución tan exagerada de la actividad de protombina, la disminución de la dosis de dicumarínicos no conducirá al porcentaje de protombina y se completará con el empleo de Caproamin de la siguiente forma: Antes de la intervención, el paciente procederá a ingerir una ampolla del producto en cuestión para, seguidamente de la intervención se le aplicará un apósito que tendrá que apretar con los dientes antagonistas que estará empapado con Caproamin.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Tratamientos en pacientes tomando anticoagulantes"

    Deja tu comentario