CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tratamientos odontológicos durante el embarazo

Tratamientos odontológicos durante el embarazo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 28 Enero 2015 en Odontologia

Las pacientes embarazadas siempre han de ser tratadas con mucho cuidado independientemente del tipo de tratamiento, dado que casi cualquier tipo de procedimiento puede poner en peligro la salud, tanto de la madre como del bebé. Los tratamientos odontológicos durante el embarazo no son ninguna excepción. En este artículo vamos a conocer todas las peculiaridades de este tipo de tratamientos.

Fármacos e indicaciones para tratamientos odontológicos durante el embarazo

En primer lugar, todo odontólogo debe tener muy presente la idea de que lo mejor para la paciente es esperar a efectuar cualquier tipo de tratamiento odontológico que no sea de urgencia, hasta después del parto.

Es el tiempo que permitirá que el fisiologismo vuelva al estado de preembarazo. Sin embargo, si el procedimiento a realizar es de carácter urgente y no puede ser demorado durante un período de tiempo tan largo, la solución será posponerlo hasta el fin del primer trimestre, después de terminar la organogénesis. También hay procedimientos que tendrán que realizarse en cualquier momento debido a su carácter de emergencia (traumatismo, infecciones, etc.). En este caso el odontólogo tendrá que planear dichos procedimientos con mucho cuidado para minimizar cualquier tipo de riesgo.

Ahora analizaremos con detenimiento los fármacos más comunes y sus posibles efectos durante el embarazo. En primer lugar, están los antibióticos. Los más seguros serían las penicilinas y las cefalosporinas que no se segregan por la leche. La ampicilina, en cambio, puede provocar diarrea y candidiasis en los lactantes. También hay fármacos que deberán evitarse directamente, como la sal de estolato de eritomicina, por ejemplo, dado que ésta está en relación con hepatotoxicidad materna. Sin embargo, no parece haber ningún problema con la espiramicina. Hay que tener siempre mucho cuidado con los quelatos de tetraciclina con ortofosfato cálcico, ya que provocan la coloración amarilla de los dientes así como alteración en la matriz del esmalte con hipoplasia y mayor tendencia a la caries.

En segundo lugar, hablaremos de los analgésicos y antiinflamatorios y los efectos que pueden tener cuando se aplican en el período del embarazo. El paracetamol, por ejemplo, sólo es dañino en dosis muy altas. El uso de la aspirina puede llegar a ser muy controvertido. Los antiinflamatorios no son aconsejables, es mejor no emplearlos durante el embarazo. También tienen que evitarse los narcóticos y los esteroides.

Finalmente, hablaremos sobre los anestésicos y agentes sedativos. Hay que tener mucho cuidado con la lidocaina, dado que si la dosis de este fármaco es demasiado grande, puede provocar hipoxia. La epinefrina en concentraciones usuales, en cambio, no parece tener efectos adversos. Los fármacos que deben evitarse por completo son las benzodiacepinas y los barbitúricos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Tratamientos odontológicos durante el embarazo"

    Deja tu comentario