CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Traumatismos alveolodentarios

Traumatismos alveolodentarios

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 noviembre 2013 en Odontologia

Los traumatismos alveolodentarios son lesiones que afectan a los dientes y al hueso que los sostiene. Su carácter accidental supone la demanda de una actuación rápida que debe ser solventada por parte del profesional pensando no solo en solucionar dicha urgencia, sino también contemplando las posibles consecuencias para el futuro del diente afectado, arcada y aparato estomatognático.

Los traumatismos dentales en niños se presentan en Clínicas Propdental con considerable frecuencia, por lo que los profesionales de la odontología tienen los conocimientos adecuados para tratarlos de forma racional.

Etiología y tipos de traumatismos alveolodentarios

Los traumatismos alveolodentarios están asociados a situaciones de dolor, molestias, hemorragia y alteración funcional repentina que presentan una carga psicológica importante por parte del paciente.

Su etiología reside en caídas repentinas, prácticas de deporte y juegos, accidentes de tráfico, patologías sistémicas con pérdida de conciencia y la destrucción progresiva coronaria debido a la constante rozadura de los piercings linguales.

Además de ello, nuestro dentista en Barcelona advierten de la existencia de 4 situaciones que incrementan el riesgo de traumatismos alveolodentarios:

  1. Una oclusión alterada.
  2. Un labio superior corto.
  3. La incompetencia labial.
  4. Alteraciones en la respiración bucal

La frecuencia de los traumatismos dentales varía con la edad. Son muy poco frecuentes en el primer año de vida excepto si existen malos tratos por parte de padres o educadores. Su máximo pico de prevalencia es entre los 2 y los 5 años y, a partir de los 20, la incidencia desciende. Los dientes más afectados son los que se encuentran en el sector anterior superior con un 95% de los casos afectados.

En Clínicas Propdental diferenciamos entre dos tipos de traumatismos alveolodentarios:

  • Traumatismos directos: la fuerza exterior que actúa directamente sobre el diente afectando los dientes anteriores. Un golpe contra el suelo es un ejemplo de ello.
  • Traumatismos indirectos: se produce cuando la arcada inferior se cierra de forma violenta contra la superior. Favorece la fractura de la corona o de la raíz en los premolares y los molares. Un golpe en el mentón que produzca este cierre brusco es un ejemplo de ello.

Para tratar los traumatismos alveolodentarios nuestros especialistas en odontología consideran esencial hacer un diagnóstico adecuado de cada paciente, recurrir a un tratamiento de dentista predecible y rápido y mantener un seguimiento posterior para valorar la evolución del mismo.

Si estos traumatismos alvelodentarios no son tratados pueden producirse complicaciones óseas, mucosas o dentarias. En cuanto al hueso, pueden aparecer problemas como deformidades, pseudoartrosis, secuestros óseos de los fragmentos, sobreinfección e impotencia funcional. Asimismo, puede producir pérdida dentaria i la consiguiente desaparición del reborde alveolar.

La encía incorrectamente limpia, recolocada y saturada puede sufrir dehiscencias con el consiguiente riesgo para el hueso. Tiene gran importancia el cierre de la encía adherida para evitar retracciones y exposiciones radiculares no deseadas.

Tratamiento de traumatismos alveolodentarios

Los traumatismos alveolodentarios están mayormente asociados con dolor, hemorragia y con una carga psicológica relevante por parte del mismo paciente. Suponen la demanda de una atención odontológica lo más rápida posible, debiendo ser solventada por el dentista pensando en la solución de la propia urgencia y en el futuro del diente afectado. El tratamiento de traumatismos alveolodentarios en Clínicas Propdental sigue unos requisitos básicos para asegurar la actuación del profesional hacia ambas direcciones.

El dentista en Propdental considera esencial mantener como requisitos un diagnóstico adecuado, un tratamiento rápido per a la vez correcto y el seguimiento posterior. En todos los casos es común el tratamiento inmediato en el momento del traumatismo dental, que en ocasiones va a ser el responsable del futuro de la lesión. En Clínicas Propdental promovemos una serie de normas a seguir en el campo de la odontología para tratar traumatismo alveolodentarios:

  • Evaluar si existe algún signo neurológico (cefalea, pérdida de conciencia, vómitos, etc.) y remitir al paciente a un centre de atención general para que la lesión neurológica pueda ser descartada o diagnosticada.
  • Evitar la hemorragia comprimiendo de forma suave la zona con gasas o paños limpios.
  • Si la lesión supone la avulsión de un diente permanente, reimplantar-lo inmediatamente si es posible. Los dientes temporales no se van a reimplantar. No hay que manipular un diente extrabucalmente, ni tampoco el alvéolo. SI el diente está contaminado, se aclara con agua u otro material desinfectante.

Si el diente no puede ser reimplantado, se coloca en el mejor medio de transporte posible. Leche, agua o una solución salina son ejemplo de ello.

El pronóstico de las avulsiones que se realiza en Clínicas Propdental está directamente relacionado con el tiempo que el diente ha estado fuera de la boca. Es muy bueno si es menor de 30 minutos, bueno si son menos de 60 y malo si sobrepasa la hora.

Si dichas normas no son seguidas con minuciosidad (igual que el posterior tratamiento odontológico), se pueden producir complicaciones óseas, mucosas y dentarias.

En cuanto al hueso, pueden aparecer problemas como en cualquier fractura de otra parte del esqueleto: deformidad, pseudoartrosis, secuestros óseos de los fragmentos, que pierdan su aporte nutricio, sobreinfección e impotencia funcional y, finalmente, la pérdida dentaria y la consiguiente desaparición del reborde alveolar. Por ello, es importante el manejo profesional de los tejidos duros y blandos aunque la ausencia de los dientes sea, en ocasiones, inevitable.

En cuanto a la mucosa y la encía, incorrectamente limpias, recolocadas y suturadas pueden sufrir dehiscencias con el consiguiente riesgo para el hueso. Tiene una gran importancia el cierre de la encía adherida para evitar retracciones y exposiciones radiculares no deseadas.

Desde Clínicas Propdental recomendamos a nuestros pacientes con traumatismos alveolodentarios una higiene bucal escrupulosa, tanto en general como en el sector afectado, con un cepillado suave. Además de ello, es importante visitar regularmente su clínica dental en Barcelona para llevar un correcto seguimiento de la lesión y su tratamiento.

Para evitar las posibles complicaciones de los traumatismos alveolodentarios, nuestros dentistas en Barcelona actúan siguiendo dichas normas. Para su máxima seguridad, visite Clínicas Propdental!

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Traumatismos alveolodentarios"

    Deja tu comentario